Bocelli en la “Catedral de Europa”: “debemos divulgar el mensaje cristiano mediante el ejemplo tanto como sea posible”

Andrea Bocelli ofreció ayer un concierto en la Sagrada Família de Barcelona con motivo de una celebración organizada por el Conse…

Andrea Bocelli ofreció ayer un concierto en la Sagrada Família de Barcelona con motivo de una celebración organizada por el Consejo Pontificio de la Familia que presidió el Cardenal Arzobispo de la ciudad Lluís Marínez Sistach. En ella el tenor defendió el valor del mensaje cristiano y la importancia de “divulgarlo mediante el ejemplo”. El artista aseguró también que considera “un gran privilegio, y también un deber preciso para cada uno de nosotros, ser testigos, activos y alegres”, de esta “buena noticia”.

Bocelli afirmó además que la buena música “lleva consigo un fuerte mensaje de paz y de hermandad” que en el caso de interpretarse o escucharse en estilo y con repertorio sacro, “puede ser una forma intensa de oración”.

El tenor también consideró que la familia es “el principal pilar de la sociedad, la insustituible palestra de los afectos, la institución crucial para la expresión y la transmisión de los valores cristianos”. El cantante italiano recordó además que en “el seno de la Iglesia, y mediante las enseñanzas de Aquel que la ha inspirado,es donde podemos profundizar juntos, y comprender mejor, la fuerza extraordinaria del amor entre el hombre y la mujer”, y, consecuentemente, “de la familia”.
El cardenal Sistach, por su parte, calificó la Sagrada Familia como “La catedral de Europa” -término ya acuñado por el presidente de la asociación pro-beatificación de Gaudí José Manuel Almuzara- y describió el lugar como un sitio donde contemplar y recrearnos con la “belleza de la familia creada por Dios”.
El Sistach destacó también que “el matrimonio es una íntima comunidad de vida y amor entre los esposos” de la que el Señor se vale para “salir al encuentro de los esposos”. Con un sacramento que hace presente que “vive con ellos, formando una Iglesia doméstica”. “Los esposos, al quererse, crean más allá de ellos mismos una nueva vida, el hijo que es el reflejo viviente de su amor conyugal”, aseguró.
Sistach recodó que “la Iglesia debe proponer a los jóvenes y adolescentes la belleza y la fecundidad del matrimonio cristiano”. Y es que “el amor en la pareja no se agota”, hace capaces a los esposos “de la máxima donación posible” por la cual devienen “cooperadores de Dios para dar vida a otra persona humana”.
La belleza de la familia mediante la música
La celebración forma parte de una novedosa iniciativa para mostrar “la belleza de la familia” a través de la música y tiene como principal protagonista al popular tenor italiano Andrea Bocelli. Titulada “El gran misterio. El Evangelio de la familia, escuela de humanidad para nuestros tiempos”, se trata de una gira musical del artista por todo el mundo con eventos en distintas ciudades. Todo con el objetivo de “poner en el centro de atención de la comunidad civil y eclesial la fascinación y la belleza del amor entre un hombre y una mujer, de la familia y de los múltiples valores que esta realidad evoca”.
Hazte socio

También te puede gustar