Centroamérica inundada

Estamos a domingo, desde el lunes viene lloviendo prácticamente sin descanso por tiempos con gran intensidad. Una parte de la cooperació…

Forum Libertas

Estamos a domingo, desde el lunes viene lloviendo prácticamente sin descanso por tiempos con gran intensidad. Una parte de la cooperación española señala: persisten dos bajas presiones en el área centroamericana, una al sur entre Guatemala y El Salvador, y la otra sobre la Península de Yucatán, con un 50% de posibilidades de convertirse en ciclón. Se espera que durante el día solo quede activa la de Yucatán, la cual mantendrá el arrastre de humedad del Océano Pacífico, dando continuidad al temporal sobre todo el territorio nacional, principalmente en la franja costera y cadena volcánica del país (El Salvador), inclusive el Golfo de Fonseca, con vientos asociados ocasionalmente fuertes (entre 10 y 25 km/h) en la zona costera.

La zona afectada es prácticamente con mayor o menor intensidad todo el México Maya y Centroamérica, aunque Costa Rica y Panamá se hallan bastante al margen. Las constantes lluvias han saturado la tierra, que ya no absorbe más agua, y por tanto circula por la superficie lavándolo todo. Hay deslaves por doquier, calles y carreteras cortadas. La conexión viaria entre El Salvador y Guatemala está cortada por el derrumbe de un puente. Varios puentes han caído. La carretera de San Salvador a Sonsonate y de San Salvador al Puerto de la Libertad están cortadas así como otras muchas secundarias, calles, caminos, están intransitables y la población se encuentra con dificultades. Más de 10.000 personas a día de hoy se hallan reubicadas en albergues, hay problemas de alimentos. Las desembocaduras de los ríos y la costa en general así como la serie de de montañas volcánicas están afectadas. Muchos ríos se desbordan y los puentes ceden. La situación es parecida en Guatemala y va a incrementarse en Honduras y Belice en las próximas horas, una parte de Nicaragua se encuentra también afectada.

Se ha declarado el estado de emergencia en todos estos países. Policía, ejercito, protección civil están movilizados. Las cifras de damnificados serán mucho más altas ya que la población se encuentra muy repartida por los territorios y es difícil llegar a ellos en estas circunstancias, Cruz Verde, Cruz Roja, Boy Scouts, organizaciones religiosas, policía municipal, funcionarios de agricultura, medio ambiente, sanidad y educación principalmente también se encuentran movilizados. Mucha gente se niega a abandonar sus casas ya que piensan que sus pertenencias pueden desaparecer en su ausencia. De todas formas el Gobierno ha decidido no solicitar ayuda internacional y ha solicitado al Banco Mundial un préstamo de emergencia por 50M $.

El Salvador tiene alguno de los récords menos deseables del mundo, el de mayor violencia relativa del mundo que a veces se turna con Guatemala y Honduras. El primero más dominado por los narcotraficantes. El otro record es el de ser el país del mundo con mas alto riesgo de eventos de este tipo: terremotos, deslizamientos, inundaciones, erupciones volcánicas, huracanes, temporales, tsunamis, de todo hay o puede haber por aquí. Pero además sucede que la vulnerabilidad es mucho más alta que en otras partes. Este diagnostico es bastante común en Centroamérica, sobre todo en Guatemala, Honduras y El Salvador. ¡Solo en Guatemala hay 32 volcanes en actividad!

La actuación de la población incrementa el riesgo al localizar sus viviendas en zonas de alto riesgo como laderas de montañas y bordes de ríos y quebradas, con viviendas altamente precarias o incluso con viviendas de un cierto nivel, pero construidas en laderas cortando la montaña y quedando sin protección como sucedió en el terremoto del 2001, donde la montaña se vino abajo sepultando toda una urbanización con 1.500 habitantes en las Colinas de Santa Tecla.

Si bien estos dos fenómenos, la violencia y los desastres naturales, son tan importantes en Centroamérica, no se encuentran medidas adecuadas a los mismos .Por ejemplo, en los planes urbanísticos no hay restricciones por las condiciones de riesgos o no se tiene una organización adecuada para estos eventos. Las reservas de alimentos no duran ni cinco días y se ha tenido que recurrir al programa mundial de alimentos para conseguir alimentos básicos, sobre todo granos básicos.

La cooperación española desde su punto focal para emergencias de Panamá espera indicaciones para su intervención. Se espera una temporada difícil de recuperación aunque, claro está, las dificultades afectan principalmente a las gentes más humildes que en la mayor parte de los casos no tendrán ayudas para su recuperación. Los pobres están siempre golpeados como para que no se levanten nunca de una situación difícil que podría mejorarse con políticas adecuadas.

Hazte socio

También te puede gustar