Cáncer de cérvix en adolescentes: La vacuna sale cara, la abstinencia no

“Hemos solicitado formalmente al ministerio de Sanidad que estudie la posibilidad de incorporarla al calendario vacunal”: Son palabras de la consejera…

Hemos solicitado formalmente al ministerio de Sanidad que estudie la posibilidad de incorporarla al calendario vacunal”: Son palabras de la consejera de Salud de la Generalitat de Cataluña, Marina Geli, para referirse a su propuesta de que todas las niñas de doce años sean vacunadas contra el cáncer de cérvix, o de cuello de útero. En su propuesta, que no deja de ser una invitación a la práctica del sexo precoz, ni una sola palabra sobre moderación o abstinencia, términos tabú en el contexto de la sociedad actual.

 

Cabe señalar que la vacunación sistemática de todas las adolescentes españolas contra el virus del papiloma humano, principal causa del cáncer de cuello de útero, es excesivamente cara. Al mismo tiempo, una educación sexual responsable, basada en valores como la moderación, la abstinencia, la fidelidad y el amor, que se suele confundir con el enamoramiento, es gratuita y sumamente efectiva en la lucha contra las enfermedades de transmisión sexual, como se ha demostrado en algunos países que la han adoptado.

 

La consejera de Salud catalana realizó su propuesta en el transcurso de una comida con periodistas y especialistas en vacunas. Con la solicitud al Ministerio de Sanidad de estudiar la introducción de la vacuna, “en 2006 se está generando opinión, en el 2007 se tomarán decisiones y a partir del 2008 se entrará en una nueva etapa” en que la vacuna se podría administrar a todas las adolescentes, dijo Geli.

 

El papiloma, especialmente virulento

 

El virus del papiloma humano es el principal responsable del cáncer de cérvix, el quinto más frecuente entre la población femenina española, y es especialmente virulento. Actualmente, la prevención de este tipo de cánceres se basa en citologías ginecológicas periódicas para detectar células precancerosas en el cuello del útero (un pequeño órgano con forma de tapón de botella de vino que separa la vagina del útero).

 

Según Francesc Xavier Bosch, investigador del Instituto Catalán de Oncología que descubrió la relación entre el cáncer de cérvix y el virus del papiloma, la vacunación reduciría la necesidad de practicar citologías.

 

La vacuna que previene el cáncer de útero fue aprobada a principios de junio por Estados Unidos y, presumiblemente, lo será también antes de final de año por la Agencia Europea del Medicamento.

 

La vacuna sale cara…

 

Sin embargo, a pesar de la reducción de citologías, el coste de una vacunación masiva de este tipo es considerablemente cara. La vacuna se inocularía en tres dosis, con un coste total de unos 300 euros, según las previsiones de la compañía farmacéutica Sanofi Pasteur MSD.

 

En el caso concreto de la sanidad pública catalana, la vacunación de todas las chicas de doce años vendría a suponer un coste total de alrededor de diez millones de euros anuales.

 

Además, según constató Bosch, aunque se procediera a la vacunación masiva, se seguirían practicando citologías ya que un 30 por ciento de los cánceres de cérvix se deben a formas del virus que la vacuna no previene.

 

La abstinencia, no

 

A pesar de los elevados costes que supone la inoculación de la vacuna a todas las adolescentes, y del evidente riesgo que supone el aumento de la promiscuidad sexual que se practica a edades cada vez más tempranas, que caracteriza a los nuevos estilos de vida, en ningún momento las administraciones se plantean campañas de prevención basadas en la moderación y la abstinencia.

 

No es la primera vez que desde ForumLibertas.com denunciamos esta irresponsable actitud por parte de los respectivos gobiernos central y autonómicos, muy acorde con los tiempos que vivimos; pero lo políticamente correcto se impone y hay que darles a los jóvenes ‘libertad’ para, incluso, mantener relaciones sexuales con adultos cuando son menores de edad.

 

Por otra parte, hay que resaltar el hecho de que países como Uganda, Mozambique, Kenia, Sudáfrica, Zambia y Zimbabwe han conseguido reducir sus altas tasas de cifras de SIDA gracias a programas de prevención basados, precisamente, en la abstinencia y la fidelidad. El SIDA, como también ocurre con el incremento de los casos de sífilis y gonorrea en España, no se reduce únicamente, ni mucho menos, con costosas campañas basadas en el fomento del uso del preservativo.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>