El mártir que asistió al matrimonio del general Fanjul antes de que lo fusilaran

El sacerdote dominico Alfredo Fanjul pudo casar a su pariente el general Fanjul poco antes de que lo ejecutaran

No quiero defenderme, porque el Señor tampoco se defendió

El sacerdote de 71 años Enrique Gómez no quiso evitar su arresto: “no quiero defenderme, porque el Señor tampoco se defendió cuando lo iban a matar”

Un mártir tímido y sentimental, a la vez que alegre, servicial y amigo de todos

Justo González, del que sus biógrafos dicen que era tímido y sentimental, era oblato de María Inmaculada en Pozuelo de Alarcón

Un mártir patrón para Leganés, que apenas pudo ejercer medio año de cura

El agustino Jesús Largo Manrique, que estudió en Leganés, fue ordenado sacerdote en diciembre de 1935

Arrancado de brazos de su madre, cuando su hermana llegó lo habían matado

La madre del lasaliano Jaime Puigferrer se aferró a él para que no se lo llevaran, pero lo arrancaron de sus brazos

El Pozo de la Lagarta, donde fueron arrojados al menos 27 mártires

El Pozo de la Lagarta, en Tabernas, es el lugar de Almería donde murió mayor número de mártires

Lo detuvieron con un compañero que escapó, pero a él lo fusilaron

El lasaliano Ruperto García Arce fue detenido con otro compañero que escapó mientras a él lo interrogaban; poco después, lo asesinaron

Una comunidad orante de presos que fueron a morir cantando el Miserere

El hermano Buenaventura Pío, otros dos lasalianos y un sacerdote, salieron hacia su fusilamiento cantando el Miserere

50 santos para llevar en el bolsillo

Antonio R. Rubio biografía a 50 santos en un libro ameno que facilita la devoción a personas muy diversas

La monja que murió repitiendo: ¡perdónales, perdónales!

María Pilar de San Francisco de Borja, carmelita en Guadalajara, rezaba así por los que la mataban: “¡perdónales, perdónales!”

La revolución en Miguelturra empezó antes de la guerra

El 6 de julio de 1936, los frentepopulistas tirotearon el Casino de Miguelturra y luego fusilaron a un falangista

Lo mandó matar un miliciano al que había hecho muchos favores

El padre Teófilo convirtió su colegio en hospital de sangre (republicano), pero un exalumno al que había hecho muchos favores lo denunció y lo mataron

Lo mataron después de que el consulado francés le negara un pasaporte

Dos días después de que al lasaliano Baldomero Margenat le negaran un pasaporte para marchar a Francia, lo arrestaron milicianos de la FAI y lo mataron

Lo único que puedo concederos es el perdón, dijo el mártir a sus asesinos

El sacerdote almeriense Manuel Navarro dijo a los milicianos que fueron a arrestarlo: “¿qué queréis de mí? Yo lo único que puedo concederos es el perdón”

El cura que pidió a sus asesinos tiempo para perdonarlos

Diego Llorca dijo a quienes le iban a matar que esperaran un poco, pues quería perdonarlos, y así lo hizo antes de gritar ¡Viva Cristo Rey!