Cinco millones de parados en Alemania: cifra récord desde que Hitler llegó al poder

 La oficina de trabajo federal alemana anunció este miércoles que en enero se contabilizaron 5.073.000 parados, es decir, 573.000 desempleados más que…

 

La oficina de trabajo federal alemana anunció este miércoles que en enero se contabilizaron 5.073.000 parados, es decir, 573.000 desempleados más que en diciembre. Con un 12,1% de desempleo, Alemania no veía estas cifras desde hace 70 años, en plena época de auge nazi. El crecimiento económico en los últimos tres años ha sido casi cero y el gobierno espera para este año un crecimiento de apenas el 1,6%.

 

Sin embargo, el ministro de Economía, Wolfgang Clement, aunque ha admitido que las cifras no son buenas, ha pedido que no se caiga en “charlas histéricas”, ya que el impresionante aumento del número de parados con respecto a diciembre debe atribuirse, según él, a la reforma del mercado laboral que entró en vigor este enero. La reforma, conocida como Hartz IV, clasifica como parados a personas que antes figuraban como beneficiarias del estado del bienestar.

 

Según el ministro Clement, se calcula que el paro aumentará también en febrero, pero bajará en Marzo, en Abril y descenderá de forma significativa a mediados de año.

 

Seminarios de historia, no, gracias

 

La relación entre bajón económico y auge de la ultraderecha no se ha hecho esperar en diversos medios, que recuerdan que en las últimas elecciones de Sajonia el Partido Nacional de Alemania, de estilo neonazi, se llevó un 9,2% de los votos. Estos resultados electorales hacen barajar al gobierno la posibilidad de prohibir los partidos extremistas como va a hacer Francia. Pero lo que el ministro de economía no quiere es que se compare con la gran crisis económica que llevó a Hitler al poder a principios de los años 30: “el mercado de trabajo no está en buen estado, pero no tiene sentido impartir seminarios de historia”, ha declarado.

 

Las diferencias regionales son importantes: el desempleo en las antiguas zonas comunistas es del 20,5%, el doble que en la Alemania occidental cuya media es del 9,9%.

 

El último récord de parados tras la guerra se registró en los últimos meses de Helmut Kohl como canciller, en 1998, con 4.824.000 personas sin empleo. El actual canciller, el socialdemócrata Gerhard Schroeder, ganó las elecciones con la promesa de reducir el desempleo en 3,5 millones, promesa que aún no ha cumplido. Hay elecciones este mes en el estado norteño de Schleswig-Holstein y en el feudo socialdemócrata de Renania del Norte-Westfalia y la economía no ayudará al partido gobernante.


Ángela Merkel, la líder de la oposición Demócrata Cristiana, acusó al canciller de no tener ideas para reducir el desempleo. Pero el ministro de economía tiene algunas, como por ejemplo inspirarse en el modelo británico de oficinas de trabajo, que considera eficaces para estrechar el espacio entre empleados y contratadores. “Es un cambio cultural que costó años a Gran Bretaña hacer y que aquí estamos intentando hacer más rápido, pero no sucederá de un día para otro”, explicó.
  

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>