Comprometerse en la construcción de una paz justa y duradera

El Papa Francisco siempre tiene una palabra para recordarnos la necesidad de comprometernos, cada uno en la medida de nuestras posibilidades, en la construcción de una paz justa y duradera. Precisamente, en el Mensaje de la Jornada Mundial de la Paz de este año nos hablaba de la cantidad de veces que la Iglesia se ha comprometido en el desarrollo de estrategias no violentas para la promoción de la paz en muchos países.
Acaba de mostrarlo con las palabras y los hechos en su histórico viaje a Egipto, donde, en la declaración conjunta firmada con el Patriarca de Alejandría, se refería explícitamente a cómo el testimonio cristiano puede suponer una señal de reconciliación y de esperanza para la sociedad egipcia y ser una semilla que produzca frutos de justicia y de paz.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>