CC.OO. propone que los trabajadores con sueldos altos coticen más; ¿por qué no también quienes no tienen hijos?

La paga extra de verano golpea la maltrecha ‘hucha’ de las pensiones, que exige encontrar soluciones imaginativas para seguir ingresando las prestaciones de los jubilados a medio y largo plazo

Aquellos que no tienen hijos, ¿deberían aportar más a la Seguridad Social? Aquellos que no tienen hijos, ¿deberían aportar más a la Seguridad Social?

La ‘hucha’ de las pensiones en España está sometida por el Gobierno del PP a un constante tsunami económico que se hace más intenso cuando coincide con las pagas extras de verano y Navidad.

Así, de los 66.815 millones de euros de que disponía el Fondo de Reserva de la Seguridad Social en 2011, cuando Mariano Rajoy se instaló en La Moncloa, se ha pasado a los 15.915 millones en 2016, como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir de una información publicada por el diario El País con datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En 2016 el Gobierno retiró del Fondo de Reserva de la Seguridad Social un total de 19.200 millones de euros

En 2016 el Gobierno retiró del Fondo de Reserva de la Seguridad Social un total de 19.200 millones de euros

Es decir que en cinco años se han volatilizado más de 50.000 millones de euros y, en 2016, el total retirado fue de 19.200 millones. A este paso, huelga decir que la ‘hucha’ de las pensiones está condenada a romperse en mil pedazos.

Así las cosas, a pesar del aumento de altas a la Seguridad Social, ¿cuál es la causa de este déficit? Todo apunta a un evidente desequilibrio entre la pensión media que se paga y la cotización media que se aporta, debido a la caída de los salarios por la crisis económica.

Que cotice más quien más cobra

Ante este escenario, no queda otra que tratar de encontrar soluciones imaginativas que garanticen el ingreso de las prestaciones de los jubilados del futuro, a medio y largo plazo.

Solo Holanda tiene un tope de cotización a la Seguridad Social más bajo que España

Solo Holanda tiene un tope de cotización a la Seguridad Social más bajo que España

En ese sentido, el pasado 17 de abril Comisiones Obreras (CCOO) proponía que los trabajadores con sueldos más altos coticen más a la Seguridad Social, y basaba su argumentación en la mayor esperanza de vida de los mejor retribuidos. Quienes cobran salarios más elevados disfrutan de “entre uno y cuatro años más de esperanza de vida”, afirmaba el sindicato.

En su planteamiento de reforma de las pensiones incluye eliminar el tope que existe a la cotización máxima, por encima del cual no se cotiza y que ahora está situado en los 45.014 euros, como se puede ver en este otro gráfico, reproducido a partir de una información publicada por el diario El País en aquella misma fecha.

En el gráfico se muestran las bases máximas de cotización de un total de 14 países europeos, entre los que solo Holanda tiene un tope más bajo que España. Además, países como Bélgica, Irlanda, Portugal, Finlandia o Reino Unido no tienen tope alguno.

Su propuesta implica que los salarios más elevados, que el sindicato cifra en 1,46 millones, tendrían que aportar más fondos a la Seguridad Social. “Las pensiones máximas se van a beneficiar del sistema de pensiones durante un tiempo mayor que quienes perciben las pensiones mínimas”, afirmaba en su informe.

Además, datos de Eurostat sobre países como Reino Unido, Francia o España revelan que las personas con nivel educativo alto, un indicador directamente relacionado con la retribución, registran de media un año y medio más de vida que los niveles bajos.

En el caso concreto de España, el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra que hay una relación directa entre la esperanza de vida por comunidades y el PIB per cápita. En un reciente estudio se ha detectado que en Madrid la esperanza de vida arroja diferencias de hasta 7 años según el barrio en el que se resida.

El sindicato también señalaba que, como la cotización está topada en el entorno de los 3.500 euros mensuales, el sistema acaba siendo regresivo: las cuotas sociales solo restan el 6,5% de la renta disponible en las familias más ricas (consideradas como el 20% más acaudalado), mientras que detraen el 14,2% de la renta disponible de los hogares más pobres (los situados en el primer decil de distribución de la renta).

Comisiones calcula que, si las cotizaciones se destopasen por completo, se conseguirían 8.626 millones de euros al año en ingresos para arreglar el déficit de las pensiones.

Las familias con hijos deberían tener mayores ventajas que quienes no los tienen a la hora de aportar fondos a la Seguridad Social

Las familias con hijos deberían tener mayores ventajas que quienes no los tienen a la hora de aportar fondos a la Seguridad Social

¿Deberían cotizar más quienes no tienen hijos?

Vista la propuesta de CC.OO., cabe preguntarse si no deberían también cotizar más quienes no tienen hijos. Esta es una cuestión que en países como Alemania ya se han planteado en más de una ocasión.

