Cáritas, con los refugiados olvidados de Costa de Marfil… donde no hay petróleo, como en Libia

La controversia suscitada por el resultado de las elecciones presidenciales del pasado mes de noviembre en Costa de Marfil ha provocado una peligrosa …

La controversia suscitada por el resultado de las elecciones presidenciales del pasado mes de noviembre en Costa de Marfil ha provocado una peligrosa situación de violencia interna en el país, que corre el riesgo de transformarse en un grave conflicto civil si no se lleva a cabo una intervención urgente de la comunidad internacional.
Por desgracia, la comunidad internacional parece estar mucho más interesada en Libia, importante país productor de petróleo.
El estallido de violencia se produjo ante la negativa del hasta ahora presidente Laurent Gbagbo a aceptar la derrota en las elecciones. Desde entonces, más de 300 personas han sido asesinadas, sobre todo partidarios de Alassane Ouattara, el candidato que fue reconocido como el ganador de los comicios.
Crima pre-bélico: 80.000 desplazados externos, 240.000 internos
Como consecuencia de este clima prebélico, más de 80.000 personas han huido hacia los países vecinos, sobre todo a Liberia, mientras miles de trabajadores inmigrantes residentes en Costa de Marfil están regresando a su país de origen, como Malí, Burkina Faso, Mauritania y Níger.
Al mismo tiempo, se ha generado un importante movimiento de desplazados internos, que se calcula que afecta a más de 240.000 personas, de los cuales al menos una quinta parte están en la región del oeste del país, donde se registran violentos enfrentamientos entre los partidarios de Ouattara y de Gbagbo.
Ayuda a los desplazados en la frontera con Liberia
Desde el principio de esta crisis post-electoral, la Cáritas de Costa de Marfil, a través del equipo de la Cáritas Diocesana de Man, trabaja en el terreno para llevar ayuda a los desplazados, sobre todo en el departamento de Zouan-Hounien, al oeste del país.
No obstante y ante la reciente radicalización del conflicto, la Cáritas Marfileña ha lanzado un llamamiento urgente de ayuda de emergencia para implementar un programa de apoyo alimentario y sanitario a los desplazados en las localidades de Bin-Houyé, Dinleu y de Dohouba, situadas en la frontera con Liberia. Por el momento, en esta región no se ha llevado a cabo ninguna intervención humanitaria, dado su difícil acceso, por lo que las necesidades básicas de las personas van en aumento y exigen una intervención rápida.
Apoyo de Cáritas Española
Caritas Española ha decidido aportar una ayuda de 50.000 euros a este programa, que será ejecutado por la Caritas local, con el apoyo y asesoramiento de la Cáritas Francesa, y a través del cual prevé aportar una ayuda a 7.000 personas. De éstas, 5.000 son desplazados y otras 2.000 personas residentes en esa zona que están ofreciendo acogida a los recién llegados.
Gracias a este programa se va a poder aportar ayuda alimentaria y nutricional a los destinatarios durante tres meses, además de fortalecer las capacidades de las estructuras locales de sanidad. Las acciones contempladas en el plan incluyen también el acceso al agua potable en 9 localidades, así como la atención educativa a los jóvenes en edad escolar.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>