Casi 150 millones de niños no tienen qué llevarse a la boca

El mundo fracasa en la lucha contra el hambre. La desnutrición acaba cada año con la vida de 5,6 millones de niños en el planeta, más del doble de los…

El mundo fracasa en la lucha contra el hambre. La desnutrición acaba cada año con la vida de 5,6 millones de niños en el planeta, más del doble de los que hay en España.

Además, más de una cuarta parte de todos los niños y niñas menores de cinco años que habitan en los diferentes países en vías de desarrollo (27 por ciento) tienen un peso inferior al normal, lo que les condena a la más que segura posibilidad de morir prematuramente.

Son datos del último informe de UNICEF, Progreso para la Infancia, presentado en Barcelona el pasado 2 de mayo. La meta de erradicar la pobreza y el hambre para el 2015 fijada en los Objetivos del Milenio (ODM) queda aún muy lejos.

“La falta de progresos para combatir la desnutrición está perjudicando a los niños y niñas y a los países. Hay pocas cosas que, como la nutrición, tengan tantas repercusiones sobre la capacidad de los niños para sobrevivir, aprender y escapar a una vida de pobreza”, señaló en la presentación del informe el presidente de UNICEF de Cataluña, Víctor Soler-Sala.

El estudio constata que, en los últimos 15 años, tan sólo se ha conseguido mejorar en cinco puntos porcentuales el desarrollo para niños y niñas con un peso inferior al normal, una cifra muy alejada de los ODM. Al mismo tiempo, se evidencia que “la falta de progreso en la nutrición infantil perjudica otras actividades de desarrollo destinadas a luchar contra las enfermedades, a impulsar las tasas de educación y a promover el progreso económico para las generaciones actuales y futuras”, dicen las conclusiones de Progreso para la Infancia.

Gripes y sarampiones que matan

Alrededor del 50 por ciento del total de niños menores de cinco años desnutridos habitan en tres países concretos: Bangladesh, India y Pakistán. Etiopía y Nepal también se acercan a estas cifras. En estos países, enfermedades como el sarampión o la gripe, que en Occidente se curan con una simple medicación y reposo, se convierten en una barrera infranqueable que no pueden superar.

África oriental y meridional, otra de las regiones expuesta a los efectos del hambre, tampoco ha conseguido progresos significativos para cumplir la meta de los Objetivos del Milenio, y las cifras totales se mantienen inamovibles en un 29 por ciento.

Con respecto al África occidental y central, han avanzado gracias a los avances logrados por algunos países en favor de la lactancia materna exclusiva y la atención de la salud infantil en la comunidad. Oriente medio y África del Norte, mientras tanto, han retrocedido por las altas tasas de desnutrición de los países más poblados. En general, los conflictos bélicos han contribuido a empeorar la situación.

Los datos positivos

En el lado contrario se sitúa la región de América Latina y el Caribe, que se encuentra bien encaminada, ya que la incidencia de peso inferior al normal es de sólo el 7 por ciento y entre 1990 y 2004 se registró una tasa media anual de reducción de un 3,8 por ciento.

También el Asia oriental y el Pacífico, con tasas de peso inferior al normal del 15 por ciento y una tasa anual de reducción de un 3,6 por ciento, empiezan a mejorar su situación, aunque básicamente se debe a los progresos alcanzados por China.

En lo que respecta al mundo industrializado, el informe de UNICEF señala que están aumentando las desigualdades sociales y las tasas de desnutrición son todavía elevadas en los grupos minoritarios. Al mismo tiempo, la obesidad se está convirtiendo también en un importante problema de salud pública.

Ante todo este panorama, la respuesta internacional ante las situaciones de emergencia de importancia ha conseguido reducir las muertes relacionadas con la desnutrición. Pero “millones de niños y niñas que viven en condiciones de emergencia de larga duración sufren una privación nutricional extrema y necesitan más atención” por parte de los países ricos, concluye el informe.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>