Coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, Francia ofrece asilo político a Asia Bibi

El 2 de marzo se cumplió el aniversario del asesinato del difunto ministro católico para las minorías en Pakistán, Shahbaz…

El 2 de marzo se cumplió el aniversario del asesinato del difunto ministro católico para las minorías en Pakistán, Shahbaz Batí. Por eso, importantes personalidades civiles y religiosas han recordado en Islamabad a Bhatti, en una convención organizada por su hermano Paul Bhatti, Presidente de la APMA (All Pakistan Minority Alliance) y asesor del primer ministro para la Armonía religiosa.

El Primer Ministro de Pakistán, Yousaf Raza Gilani ha citatdo el “compromiso valiente” de Shahbaz Bhatti, afirmando que Bhatti“ha contribuido notablemente a mejorar los derechos de su pueblo”. Es merito de Bhatti -ha dicho Gilani- la proclamación del 11 de agosto como “Jornada Nacional de las minorías”, recordando su sueño de “un Pakistán donde todos los ciudadanos tengan los mismos derechos, y nadie sea discriminado
Pakistán lamentablemente ha sido y es protagonista de diferentes episodios que vulneran la libertad religiosa en el país. Recientemente ha vuelto a ser de actualidad el caso de la cristiana pakistaní Asia Bibí, condenada a muerte por la Ley Antiblasfemia, que precisamente quería eliminar el fallecido Bahtti. Bibí vuelve a copar la prensa gracias al libro Sacadme de aquí (LibrosLibres), en el que narra su dramático cautiverio.
La buena noticia es que durante la presentación en España del libro, la periodista francesa Anne Isabelle Tollet, coautora junto con Bibi de dicho libro, ha anunciado que Francia dará asilo político tanto a Asia como a toda su familia en el mismo momento en el que salga de la prisión en la que espera su ejecución, si es que dicha circunstancia de su liberación llega a producirse. La periodista también llamó la atención sobre el hecho de que dicha evacuación del país habría de ser inmediata, es decir, de la prisión al aeropuerto y de allí a Francia, pues al día de hoy, la vida de Asia Bibi corre menos peligro dentro de la cárcel que fuera de ella, donde los imanes la han condenado a una muerte que muchos están dispuestos a ejecutar como ya fueron ejecutadas la de Salman Taseer o la de Bhati.
¿El día Internacional de la Mujer?
Es lamentable que mientras se celebra en todo el mundo el día Internacional de la Mujer existan casos como el de Bibí. Casos en los que la comunidad internacional que ensalza los valores del respeto y la justicia no ha hecho nada. Es el gran ejemplo de la ONU. Es evidente que el caso de la violencia contra la pluralidad de creencias en el mundo es un tema para las Naciones Unidas. No obstante, la ONU ha sido y es la gran ausente de este caso.
Ban Ki-moon y la cúpula de Naciones Unidas no ceja en demostrar con su silencio el absoluto ostracismo al que quieren relegar la violencia contra los cristianos en el mundo, una violencia que diferentes informes afirman que es la más violenta y extendida en el mundo contra cualquier confesión.
La ONU pierde en el caso de Asia Bibí una oportunidad para demostrar que realmente defiende los derechos de las mujeres, no de algunas mujeres. Paralelamente, España pierde otra oportunidad, que sí ha sabido ver la laicista Francia, la oportunidad de demostrar la amplitud de miras en pro de la defensa de los más débiles y los desfavorecidos. Si Francia ya ha adelantado su disposición de ofrecer asilo político a Asia y a su familia, un país como España, que, entre otras cosas, ha hecho bandera y ha sido uno de los grandes impulsores de la Alianza de Civilizaciones, ¿por qué no ofrece asilo a la propia Asia o al sacerdote evangélico Yousef Nadarkhani? Nadarkhani fue condenado a muerte en Irán por apostasía, tras dejar el islamismo para trabajar como pastor evangélico.
Los obispos pakistaníes: la mujer cristiana, “doblemente discriminada”
Las mujeres miembros de las comunidades religiosas minoritarias se ven “discriminadas y marginadas el doble que las demás”. Son maltratadas y hostigadas, a menudo obligadas a sufrir conversiones forzadas, y su nivel de educación es mucho más bajo que la tasa de alfabetización de las mujeres a nivel nacional; lo afirma un informe presentado hoy en el “Día de la Mujer”, por la “Comisión Justicia y Paz” de la Conferencia Episcopal de Pakistán y que divulga la Agencia Fides. El informe, titulado “La vida en los márgenes”, se basa en entrevistas a más de 1.000 mujeres hindúes y cristianas, llevadas a cabo en 8 distritos de Punjab y en 18 distritos de Sindh, donde vive el 95% de las minorías religiosas en Pakistán.
Como ha informado a la Agencia Fides Peter Jacob, Secretario Ejecutivo de la Comisión, “han surgido diferencias jurídicas, prejuicios, conversiones forzadas y la falta de atención política”, cosas que requieren “la urgente necesidad de replantear las leyes que tocan la esfera religiosa y la igualdad de género”.
Según el informe, el 43% de las mujeres pertenecientes a las minorías han vivido la discriminación religiosa en su lugar de trabajo o en instituciones educativas y sociales. El 76% de ellas también han sufrido acoso sexual en el trabajo, que a menudo es un trabajo humilde y de bajos ingresos, tales como el servicio doméstico en casas de ricos comerciantes.
La Comisión, el 8 de marzo, “Día de la Mujer”, invoca el apoyo de toda la sociedad civil, y pide al gobierno que intervenga con normativas que establezcan la igualdad de género, la igualdad de oportunidades y derechos para las minorías, para eliminar la brecha social, económica y cultural alimentada por la discriminación religiosa.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>