Clonar para curar empieza a parecer económicamente inviable para la industria biotecnológica

Las empresas de biotecnología empiezan a ser reacias a seguir financiando la investigación con células embrionarias y la clonación terapéutica, según …

Las empresas de biotecnología empiezan a ser reacias a seguir financiando la investigación con células embrionarias y la clonación terapéutica, según publicaba la semana pasada en LifeNews.com el asesor del Centro para la Bioética y Cultura, Wesley J. Smith, especialista en temas de ética, economía y clonación.

Las compañías biotecnológicas se están convenciendo de que “la clonación terapéutica sería tan salvajemente inaplicable y cara de administrar que invertir dinero en desarrollar esta tecnología tiene tanto sentido financiero como pasar billetes por la trituradora de papel”, escribe Wesley Smith.

La Academia Nacional de las Ciencias en EEUU publicó en 2003 un artículo de Peter Mombaerts, de la Rockefeller University, en el que se calculaba que se necesitarían unos 100 óvulos humanos por paciente para conseguir una sola línea viable de células embrionarias clonadas que pudiesen ayudar a ese paciente. La misma Academia calcula que si se espera que la clonación terapéutica cure una serie de enfermedades que aquejan a unos cien millones de estadounidenses, se requerirán 10.000 millones de óvulos.

Los óvulos son muy difíciles de conseguir, las mujeres jóvenes donantes se someten a incómodas intervenciones para donarlos vendiéndolos a 1.000 dólares el óvulo, o más. Sólo en materia prima, los cien óvulos necesarios para tratar a un solo paciente podrían costar cien mil dólares. Si la demanda de óvulos subiera pidiendo cantidades tan exageradas, el precio de los ambicionados óvulos subiría aún más. Las mismas empresas biotecnológicas que han invertido en desarrollar la clonación verían encarecerse y escasear su materia prima para sus otros negocios (los de fecundación in vitro, por ejemplo).

Los óvulos de animales no sirven

Es cierto que se pueden hacer clonaciones mediante la transferencia del núcleo celular del humano que queremos clonar a un óvulo de animal previamente vaciado, pero entonces aumentan las posibilidades de fracaso.

Además, sea con óvulos humanos o de animales, las pruebas demuestran que las células estaminales obtenidas de embriones humanos tienden a causar tumores, es decir, a crecer descontroladamente, como en un cáncer. La clonación llamada “terapéutica” no puede hacer nada para evitar el problema de los tumores.

La alternativa técnica son las células madre de adultos

Mientras que la clonación terapéutica y la investigación que destruye embriones aún no ha curado a nadie, la investigación con células madre adultas avanza con resultados concretos y pacientes beneficiados. Hay personas con problemas neurológicos, de corazón y de otros tipos que han visto mejoradas sus condiciones de vida. En ratones se ha curado la diabetes juvenil y se han regenerado hígados dañados. Recientemente, el European Journal of Neuroscience anunciaba que células sacadas de la pulpa dental eran de ayuda para células nerviosas dañadas por el Parkinson. En Lisboa el doctor Carlos Lima ha usado células nerviosas olfativas para mejorar la movilidad de personas paralizadas. Si los descubrimientos siguen este ritmo, antes del 2010 los embriones humanos dejarán de verse como una fuente de células madre útiles.

Los clonadores piden dinero público

En todo el mundo, incluyendo EEUU, los investigadores que quieren usar embriones para obtener células madre de ellos piden fondos públicos, dinero de los ciudadanos, a medida que las grandes compañías biotecnológicas van dejando de invertir en clonación terapéutica. Ian Wilmut, co-creador de la oveja Dolly, encabeza una campaña para pedir que el dinero de los contribuyentes norteamericanos financie sus investigaciones clonadoras.

Wesley Smith recuerda que hace sólo tres años, los defensores de la investigación con embriones aseguraban que “querían que los contribuyentes pagasen sólo la investigación con embriones sobrantes de los tratamientos de fecundación in vitro”. Sin embargo, tres años después, se ve que el rechazo de los tejidos embrionarios es tan grande que los clonadores necesitarían “millones de embriones descartados de las clínicas de fecundación in vitro”. Los embriones congelados son pocos para estos investigadores, que necesitan generar seres humanos por clonación en grandes cantidades, y para piden ahora fondos públicos.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>