Bodas gays, números y divorcios de crónica rosa – negra

El pasado 28 de junio, el lobby gay español hizo circular en rueda de prensa sus cifras de "matrimonios homosexuales". La prensa repitió est…

El pasado 28 de junio, el lobby gay español hizo circular en rueda de prensa sus cifras de "matrimonios homosexuales". La prensa repitió estas cifras sin la más mínima prudencia y las elevó a portada.

La presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (FELGT), Beatriz Gimeno, afirmó que desde que el pasado 3 de julio de 2005 entró en vigor la ley de matrimonios del mismo sexo, más de 4.500 parejas gays se han casado en España.

 
Cualquiera puede buscar las palabras "4.500 matrimonios homosexuales" en Google y comprobar cuánto se ha repetido este número en los medios.

Pero ¿de dónde sacan estas cifras? Simplemente, las inventan.

 Extrañas formas de contar extrañas parejas
 
Según el Ministerio de Justicia, son 1.400 las parejas del mismo sexo que se han registrado como matrimonio. También según el ministerio de justicia, 50 parejas han solicitado adoptar un niño.  Según el Instituto Nacional de Estadística son menos: 1.275 bodas de ese tipo, un 0,6 por ciento del total de 209.125 enlaces celebrados en el 2005. De ellas, 923 fueron uniones entre hombres, y  352 entre mujeres. Para el Ministerio ha habido 416 bodas gays en Madrid, 250 en Barcelona, 135 en Valencia, 64 en Sevilla…
 
Según el lobby gay, las 3.100 bodas gays que el Ministerio de Justicia no conoce se han producido en juzgados sin registros informatizados, cuyas cifras aún tardarán en llegar al Ministerio.

Pero estos juzgados están en ciudades pequeñas de la España rural… ¿Hemos de creer que las pequeñas ciudades de Castilla o Extremadura hierven de bodas gays? En Lérida, de 1.907 bodas del 2005, 9 eran entre hombres y 2 entre mujeres. Es decir, el 0,6 %, igual que la media nacional según el INE.

 
Más aún, consta que en Burgos, Lugo, Asturias, Soria y Melilla no se registró ninguna. ¿De dónde sacarán las 3.100 bodas que faltan para la famosa cifra de las 4.500? No de la España rural de "archivos sin informatizar".

La cifra de 4.500 bodas gays en las portadas de los diarios es por lo tanto inventada, sin constatación oficial, inverosímil y un ejemplo de irresponsabilidad de los medios.

Como irresponsable es también que El País dedique 2 páginas (la 49 y 50, del 26/06/06) con el título "Miles de menores viven en hogares con padres y madres homosexuales". Su interlocutor, la asociación Galehi de familias gays-lesbianas, tiene ¡¡¡"35 socios que corresponden a 25 familias"!!! La misma FELGT habla de 50 peticiones de adopción de parejas del mismo sexo: queda por ver cuántas se conceden, y cuántas corresponden, en realidad, a padres biológicos.  

Cien mil bodas gays en tres años, nos prometieron

Incluso si jugásemos a creernos las cifras del lobby gay, como hace la prensa y si se mantuviese ese (ficticio) ritmo, en tres años tendríamos 13.500 matrimonios del mismo sexo, muy lejos del enorme titular de portada de El Periódico de Catalunya de septiembre de 2004: "100.000 parejas gays se casarán con la nueva ley en los próximos 3 años".

Pero además sabemos que las bodas gays, al contrario que el aborto o el divorcio, tienden a ir a menos. Las primeras bodas son "muchas", ya sea porque se casan parejas que sinceramente lo deseaban desde hace años o por militancia. Pero en poquísimos años vemos que los emparejamientos gays no optan apenas por el matrimonio gay por el que tanto han combatido.

Así lo vemos en el caso cercano de Holanda:

Año 2001: 2.400 "matrimonios" del mismo sexo
Año 2002: 1.800 "matrimonios" del mismo sexo
Año 2003: 1.400 "matrimonios" del mismo sexo
Año 2004: 1.210 "matrimonios" del mismo sexo
Año 2005: 1.166 "matrimonios" del mismo sexo

Es decir, en 5 años, la mitad. Usando las cifras oficiales españolas (no las del lobby gay) quiere decir que si en 2010 aún es vigente la ley de matrimonios del mismo sexo, la usarán sólo unas 700 parejas.

Fijación de los manifestantes del orgullo gay con los curas

¿En qué quedan aquellas cifras de la agencia EFE de septiembre de 2004, hace menos de 20 meses, cuando los medios de comunicación, incluso el diario ABC, decían que “serán beneficiados directos de la medida unos 4 millones de ciudadanos españoles, que son, según los estudios disponibles que maneja el Gobierno, gays o lesbianas”? Los cuatro millones se quedan en 700 parejas…

Exhibicionismo y visibilidad.

Durante un año nos hemos hartado de ver bodas gays, que han ocupado muchas más portadas de las bodas de la jet-set de toda la vida. La crónica rosa ha sido más rosa que nunca, con las ceremonias del dirigente socialista Pedro Zerolo, el presentador de televisión Jesús Vázquez, el también presentador Boris Izaguirre, y la dirigentes del colectivo homosexual Beatriz Gimeno y Boti Rodrigo.

.

El País (jueves 29/06/06) contaba que dos soldados de la base aérea de Morón se casarán vestidos de uniforme militar en Sevilla. Un uniforme poco lustroso, porque son soldados rasos, que trabajan de administrativos en la base, llevando temas de sanidad y vestuario. Y además abrirán una tienda de ropa en Sevilla en septiembre.
 
