Cataluña sacudida por un terremoto de grado 7 en la escala de Richter

Aunque la medición no es del todo definitiva, la provisional indica que Cataluña se ha visto conmovida por un terremoto que ha alcanzado el grado 7 en…

Forum Libertas

Aunque la medición no es del todo definitiva, la provisional indica que Cataluña se ha visto conmovida por un terremoto que ha alcanzado el grado 7 en la escala de Richter, con epicentro en Barcelona. Nuevas réplicas pueden acentuar en el futuro inmediato los destrozos ocasionados.

Los daños causados tienen cortada la ciudad por ferrocarril en lo que se refiere a su entorno metropolitano -solo funcionan algunas líneas de los Ferrocarriles de la Generalitat- y prácticamente todos los de mediano y largo recorrido con el resto de la península.

Se mantiene parte del funcionamiento de las líneas que enlazan con la frontera. Numerosos desprendimientos han alterado las obras que se estaban realizando para la nueva línea de ferrocarril del AVE. El terreno es tan inestable que el tendido de las vías que se está haciendo ahora utiliza los mismos principios de construcción que se usan en los puentes, de manera que pueda resistir nuevos socavones sin que la vía se rompa, al menos hasta un cierto límite.

Algunas estaciones de metro se han visto afectadas por inundaciones subterráneas, concretamente una de las que accede a la estación central de Sants.

Numerosos edificios presentan grietas y no existe la garantía absoluta de que éstas no crezcan o no aparezcan de nuevas en los próximos días.

Las vías de acceso a la ciudad por el sur y suroeste presentan un alto grado de colapso. Las medidas para evitarlo adoptados por la DGT no sólo han sido insuficientes sino que en algún caso han contribuido a acentuarlo.

Existe una gran preocupación en la ciudad porque la destrucción pueda extenderse hacia el centro de la misma y, concretamente, pueda llegar a dañar los cimientos del templo de la Sagrada Familia.

Dada la duración del fenómeno se han producido cuantiosas pérdidas económicas sobre todo en las empresas del Baix Llobregat. Cientos de miles de trabajadores y sus familias se han visto seriamente afectados.

Se desconoce que el gobierno haya adoptado ninguna medida para paliar esta catástrofe económica que, a pesar de su intensidad y duración, está pasando bastante desapercibida en España.

El presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero, ha hecho una visita relámpago a Barcelona, o mejor dicho, a la ciudad vecina de L’Hospitalet, donde ha declarado que toda la responsabilidad es suya. Es la primera vez que un presidente de gobierno, en realidad que una persona, asume la plena responsabilidad de un terremoto.

Posdata: No se trata de ninguna exageración. Un terremoto de grado 7 en la escala de Richter podía haber provocado daños equivalentes a los que la gestión de cercanías y sobre todo las obras del AVE han ocasionado y pueden ocasionar todavía en el futuro.

Incluso se podría establecer un valor un poco superior en dicha escala dada la magnitud de los daños en la red ferroviaria, si bien en este caso las edificaciones en peor estado no se han visto derrumbadas.

El resultado de toda catástrofe natural se resume en dos puntos: daños materiales y daños humanos. Es exactamente lo mismo que debe evaluarse con lo que está sucediendo en Barcelona.

Hazte socio

También te puede gustar