Callejones sin salida: Pepe Rubianes más cerca de tener una calle en Barcelona mientras Juan Pablo II sigue en el olvido

Una esquela humorística en los diarios reclama que Rubianes tenga una calle con su nombre en Barcelona. Hace años que E-Cristians solicitó que San Juan Pablo II tuviera una nomenclatura en algún espacio público de la ciudad, pero la petición ha quedado en el olvido

En el séptimo aniversario de la muerte de Pepe Rubianes, el humorista que se autodefinia como un actor galaico-catalán, sus círculos más próximos han vuelto a pedir al Ayuntamiento de Barcelona que le dedique una calle o una plaza. El actor, que tenía un humor irrelevante y polémico (estaba vetado en el Ayuntamiento de Madrid), se le dio mucho bombo tanto en vida como después de muerto, por su transgresión y por ser un showman.

Ya en 2010, tan solo un año después de su muerte, un grupo de vecinos de la Barceloneta (barrio muy vinculado a Rubianes) hizo correr un bulo sobre que el humorista ya tenía una calle con su nombre. No era cierto, pero sí que lo era que el consistorio barcelonés empezó a tramitar los documentos para hacerle el homenaje a Rubianes, ya que en su persona veían una figura “histórica” que “valía la pena” que constara en las guías de la ciudad.

En abril de 2010 algunos vecinos del barrio de la Barceloneta pegaron el nombre de Rubianes sobre la placa de la calle Almirall Cervera. Con esta broma consiguieron engañar varios medios de comunicación, Forum Libertas entre ellos

En abril de 2010 algunos vecinos del barrio de la Barceloneta pegaron el nombre de Rubianes sobre la placa de la calle Almirall Cervera. Con esta broma consiguieron engañar varios medios de comunicación, Forum Libertas entre ellos

Todo esto se contrapone con el caso de otro personaje histórico, como es la de San Juan Pablo II. El año 2007 E-Cristians creó una campaña para que todos los ayuntamientos españoles incorporaran una calle o plaza con el nombre del difunto Papa, pero Barcelona rechazó el ofrecimiento porque la normativa municipal obliga a esperar cinco años después de la muerte de la persona para que se pueda conceder su nombre en un espacio público. Por el contrario, más de 30 ayuntamientos respondieron favorablemente a la llamada de E-Cristians para homenajear a un hombre que tienen méritos de sobras, como Madrid, Zaragoza, Vitoria, Burgos o Las Palmas de Gran Canaria, por ejemplo.

E-Cristians en 2007 y el PP en 2010 intentaron que el Papa Juan Pablo II tuviera una calle con su nombre, sin éxito.

E-Cristians en 2007 y el PP en 2010 intentaron que el Papa Juan Pablo II tuviera una calle con su nombre, sin éxito.

Su lucha por la paz, por la libertad y la igualdad entre todos los pueblos del planeta, su defensa de la vida desde el instante de la concepción hasta el último suspiro, su decisiva contribución a la caída del muro de Berlín y del sistema comunista en Europa, son algunos de los ejemplos que lo califican sobradamente para tener su propio nombre en una plaza en Barcelona. Además de haber sido el Papa con el tercer pontificio más largo de la historia de la Iglesia católica (26 años) y de tener un vínculo histórico con la ciudad, ya que en octubre de 1982 visitó Barcelona, celebrando un acto multitudinario en el Camp Nou y visitando el Monasterio de Montserrat. Y hoy, además, hay el añadido que ahora es Santo, cuando en 2007 no lo era.

Pero la petición para poner un nomenclátor de San Juan Pablo II en Barcelona por parte de E-Cristinas no fue la única. En 2010 el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento consiguió iniciar el procedimiento para dedicar una avenida o plaza en la memoria del pontífice, aunque al final no llegó a formularse.

¡Colau, guapa, enróllate!

Hoy, y con la mirada muy alejada de San Juan Pablo II, se ha reabierto el debate sobre si Rubianes tendría que tener una nomenclatura en una plaza de la ciudad, gracias a una esquela que ha aparecido en varios diarios catalanes, creación de los círculos más próximos al humorista, que reclamaban, con ironía, poner su nombre en una calle: “Mensaje del más allá: ¡Hace siete años que espero la plaza que me prometieron los alcaldes Hereu y Trias y nada de nada! ¡Si lo llego a saber, no me muero! Colau, guapa, ¡Enróllate!”.

La esquela humorística que reclama una calle con el nombre de Rubianes que muchos periódicos han publicado.

La esquela humorística que reclama una calle con el nombre de Rubianes que muchos periódicos han publicado.

Cataluña tiene muchos personajes relevantes, que también son actores y humoristas, pero que en cambio no se les da el mismo bombo que a Rubianes, aunque se lo merezcan tanto o más, y que seguramente nunca se los promocionará para tener una calle en Barcelona. Por ejemplo Joan Pera, el actor de Mataró que actualmente representa “El avaro” de Molière en el teatro Goya de la capital catalana, un humorista más amable y sano que ha hecho mucho para Cataluña, muy querido por su tándem con Paco Morán, pero que sin saber por qué, TV3 rechaza.

El humorista Joan Pera.

El humorista Joan Pera.

Según el mismo Pera en una entrevista en La Contra de La Vanguardia del 25 de febrero, “Me han boicoteado: soy el único actor popular en Catalunya ¡sin contar con el apoyo de TV3!”. ¿Tendrá alguna vez una calle en Barcelona? Seguramente no. Puede que el hecho de ser un católico reconocido y tener seis hijos ya le descarten para un ayuntamiento que rechaza todo aquello que tenga que ver con la tradición cristiana.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>