Es decir, son soldados lo justo, lo justo para hacerse la foto vestidos de soldados y para salir en El País.
.
.
Historia de tres divorcios gays 
 
Ya circulan las noticias de los tres primeros divorcios gays. No han durado ni un año.

El caso de Madrid ha circulado por toda Europa porque se pelean ¡por la custodia de los perros! También por una pensión y por el domicilio.

Son dos señores que se "casaron" en octubre de 2005 en Rivas-Vaciamadrid, pero convivían desde 1993 (13 años). La demanda de separación, del 22 de junio, significa que ni 9 meses ha durado el "matrimonio". El demandante dice que dejó de trabajar de modelo para dedicarse a atender el hogar “como si de una ama da casa se tratara”, incluido el cuidado de los perros.

El demandado (FCMDC) era el encargado de trabajar y proporcionar los medios de vida necesarios. ¡Y qué medios! La demanda es clara: cruceros de lujo, dos vehículos, un chalet con 300 metros cuadrados de jardín, ropa de marca, trajes a medida y costosas reformas en el domicilio…

El demandante llegó a montar una peluquería canina en el garaje del domicilio, pero lo dejó para acompañar a su "cónyuge" a Francia por razones laborales. Hubo distanciamiento, el cónyuge se fue a vivir con otro hombre y el demandante pide el uso del hogar conyugal y del ajuar doméstico por un periodo de 15 años, y una pensión de 7.000 euros, puesto que tiene 43 años, ya no puede trabajar de modelo por su edad y además está deprimido.

Este caso, al menos, es privado, y los implicados no difunden su nombre. El de Barcelona, en cambio, es público porque los "casados" eran famosos activistas del lobby gay, en concreto del Casal Lambda Cataluña (uno era el presidente, Josep Anton Rodríguez; el otro el director de la revista, Hipólito Sánchez, "Poli"). La prensa, invitada por ellos, cubrió con muchas fotos su boda el 30 de julio. En las televisiones catalanas salieron reportajes, destacando el amor de Josep Anton por la música, que enseñaba en un instituto.

Era el tercer matrimonio del mismo sexo en Cataluña, y se celebró en Gavà con la consellera de Benestar i Família, Anna Simó, como testigo del enlace. Hace apenas 5 meses, en febrero de 2006, eran el primer "matrimonio homosexual" que hablaba en un acto del Parlamento Europeo, en la asamblea abierta del Intergroup de Estrasburgo. "La visibilidad cotidiana es el gran paso para la consecución de derechos", decía Josep Antón ante delegados polacos y de otros países no-homosexistas.
 
Su relación tenía 8 años. Poli vino de Valencia a Barcelona ya con una grave depresión por problemas de trabajo. Arrastró durante años esta depresión en su vida con Josep Anton, depresión que se volvió crónica y al parecer afectaba su relación. En abril Poli decidió volver a Valencia para reflexionar y posteriormente volvió a Barcelona para anunciar el divorcio, sellado en junio en los juzgados de Gavà de mutuo acuerdo. 
 
Em ambos casos se trata de gente de alto nivel cultural sin problemas económicos, con muchos años de vida en común. Pero no han  podido ni con un año de matrimonio gay.
 
En mayo ya se presentó la primera demanda de divorcio de la provincia de Lérida. Se casaron el 8 de septiembre en el Saló del Retaule de la Paeria de Lérida. Presidía el acto el concejal de Cultura, Xavier Sáez, de ERC. Tenían una relación estable de 14 años, pero su matrimonio duró sólo 9 meses y ahora están de denuncias y pidiendo pensiones compensatorias.
 
El demandante, Joaquín Valdeoliva, ha hablado al diario leridano La Mañana. "Mantuvimos una relación de 14 años y empezamos de cero una empresa que ahora tiene siete sucursales, pisos en propiedad… Yo tengo el 30% de las acciones de dos de las sucursales de la inmobiliaria Maxipiso". Pero su ex-"esposo" ahora le prohibe entrar en las dos sucursales de las que es accionista, “únicamente me ha dado mi parte de beneficios del mes siguiente a nuestra separación”. Desde entonces no va bien de dinero y recurre a sus padres para “poder salir adelante”. "He llevado el tema ante los tribunales después de que mi ex marido se haya ensañado con mi persona de este modo”. Pide una pensión compensatoria, mecanismo que existe en el divorcio para reparar el desequilibrio económico que puede producir la ruptura matrimonial en uno de los cónyuges.
 
Y si se reparten o pagan pensiones por estos "matrimonios rotos", y dentro de un tiempo el Tribunal Constitucional decreta que la ley era inconstitucional… ¿serán declarados nulos estros matrimonios? ¿Qué pasará con las pensiones y repartos?
.

¿Cuántos divorcios gays nos cabe esperar? Según los datos de Suecia, la probabilidad de divorcio en las parejas de gays es un 35% más alta que la de los matrimonios, y en las de lesbianas es el triple. Y estamos hablando de Suecia, donde hay 53 divorcios por cada 100 matrimonios.

 
La mezcla de cohabitación, divorcio-exprés (tendencia a doblar número de rupturas en los próximos 7 años) y de matrimonio gay de alta volatilidad hace que casarse, estar casado, en España, no signifique casi nada. O como se recuerda popularmente: "con el divorcio exprés estoy comprometido 3 meses con mi cónyuge, pero Vodafone me obliga a estar comprometido 6 meses con mi móvil".
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>