Con Benedicto XVI ya había niñas vestidas de Rey Mago en la Misa de Año Nuevo

Algunos medios de comunicación han malinterpretado un gesto del Papa en la Misa de Año Nuevo, señalando que habría “copiado” la iniciativa de la alcaldesa de Madrid, pero la costumbre se remonta a Benedicto XVI

(Alfa y Omega/J.A.Méndez) La polémica por la posible presencia de «reinas magas» en algunas Cabalgatas de Reyes organizadas en Madrid ha hecho que algunos medios de comunicación y usuarios de internet hayan malinterpretado un gesto del Papa Francisco en la Misa de Año Nuevo.

Las redes sociales y algunos medios de comunicación españoles señalan que el Papa habría copiado la iniciativa de Manuela Carmena. Sin embargo, olvidan que la tradición de que tres niños disfrazados de reyes magos, entre los que se incluyen cada año una o dos niñas, lleven las ofrendas en la primera misa del año se remonta a Benedicto XVI, y en ningún caso sustituye a los tres Reyes Magos adultos varones que entran a caballo en la plaza de San Pedro cada 6 de enero.

El pasado día 1, dos niños y una niña llevaron las ofrendas de oro, incienso y mirra hasta las manos del Pontífice, disfrazados como Sus Majestades de Oriente. Varios medios de comunicación españoles se sorprendieron por ver a una niña ataviada con corona de rey, y lo relacionaron con la controvertida decisión del Ayuntamiento de Madrid encabezado por Manuela Carmena, que también podría ser secundada por algunas Juntas Municipales.

Eco en las redes, críticas a los católicos y elogios a Carmena

En twitter, facebook y whatsapp, fue inmediato el eco de titulares como «El Papa copia la idea de Carmena»; «El Papa incluye una reina maga en la misa de Año Nuevo», etc. Incluso la popular web meneame.net, dedicada rebotar y dar publicidad a noticias singulares que aparecen por internet, se hizo eco de la noticia. Entre los usuarios de esta web, la mayoría de comentaristas señalaban la presunta hipocresía de quienes se habían indignado por la sugerencia de la alcaldesa de Madrid aduciendo su ruptura con la tradición cristiana; y mezclaban insultos al PP, elogios a Carmena, críticas a la Iglesia y comentarios que planteaban la supuesta ruptura del Pontífice con el resto de obispos, sacerdotes y fieles cristianos.

Polémica absurda: la tradición viene de Benedicto XVI

La polémica, sin embargo, no puede ser más absurda: la inclusión de una niña disfrazada de reina maga para llevar las ofrendas de la Misa de Año Nuevo (oro, incienso y mirra) es una tradición de varios años en el Vaticano, que se remonta al pontificado de Benedicto XVI. El año pasado, sin ir más lejos, fueron dos las niñas que llevaron las ofrendas de oro, incienso y mirra hasta las manos del Santo Padre, como ya había ocurrido en alguna ocasión con el hoy Papa emérito. Dado que la tradición (que parte del texto evangélico de san Lucas pero fue posteriormente desarrollada a partir del siglo IV, y establecida definitivamente por León I) recuerda que los Reyes Magos son tres, la comitiva de niños de la Misa de Año Nuevo varía cada año entre dos niños y una niña, y dos niñas y un niño.

La presencia de estos niños disfrazados en la Eucaristía es simbólica, y en ningún caso no sustituye a los tres Reyes Magos adultos varones que cada 6 de enero acuden a la plaza de San Pedro para celebrar la Epifanía del Señor, normalmente montados a caballo.

Quizás el colmo de lo absurdo es que medios de comunicación e internautas se enzarcen en una discusión bizantina sobre reyes o reinas, pequeños o adultos, pues como sabe cualquier niño del mundo los Reyes Magos de verdad son tres, y se llaman Melchor, Gaspar y Baltasar.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>