Coca-Cola España apoya la televisión más indigna

En lo que ha sido considerado un ataque directo contra los cristianos, el presidente de Coca-Cola España, Marcos de Quinto, respondió co…

En lo que ha sido considerado un ataque directo contra los cristianos, el presidente de Coca-Cola España, Marcos de Quinto, respondió con burlas contra los defensores de la vida y la familia a una campaña que se lanzó para frenar un programa televisivo que denigra a la mujer.

“Dios nos libre de grupos como ‘Los Guardianes de la fe’, que nos digan qué programa de TV ver, qué libro y diario leer, y a qué partido votar”, escribió en su cuenta de Twitter @MarcosdeQuinto para justificar por qué Coca-Cola es la única gran empresa que se ha negado a retirar su auspicio de ‘Campamento de Verano’, el polémico reality show de Telecinco.

En el programa en cuestión se obligó a una de las concursantes a quedarse en ropa interior, fue bañada en chocolate contra su voluntad, mientras que el presentador invitaba al resto de los participantes a quitarle el chocolate “a lametazos”.

Coca-Cola España rompe con su línea de comunicación

Coca-Cola España rompe así con la línea de comunicación de Coca-Cola de toda la vida.

Esta empresa de gaseosas se caracteriza por tener una comunicación y una publicidad basada en reafirmarse en valores positivos y de exaltación de la vida, campañas en las que se podían sentir identificadas muchas personas que en un mundo a veces conflictivo y con pérdida de valores encontraba en una marca comercial un planteamiento fresco y vital. La diferencia la hacía Pepsi, por ejemplo. La segunda marca del sector y que no ha conseguido desbancar a la primera a intentó quedarse con un segmento de ventas y un perfil de consumidor más rupturista, algo propio del marketing en las segundas y terceras marcas. Siguiendo la máxima de que “no has de ser cola de león sino cabeza de ratón”. Coca-Cola no había sido así hasta ahora.

Respuesta prepotente y falta de respeto

Un producto de consumo ha de acoger las protestas de los ciudadanos y aceptar democráticamente los boicots de los que están disconformes con su línea de comunicación. En una sociedad democracia el boicot forma parte del sistema.

La prepotencia de la respuesta y la escasa sensibilidad (no para los valores religiosos, sino para la dignidad de la persona) dañan la imagen de la marca, ya que cabe recordar que la televisión que hace Telecinco en general es indigna, -aunque no es la única-, y este es un programa indigno en una parrilla en general indigna hacia las personas, no solo las personas religiosas.

El Ceo de Coca Cola, Marcos de Quinto, se merece una repulsa y por extensión Coca-Cola España porque un producto comercial no debe levantar una bandera ideológica ni hacer ostentación de su prepotencia.

Anunciantes como McDonalds, Burger King, Orange, ING Direct se retiraran de la pauta publicitaria. Sin embargo, el CEO de Coca-Cola España ha decidido mantener los anuncios de la popular bebida.

Mientras en Twitter el directivo de Coca-Cola España se dedica a atacar a los creyentes, la firma ha cerrado un acuerdo comercial millonario con Mediaset España, el grupo de comunicaciones al que pertenece la cadena Telecinco, para asociar los valores de su marca Coca-Cola a sus próximas producciones.

El viernes 30 de agosto, el Obispo de San Sebastián, Mons. José Ignacio Munilla, lamentó la actitud del directivo y declaró a la Cadena Cope que ha tomado la "decisión personal de beber agua pura y cristalina en vez de Coca-Cola hasta que el horizonte se aclare un poco más, porque a mí me parece que el presidente de Coca-Cola en España ha cometido un error muy grande y debería rectificar".

Las expresiones del directivo han suscitado numerosas reacciones en las redes sociales de usuarios que prometen dejar de consumir la bebida hasta que De Quinto se rectifique.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>