Canarias, Baleares, Cataluña y Valencia, las comunidades con mayor incidencia de pobreza en España

No deja de ser un tópico muy extendido que Extremadura es tierra de pobres y, por el contrario, Cataluña lo es de ricos. Sin embargo, la…

No deja de ser un tópico muy extendido que Extremadura es tierra de pobres y, por el contrario, Cataluña lo es de ricos. Sin embargo, la realidad es bien diferente, a tenor de dos estudios que vienen a constatar que, por este orden, Canarias, Baleares, Cataluña y la Comunidad Valenciana Valencia son las comunidades con mayor incidencia de pobreza en España.

A estas, en orden de mayor a menor incidencia de pobreza, le siguen Murcia, Andalucía, Madrid, Navarra, Galicia, Aragón, Castilla y León, Cantabria, Castilla-La Mancha, Asturias, La Rioja, País Vasco y, aunque pueda parecer un sinsentido, la lista concluye con la comunidad con menor porcentaje de incidencia de pobreza: Extremadura, como se puede observar al pie de esta información en los dos mapas que reflejan el resultado de dos estudios elaborados con diferentes metodologías, y que hemos reproducido a partir de una información publicada el pasado sábado, 17 de mayo, por el diario El País.

Uno de los estudios, ‘La pobreza en España y sus comunidades autónomas: 2006-2011‘, ha sido realizado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas; el otro lo ha elaborado el Laboratorio de Análisis Económico Regional de la Universidad de Oviedo, REGIOlab.

El estudio que se corresponde con el mapa de la izquierda tiene en cuenta la incidencia de la pobreza de acuerdo al procedimiento estándar, mientras que el de la derecha tiene en cuenta la incidencia de la pobreza tras aplicar el índice del coste de la vida (ICV). Cabe señalar que se está hablando de pobreza relativa, es decir el porcentaje de población que está por debajo del 60% de la mediana de los ingresos.

La media de los dos mapas

Además cuando se hace el cálculo de una media entre los dos mapas, el resultado viene a ser el que se muestra en la siguiente tabla, de elaboración propia, en el que el orden es de mayor a menor incidencia de pobreza, es decir, a partir de los porcentajes indicados en cada uno de los mapas, el 1 es la comunidad con mayor índice de pobreza y el 17 la que menos.

El indicador de la tercera columna es un coeficiente que indica la media entre los dos puestos que ocupa cada una de las comunidades en los dos mapas y que viene a constatar su mayor o menor grado de incidencia de la pobreza. Cuanto menor es el coeficiente de esa tercera columna, mayor es el grado de esa incidencia de pobreza.

Así, se puede constatar el orden que hemos descrito al inicio de esta información, en el que Canarias, Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana son las que muestran una mayor incidencia de pobreza.

En ese sentido, estas cuatro comunidades prácticamente doblan en porcentaje de incidencia de pobreza a los porcentajes que muestra Extremadura, 13,9% en el primer mapa y 17,67% en el segundo.

"El crecimiento de las tasas de pobreza es más elevado cuando tenemos en cuenta la evolución del coste de vida en cada territorio”, explica la profesora Elena Lasarte, de REGIOlab, según señala la información de El País.

En cualquier caso, “las regiones con mayor renta, mayor especialización en el turismo y mayor grado de urbanización son las que tienen costes de vida más altos y esto se traduce en una mayor incidencia de la pobreza de lo que habitualmente se estima”, añade.

Tres reflexiones

Toda esta información nos lleva a tres conclusiones. La primera de ellas es que algunas de las comunidades que más aportan al Producto Interior Bruto (PIB), como en el caso de Cataluña, con una aportación de casi el 20% del total del PIB español, tienen unos niveles de incidencia de pobreza muy elevados.

Son al mismo tiempo comunidades afectadas por transferencias negativas de renta. Mientras que comunidades con participación muy baja al PIB, como Extremadura y Asturias, comunidad esta última que ha perdido mucha industria y minería, y que son receptoras de renta neta, tienen una proporción muy baja de incidencia de pobreza. No parece que esto sea lógico.

Una segunda cuestión es que los datos de los mapas nos recuerdan, una vez más, que la renta per cápita de la comunidad es un indicador que no es suficientemente explicativo de la realidad social. Explica la diferencia entre comunidades autónomas, pero no explica la diferencia entre personas.

Por último, todos estos datos, en un período de crisis tan acusado como el que ha atravesado y aún atraviesa España, ponen de relieve lo importante que es la función redistributiva del Estado, que en el caso de España es muy desviada y castiga las áreas más productivas. También Madrid sale mal parada en este tema, pero el problema afecta sobre todo a Canarias, Baleares y Cataluña, centros clave de turismo y que mueven mucho dinero.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>