CIU no aceptará el concepto de “escuela laica” en el nuevo Estatuto catalán

Convergència i Unió no aceptará que el redactado final del nuevo Estatuto catalán incluya el concepto de “escuela laica”, incluso en el hipotético cas…

Forum Libertas

Convergència i Unió no aceptará que el redactado final del nuevo Estatuto catalán incluya el concepto de “escuela laica”, incluso en el hipotético caso de que esa denominación sólo afecte a los centros públicos. Así de clara se mostró este martes, en declaraciones a ForumLibertas.com, la diputada Núria de Gispert, miembro de la Ponencia parlamentaria que elabora la reforma. En este sentido, la ex consejera desmintió las informaciones que hablaban, en los últimos días, de un acercamiento de posturas sobre la laicidad en el modelo educativo. Cabe recordar que el tripartito que gobierna en la Generalitat, formado por Partido Socialista (PSC), Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa-Verds (IC-V), había propuesto diluir los centros concertados en una “escuela pública y laica”, lo que abriría las puertas a un modelo único y supondría, entre otras cosas, liquidar la libertad de los padres para elegir centro. “De acercamiento de posiciones, nada de nada. Ni siquiera se ha empezado a discutir sobre este punto”, aseguró De Gispert.

 

La diputada explicó que, “la semana pasada, el tripartito dijo en una reunión que era necesario buscar un acuerdo sobre educación dentro del capítulo de derechos y deberes, y lanzó el planteamiento de limitar al sector público su concepto inicial de escuela laica. Pero sólo lo hizo verbalmente y sin una propuesta formal, lo cual hace que Convergència i Unió mantenga su planteamiento”. La federación nacionalista presentó en su momento un texto alternativo que sustituía la idea laicista por las frases “enseñanza en sus diversas modalidades” y “derecho a elegir el tipo de educación”.

 

Núria de Gispert afirmó que su grupo “seguirá defendiendo estos conceptos en próximas reuniones, porque está convencido de que son los que garantizan mejor la libertad que tienen los padres para elegir centro y referente educativo para sus hijos”. En la misma línea, fue clara sobre el fondo: “Nosotros no aceptaremos que la escuela sea laica, sencillamente porque impide que las familias que deseen una enseñanza de acuerdo con sus convicciones religiosas matriculen a sus hijos en colegios públicos”.

 

Por otro lado, De Gispert comentó que los próximos días serán decisivos para que, en la reunión de alto nivel prevista para el sábado 11 de junio, también conocida como “Miravet 2”, se pueda “entrar a fondo en la cuestión, algo que hasta ahora no se ha producido”. “Para nosotros, lo más importante es que se mantenga el principio de libertad para los padres”, concluyó la ex consejera. Cabe recordar que el artículo 27.3 de la Constitución Española dice textualmente esto: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. Por tanto, si se acepta la propuesta del tripartito aunque sea parcialmente, se rompe el pacto constitucional.

 

Imponer un modelo único y laico para la escuela pública, o para todas como se planteaba en el redactado inicial de las tres fuerzas políticas que gobiernan, significaría suprimir, entre otras cosas, la obligatoriedad de ofrecer clase de religión católica para todos los centros con la idea de que los padres de los alumnos la elijan voluntariamente. Estamos, pues, ante un claro intento de incluir formas de laicismo excluyente en el Estatuto de Cataluña. Sólo una posición firme de los que representan a los electores de los 61 parlamentarios que suman Convergència i Unió y el Partido Popular puede evitar la imposición del modelo educativo único. Nuestro periódico se ha puesto también en contacto con el PP, que se ha comprometido a explicar con claridad, de manera inminente, su visión sobre este tema.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar