Cataluña se prepara para Sant Jordi

En 1909, hace cien años, la recordada editorial gerundense Dalmau Carles Pla encomendó a Joan Maragall un texto para incluir en el libro…

En 1909, hace cien años, la recordada editorial gerundense Dalmau Carles Pla encomendó a Joan Maragall un texto para incluir en el libro de lecturas para niños Tria. El escrito se titula: ‘Sant Jordi, patrón de Cataluña’.

Según informa el portal Flama.info, el texto incluye los siguientes fragmentos: "En los aires del día de Sant Jordi, hay olor a rosas y amor de patria". "Los otros días de primavera tienen rosas, pero el día de Sant Jordi parece todo él hecho de rosas".
"¿Ver el monstruo con el que san Jorge batalla? Cataluña ha de combatir toda fealdad devoradora que encuentre en su camino, librarse, por la fuerza de una gran Fe, del espanto que el monstruo causa y que le da alimento ".
"Cataluña debe salvar toda belleza que tiembla ante la monstruosidad, toda pureza que se rinde a ser devorada por la impureza, todo lo bueno que llora impotente ante el mal que brama con la fuerza de la injusticia". "No basta con alegrarse con la fiesta y la fiesta; hay que hacer su revivir todo el sentido. Esa luz sobrenatural que nos vemos encima del frente en aquel día, la media sonrisa que nos hacemos de hermano a hermano, el rastro de olor que deja en el espacio, al pasar, el pomo de rosas que llevamos, son el rastro que dejó en el tiempo una lucha heroica y santa". Hay que recordar la imagen de Sant Jordi que se encuentra en la capilla del Condado de Sant Jordi en Calonge (El Baix Empordà) del escultor Joan Rebull (Reus, 1899 – Barcelona, 1981). La obra es de 1951.
Por otro lado, según informa la hoja parroquial del obispado de Girona del domingo próximo, el vicario general de la diócesis de Gerona, Lluís Suñer, con el rector de la parroquia de Sant Iscle y Santa Victòria de Bàscara y otros sacerdotes, bendijo el retablo "El Cristo del Fluvià", obra del artista Jaume Ministral, que sustituye al destruido en el estallido de la Guerra Civil y que era de estilo barroco, construido en el año 1696.
La obra la han hecho posible las aportaciones de donantes anónimos y el apoyo del Ayuntamiento en el transcurso de diez años. Ejecutada básicamente en vidrio, tiene como figura central el Cristo, el triángulo de la Santísima Trinidad, símbolos de la Pasión y de los evangelistas, referentes al santuario del Mont, Sant Jordi y la sensoria episcopal de Bàscara y el río Fluvià.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>