Un colegio de Elche prohíbe el Belén para celebrar la Navidad

El Centro de Educación Infantil y Primaria Hispanidad de Elche ha pedido a las familias de niños de 3 años que lleven un adorno laico al aula con motivo de la Navidad

El Centro de Educación Infantil y Primaria Hispanidad de Elche (Alicante) ha pedido a las familias de niños de 3 años que lleven un adorno laico a la clase con motivo de la Navidad, una festividad religiosa. “Se aproxima la Navidad y necesitamos que cada niñ@ traiga un adorno al aula, por favor que no sea grande (árbol de Navidad) ni con motivos religiosos (belén)”, dicen.

Según informa el diario La Gaceta, la circular, en la que llaman a los padres a participar el próximo 3 de diciembre en la decoración del aula, ha provocado polémica en las redes y algunos internautas han criticado la censura al Belén y se han preguntado qué van a llevar los niños si no pueden llevar árboles o figuras tan características como los Reyes Magos de Oriente, la Virgen María, el niño Jesús y San José.

La medida se enmarca dentro de la idea de la izquierda y del laicismo radical -respaldada por asociaciones educativas laicas- de sacar a Dios de las aulas. Eliminar los símbolos religiosos en los lugares públicos, suprimir la clase de Religión, eliminar y conseguir que la escuela pública sea totalmente laica es el proyecto que han apoyado públicamente partidos como Podemos. La formación que lidera Pablo Iglesias apoyó la campaña “No me apuntes a la clase de Religión” que promueve la organización Europa Laica. Si se llevara a cabo esta decisión, más de 3.000 profesores -todos los que que imparten esta asignatura en centros públicos- pasarían a engrosar las filas del paro. Además, cabe señalar la pérdida moral y cultural que esta medida supondría para las nuevas generaciones.

El pasado año, los denominados “ayuntamientos del cambio” quisieron suprimir el intrínseco carácter religioso de la Navidad. El regidor de Valencia, Joan Ribó, impulsó la cabalgata laica con las reinas magas republicanas, Manuela Carmena dejó de patrocinar los belenes -aunque ante la presión ciudadana decidió mantener el del Consistorio con reducidas dimensiones-, cambió el tradicional Nacimiento de la Puerta de Alcalá por adornos “laicos” y eliminó los tradicionales trajes de los Reyes Magos, y Ada Colau llamó a celebrar el solsticio del invierno en Barcelona.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>