En 2012, por ejemplo, en Berlín se planteaba desde la Unión Cristiano Demócrata (CDU) la creación de un nuevo impuesto para quienes no son padres. Se consideraba, por una parte, que con su actitud se dañaban las finanzas del Estado; y, por otra, que era necesario revertir la tendencia demográfica negativa y el progresivo envejecimiento de la población.

La propuesta, que podría plantearse también en España, era la de pedir a los ciudadanos sin hijos una mayor contribución a las arcas del Estado, con el fin de crear una caja de ahorro para hacer frente a los crecientes costos de la seguridad social debida precisamente a ese mayor envejecimiento poblacional.

Reformar el sistema, un reto ineludible

Por otra parte, un análisis del actual escenario del sistema de pensiones en España plantea un debate que conduce al inexcusable reto de reformarlo. Así se deduce, por ejemplo, del Informe Mensual de CaixaBank de 26 Abril 2017.

En ‘La reforma del sistema de pensiones: un debate ineludible’, CaixaBank recuerda que, tras la última reforma aprobada en 2011, toca ahora afrontar un nuevo y serio debate para introducir cambio en el sistema.

Como destacaba en 2016 Celia Villalobos, “las pensiones de ahora están garantizadas; la reforma que queremos hacer trata de asegurar las pensiones del futuro”.

La cuestión de fondo son “las consecuencias demográficas sobre el sistema de pensiones”, es decir “la combinación de un aumento de la longevidad y el progresivo envejecimiento de la población”, advierte el estudio.

Además, ese envejecimiento “a su vez se deriva en no poca medida del descenso de la tasa de natalidad ocurrida en los últimos decenios y que continuará en el futuro, se da en toda Europa, pero en España cobra especial intensidad. Según el INE, la tasa de natalidad, que en 2015 fue de nueve nacimientos por cada 1.000 habitantes, caerá al 6,6 por mil en 2030 y al 5,6 por mil en 2060”, añade.

Al mismo tiempo, en cuanto a la esperanza de vida, “se prevé que se alargue en ocho años respecto a la actual en 2060. Como consecuencia, si en la actualidad un 16% de la población española es mayor de 67 años, a partir de la década de 2040 la proporción será del 30%”.

Otra forma de presión sobre el sistema de pensiones que destaca el informe es “la evolución de las rentas del trabajo”. De hecho, “se constata que el peso de las rentas del trabajo en la renta total ha disminuido a nivel global durante las últimas décadas. […] En 1999 dichas ganancias representaban un 62% de la renta mientras que en 2016 su peso era del 56%”.

El envejecimiento de la población y la insuficiente natalidad, las mayores trabas para alimentar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social

El envejecimiento de la población y la insuficiente natalidad, las mayores trabas para alimentar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social

Factores a considerar

“En este contexto de presiones demográficas y cambios en el mercado laboral, una pregunta central para el debate es determinar cuál sería la evolución esperada del gasto público en pensiones respecto al PIB”, plantea el estudio.

A medida que una sociedad envejece, aumenta el número de pensionistas respecto a la población en edad de trabajar (lo que se conoce como tasa de dependencia o factor demográfico) por lo que, si se mantienen los otros parámetros del sistema sin cambios, el gasto en pensiones será mayor”, destaca el informe como un primer factor a considerar.

“Un segundo factor es la relación entre la prestación recibida y la base que lo financia, es decir, entre pensión media y salario medio (relación que se conoce como tasa de sustitución o de reemplazo): a mayor pensión respecto al salario, mayor gasto en pensiones”, agrega.

“Un tercer elemento deriva de la situación del mercado laboral. Si la tasa de empleo (proporción de número de ocupados en relación con la población) disminuye, el gasto en pensiones (en porcentaje del PIB) será mayor”.

Algunas alternativas

El estudio plantea también algunas alternativas ante “una elección a la que se enfrenta la sociedad que se expresa de forma muy cruda”.

En ese sentido, “dos líneas de actuación, en particular, parecen centrales. La primera es reducir la economía sumergida y mejorar así la recaudación pública. Una segunda vía que suscita consenso es todo el bloque de medidas estructurales destinadas a mejorar el crecimiento potencial, en particular las que permitirían disponer de un mercado laboral más eficiente y un capital humano más ajustado a las demandas futuras, dos aspectos que, en última instancia, deberían facilitar una tasa de empleo más alta”.

También sugiere el informe “otro bloque de medidas de carácter más directo, ya que actúan sobre parámetros del sistema de pensiones”.

“Se trata de cuestiones que, de una forma u otra, han integrado muchas de las reformas de los países avanzados desde 2007 e incluyen decisiones para facilitar el retraso de la edad efectiva de jubilación o la introducción de mecanismos de ajuste automáticos para mejorar la sostenibilidad financiera del sistema”, entre otras observaciones que concluye el informe.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>