Cambio de ciclo en España: de la inmigración a la emigración

España ha sido uno de los mayores receptores de inmigración durante años. Ahora, miles de personas deciden cada año irse de España, azotada por la crisis económica

La recesión actual ha sacudido desde 2008 a todas las economías europeas, pero a unas más que otras. Un indicador de este fenómeno se refleja en la emigración que emite un estado. España, que batió récord en 2007 de llegada de inmigrantes, ahora se desangra de población. Por ejemplo, muchos trabajadores altamente cualificados (fenómeno conocido como “fuga de cerebros”) ven como única solución a su situación laboral elegir como destino países con más oportunidades como Alemania o Reino Unido.

Durante los últimos 15 años España ha vivido fuertes cambios demográficos. A medida que la economía iba creciendo, miles de personas decidieron dejar sus hogares para emprender una nueva vida en el Viejo Continente. En el caso español se pasó de recibir 200.000 inmigrantes en el año 2000 a ser, en el año 2007, el segundo mayor receptor de inmigrantes de la Unión Europea. Una vez estallada la crisis económica el flujo inmigratorio cayó en toda Europa, excepto en Alemania. El mercado laboral germánico, que ya era uno de los destinos favoritos para quienes buscaban un mejor sitio para vivir, ha visto crecer el número de inmigrantes incesablemente. Tanto es así que, en términos absolutos, ha crecido exponencialmente llegando a superar a Estados Unidos. No es el caso de países como España, en los que el principal reto demográfico es la emigración.

España: los inmigrantes vuelven a sus países

En este sentido, gran parte del flujo emigratorio está formado por ciudadanos no originarios de España. Paradójicamente, algunos países que habían sido emisores de inmigrantes ahora demandan trabajadores, ya que no están envueltos en una recesión como la española, es el caso de América Latina. A pesar de no ser una decisión fácil cambiar otra vez de país, muchos vuelven con una capacidad adquisitiva superior y una formación académica mayor, esto supone una ventaja respecto a los que permanecieron en sus respectivos lugares de origen.

Inmigación

No obstante, en los últimos tres años el número de imigrantes que regresan a sus hogares se ha detenido. Todo lo contrario ocurre con los emigrantes españoles, que en los últimos años ha ido creciendo en número y parece que la tendencia vaya a continuar. Existe, sin embargo, la posibilidad de que en un futuro, al igual que está ocurriendo actualmente con los emigrantes no originarios de Europa que retornan a sus países, también pueda ocurrir este fenómeno con los españoles que residen en países como Reino Unido o Alemania.

Cabe destacar que la emigración tiene efectos negativos respecto a la economía del país de origen. Esto es porque limita el crecimiento potencial de la economía en cuestión e intensifica los problemas demográficos (envejecimiento de la población). Ambos procesos afectan a España.

Alemania, el destino preferido

Tras el estallido de la crisis económica en 2008 son muchos los países que han visto cesar el gran flujo migratorio de los últimos cinco años anteriores. En términos absolutos, España e Italia son los dos casos más destacables dentro del panorama europeo. Sin embargo, no ha sido así en todos los casos. Francia y Reino Unido, cuyas economías han sido menos perjudicadas por la crisis económica, han tenido un flujo estable durante la recesión. En Estados Unidos, principal receptor a nivel mundial de inmigrantes, tampoco se percibe una gran variación.

Inmigación

Pero es el caso alemán, una auténtica rara avis, el más distinto a todos lo demás. No sólo es el único estado europeo cuyo número de inmigrantes no ha parado de crecer si no que ha llegado a superar a los Estados Unidos en flujo inmigratorio en los últimos cinco años. A este espectacular crecimiento se le añade la llegada de refugiados, cuyo destino favorito ha sido también Alemania.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    Muchas gracias por esta joven, cualificada y atinada visión. Una chica que cantaba muy bien, cuando mi hija primogénita no había inicIado sus estudios superiores de canto, emigró a Alemania para vivir remuneradamente cantando. Mi único hijo varón no ha tenido tiempo para pasar a recoger su título de Licenciado en Derecho por la U.B. Es feliz trabajando con contrato laboral estable en el Reino Unido.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>