Bernat Soria propuesto al Príncipe de Asturias: El juego de las falsas esperanzas

Los premios Príncipe de Asturias podrían quedar desprestigiados si se concede el Premio de Ciencia e Investigación 2005 al científico Bernat Soria, pa…

Los premios Príncipe de Asturias podrían quedar desprestigiados si se concede el Premio de Ciencia e Investigación 2005 al científico Bernat Soria, partidario de la llamada clonación terapéutica, por sus investigaciones en el campo de la diabetes. Varios miembros de los gobiernos central y andaluz han respaldado con su firma este jueves, 24 de febrero, la propuesta de designación que la Asociación de Diabéticos de la Sierra de Cabra (Córdoba) ha realizado para que Soria sea candidato al Premio de Ciencia e Investigación 2005, que otorga la Fundación Príncipe de Asturias. Sin embargo, el investigador andaluz no ha conseguido obtener ni un solo resultado curativo positivo con enfermos diabéticos partiendo de sus investigaciones con embriones. 

A pesar del “NO” de la ONU

A los pocos días de que las Naciones Unidas dieran como respuesta un rotundo “NO” a cualquier tipo de clonación, tanto la reproductiva como la terapéutica, el Ministerio de Sanidad daba este miércoles, 23 de febrero, luz verde a la autorización de funcionamiento de los primeros cuatro proyectos de investigación con células madre embrionarias, entre ellos el que lidera Bernat Soria, que pretende lograr células productoras de insulina a partir de las extraídas a embriones que después son destruidos. Tanto la ministra de Sanidad, Elena Salgado; como la de Cultura, Carmen Calvo; junto con el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves; y la Consejera de Salud de la comunidad andaluza, María Jesús Montero, se han adherido a la petición de la asociación de diabéticos.

El científico andaluz se ha mostrado “enormemente agradecido” al conocer la propuesta de la asociación y confía en ser “digno merecedor de este gran galardón”. Sin embargo, lo que Soria no ha dicho es que hasta ahora las células madre embrionarias no han conseguido los objetivos previstos por él en el terreno de la diabetes, a diferencia de las células madre adultas que ya han dado algún resultado terapéutico.

Defiende las embrionarias, pero utiliza las adultas

De hecho, el mismo Soria, uno de los máximos defensores de la manipulación de embriones con fines científicos, ha utilizado células madre adultas extraídas de la sangre y el trasplante de islotes pancreáticos en adultos para intentar combatir la diabetes, con resultados más efectivos que los que le aportan sus estudios con embriones. ¿Por qué sigue entonces empecinado en destruir embriones para obtener células madre que no podrán dar resultados, según las previsiones más optimistas, en 10 o 15 años?

El juego de las falsas esperanzas

Bernat Soria, a base de crear falsas esperanzas entre el colectivo de afectados por enfermedades degenerativas y sus familias, sobre todo en el caso de los diabéticos, ha conseguido sus apoyos y también los institucionales para seguir adelante con sus investigaciones. Sin embargo, es deplorable que los médicos impliquen a los enfermos cuando, como en este caso, hasta ahora no se ha obtenido ni un sólo resultado terapéutico que avale su optimismo. 

Ayudando a producir insulina

Por el contrario, tal como indicábamos en un anterior artículo publicado el pasado 17 de enero, las células estaminales adultas, sobre todo si son extraídas del propio paciente, ya han resultado efectivas al menos en el caso de los científicos argentinos que han conseguido que el páncreas de un paciente diabético produjera insulina al implantarle en los vasos sanguíneos células extraídas de su propia médula ósea, según información publicada por la BBC.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>