Centenares de miles de ciudadanos, unidos a favor del matrimonio y los derechos de los niños

La sociedad civil se expresa este sábado con una sola voz: la de los centenares de miles de personas que, desde la calle, se dirigen al Gobierno y a t…

Forum Libertas

La sociedad civil se expresa este sábado con una sola voz: la de los centenares de miles de personas que, desde la calle, se dirigen al Gobierno y a todos los ciudadanos para expresar su defensa del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, así como su posición decidida a favor del derecho de todo niño a un padre y una madre. La proximidad de la aprobación parlamentaria de la reforma del Código Civil, que permitirá casarse a dos personas del mismo sexo, ha animado el debate político en los días previos a la concentración y, seguramente, ha multiplicado el interés de los medios de comunicación por la iniciativa. Según los organizadores, la noticia dará la vuelta al mundo hasta varios días después, gracias sobre todo a la presencia de 600 medios de comunicación acreditados procedentes de 25 países.

 

La marcha, convocada por el Foro Español de la Familia, ha recibido desde que se anunció numerosas adhesiones de ciudadanos, plataformas, entidades, asociaciones de todo tipo, sindicatos, partidos políticos y representantes religiosos. El jueves, en rueda de prensa, representantes de más de 1.000 ONG de todo el mundo manifestaron públicamente su respaldo a la convocatoria. Por otro lado, entre el goteo de diócesis que anuncian su apoyo explícito, el martes se supo que, al arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, le acompañarán varios obispos, entre ellos 5 de la Provincia Eclesiástica de Madrid, el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, el de Granada, Javier Martínez, el de Burgos, Francisco Gil Hellín, y el obispo de Castellón, Juan Antonio Reig. Se habla de una veintena. De todas formas, desde hace días, son unos cuantos los prelados que han animado a sus fieles a participar en la manifestación y los que, aunque no acudan personalmente a la marcha, han apoyado de alguna manera la convocatoria.

 

Después del recorrido, está previsto que se lea el manifiesto, que incide en la importancia de impulsar una política integral de protección a la familia, fundada en el mutuo compromiso e igualdad del hombre y la mujer, que crean el ambiente idóneo para las nuevas vidas”. En la misma línea, el escrito pide la retirada del proyecto de ley gubernamental, al considerarlo “un atentado contra la institución matrimonial y contra el derecho del menor a una madre y un padre”. Por otro lado, se incluye la defensa de la libertad de los padres para elegir modelo educativo y centro para sus hijos, así como un mensaje a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural y una apuesta por los mecanismos positivos que no faciliten las rupturas matrimoniales.

 

Senado y reacciones políticas

 

La manifestación llega 5 días antes del Pleno del Senado donde se debatirá, en segunda lectura, la reforma del Código Civil. El texto superó el martes el debate en la Comisión de Justicia, donde no prosperó el veto presentado por Convergència i Unió a través de su senador de Unió Jordi Casas, ya que el Partido Popular se abstuvo y los convergentes se reservaron el sentido del voto para el Pleno del próximo jueves día 23. Al rechazarse el veto, se aprobaron varias enmiendas, entre ellas la que pactaron el Partido Popular y los nacionalistas catalanes sobre el derecho a la objeción de conciencia, que queda ahora reconocido para jueces, alcaldes y funcionarios. De todas formas, el portavoz del PSOE en la Comisión, Julio Villarrubia, adelantó el mismo miércoles que el Congreso no aceptará esa modificación del texto. Además, el parlamentario socialista aprovechó la ocasión para decir que “el Congreso representa la voluntad política de la mayoría de los ciudadanos”. Pero no comentó nada sobre el Senado, que también representa la voluntad de los españoles en un sistema bicameral como el que reconoce la Constitución, y se limitó a asegurar que “el PP hace mayorías como puede”.

 

Esta última semana ha estado marcada, además, por la variedad de reacciones políticas. La senadora socialista Mercedes Aroz, que fue la más votada de toda España en las pasadas elecciones generales (978.269 papeletas en la circunscripción de Barcelona), anunció que no apoyará la reforma del Código Civil. Se trata del segundo caso de parlamentarios de izquierda en la Cámara Alta que se expresa en este sentido, después de que ya lo hizo hace varias semanas el alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez. Por otro lado, el líder de Convergència i Unió, Artur Mas, reveló el martes que él no apoya la manifestación porque considera que “no está bien presentada”, una visión que choca frontalmente con la de su socio de federación y presidente de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran Lleida. Mas acusó a los convocantes de ir contra los homosexuales “y no a favor de un determinado modelo de familia”.

 

Son dos pronunciamientos especialmente significativos, entre los comentarios que se han producido recientemente tanto sobre el proyecto de ley como sobre la iniciativa del Foro Español de la Familia. En declaraciones a EUROPA PRESS, Mercedes Aroz anunció que se opondrá al matrimonio gay porque, más allá de creencias y convicciones, el proyecto “cambia la esencia de la institución matrimonial”. También argumentó que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero “quiere sacar adelante la ley sin haber propiciado el necesario consenso parlamentario en un tema de esta trascendencia”. Los organizadores esperan que esta marcha haga reaccionar al ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

 

ÉSTE ES EL MANIFIESTO PARA EL 18 DE JUNIO


El Gobierno español promueve iniciativas que atentan contra los fundamentos de la familia como espacio ecológico de la vida y fuente de la solidaridad más eficaz. En concreto, pretende equiparar las uniones de personas del mismo sexo con el matrimonio, permitiendo además la adopción conjunta. Entendemos que esta equiparación y la adopción por parte de parejas del mismo sexo supone un atentado contra la institución matrimonial y contra el derecho del menor a una madre y un padre.


A esta medida se unen otras propuestas del Gobierno que nos causan honda preocupación; la banalización legal del compromiso matrimonial mediante el divorcio unilateral y sin causa desde los tres meses de la boda, el progresivo menoscabo del derecho a la vida, la limitación del derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos, y la exclusión de las expresiones y convicciones morales y religiosas de la vida pública.


Ante estas iniciativas contrarias a la dignidad del ser humano, demandamos del Gobierno y de todas y cada una de las fuerzas políticas:


a) La retirada del proyecto de ley que equipara las uniones de personas del mismo sexo con el matrimonio, así como una regulación sobre la adopción que garantice el derecho del niño a tener una madre y un padre, en concordancia con la Convención de la ONU sobre los derechos del niño.


b)
 Una política integral de protección a la familia, fundada en el mutuo compromiso e igualdad del hombre y la mujer que crean el ambiente idóneo para las nuevas vidas, generando la solidaridad social más consistente que conocemos.


c)
 El respeto y el apoyo a la libertad de los padres para decidir sobre la educación de sus hijos y, en particular, para responsabilizarse de su formación moral, cívica y religiosa.


d)
 Un ordenamiento jurídico que garantice el respeto a la vida humana en su integridad, tan esencialmente unido al matrimonio y la familia.


e)
 Una valoración positiva del hecho religioso en libertad, dado su carácter humanizador, social, ético y como motor del compromiso personal con la solidaridad, la justicia y la igualdad.


Porque “La familia SÍ importa”, “Por el derecho a una madre y un padre”, “Por la libertad”:

 

Comprometidos con los anteriores principios,

 

Pedimos a los poderes públicos, a los grupos sociales y a cada ciudadano el respeto responsable y activo hacia el contenido de este manifiesto; y

 

Convocamos a todos los ciudadanos a manifestarse desde la Plaza de Cibeles a la Puerta del Sol de Madrid el 18 de junio a las 18 horas.

  

En Madrid, a 27 de mayo de 2005.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar