CEM: Es antidemocrático negar la ampliación de derechos de los mexicanos como la Libertad Religiosa

Un verdadero estado laico es neutral, por lo que la reforma no da privilegios a ninguna iglesia, no implica enseñanza religiosa en las escuelas…

Forum Libertas

Un verdadero estado laico es neutral, por lo que la reforma no da privilegios a ninguna iglesia, no implica enseñanza religiosa en las escuelas, posesión de medios de comunicación, ni que ministros de culto sean electos a cargos de elección popular.

La reforma al artículo 24 Constitucional amplía el derecho que tienen las personas para ejercer libremente su religión, cualquiera que ésta sea, por lo que contradicen el espíritu democrático quienes bajo el pretexto de discriminar a alguna asociación religiosa, buscan imponer su criterio y niegan una ampliación de derechos a todos los mexicanos, sostuvo el Secretario Ejecutivo de Relaciones Públicas e Institucionales de la CEM, Manuel Corral Martín.

Debe quedar claro que esta reforma “no implica un privilegio o discriminación contra alguna agrupación o asociación religiosa, tampoco implica la modificación del artículo 3º constitucional que establece que la enseñanza debe ser laica; no busca el establecimiento de un sistema legal que permita la objeción de conciencia ni el reconocimiento de los ministros de culto para que puedan ser elegidos en cargos de elección popular”.

Un auténtico estado laico, dijo el padre Corral Martin, es aquel que respeta la libertad religiosa, a los ciudadanos que se asocian por una condición religiosa, vigila sus derechos y por lo tanto “es neutral, no toma partido por ninguna religión y fomenta al ciudadano sin restricción” al permitir que las distintas religiones convivan en el ámbito social.

“Hay una contradicción muy fuerte en estos grupos. Según ellos defienden la democracia, la participación ciudadana y por otro lado están restringiendo el derecho más fundamental de la persona que es la fe que pueda o no profesar. Son antidemócratas que buscan imponer su autoridad, buscan imponer su criterio y tienen miedo a responder a los retos que hoy se presentan en México, que son las libertades y un derecho fundamental como es la libertad religiosa”, aseveró.

Detalló que diputados y senadores federales del PRI, PAN, PVEM y PRD, en una amplia mayoría, aprobaron el pasado mes de diciembre la modificación al Artículo 24 Constitucional con la finalidad de ampliar el concepto de Libertad Religiosa en cuanto al derecho del que deben gozar los mexicanos.

Sin embargo, a sugerencia de los diputados perredistas se incluyó el término de “convicciones éticas” que hoy es cuestionado por legisladores del mismo partido en Congresos locales y ha sido usado como argumento para rechazarla.

Lo mismo sucede, agregó, cuando aseguran que la reforma privilegia a una iglesia, en concreto a la Católica, pero no dicen en qué, “son señalamientos sin fundamentos, son grupos que manipulan las conciencias de muchas personas y quedarán a la luz todos estos caminos de engaño, simulación y de ideologías que no nos hacen avanzar como país. Tienen miedo a una amplia libertad religiosa”.

La reforma al Artículo 24, sostuvo, se adecúa al artículo 1º constitucional en donde se reconoce la libertad de religión como un derecho humano en plena sintonía con los tratados internacionales que México ha suscrito en materia de derechos humanos, la declaración universal de 1948 y el Pacto Internacional de los derechos civiles y políticos.

La libertad de cultos o libertad de credos tiene que ver con ampliación de derechos del gobernado y las libertades fundamentales de todo ser humano y da poder a la gente para que pueda manifestar libremente sus creencias, cualquiera que estas sean.

La libertad de culto o de religión no es un derecho para la Iglesia Católica o para las instituciones religiosas, pues éstas ya fueron reconocidas jurídicamente en 1993, cuando entró en vigor la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, por lo que debe quedar claro que el beneficio es para el pueblo de México.

En consecuencia, dijo el Secretario Ejecutivo de Relaciones Públicas e Institucionales de la Conferencia del Episcopado Mexicano, la modificación al Artículo 24 constitucional no se opone al Estado laico mexicano, ni tampoco afecta derechos de minorías.

“Las asociaciones religiosas están formadas por personas, por ciudadanos, hombres y mujeres de buena fe que se asocian en agrupaciones religiosas y son los que se ven beneficiados, por lo que ellos mismos que critican que la Iglesia Católica se va a beneficiar con la libertad religiosa tendrán también más libertad y no se podrá discriminar”.

Además dejó en claro que los ministros de culto no pueden participar activamente en la política, pues la ley canónica que rige la Iglesia Católica internamente se los prohíbe y todo aquel ministro, sacerdote u obispo que quiera ejercer un cargo público tendrá que renunciar a su ministerio.

Ante ello, el sacerdote Corral Martín, llamó a los católicos a defender este derecho fundamental o de lo contrario mañana será tarde “y nos lamentaremos porque verán nuestra poca unidad y nos vencerán aquellas personas que gritan más y nosotros nos quedamos agazapados. Si México no es un país de libertades y de respeto, vamos a tener imposiciones que no nos van a gustar, por lo que deben defender este derecho a la libertad religiosa”.

A los legisladores locales les pidió leer toda la minuta y los antecedentes de la reforma y que “no se dejen llevar por cantos de sirenas, por temores o por interés particulares de algunos grupos, pues mañana tendrán el reclamo de las generaciones futuras”.

La libertad religiosa es reconocida en las constituciones de la mayoría de los países de América Latina y de Europa, por lo que aunque ahora es la excepción, tarde que temprano, México reconocerá la libertad religiosa en la Constitución General de la República.

Hazte socio

También te puede gustar