Con los que ‘desaparecen’ de las cifras oficiales, nos acercamos a los cinco millones de parados

El pasado martes, 5 de mayo, el Ministerio de Trabajo hacía públicas las cifras del paro del mes de abril, que creció en 39.478 p…

El pasado martes, 5 de mayo, el Ministerio de Trabajo hacía públicas las cifras del paro del mes de abril, que creció en 39.478 personas respecto a marzo y situó la cifra total de parados en 3.644.880. Aún tratándose del peor dato del mes de abril de toda la serie histórica comparable, iniciada en 1996, la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, se apresuró a decir que el aumento del paro se está “desacelerando”.

También el PSOE, en boca de su portavoz en el Congreso de los Diputados, José Antonio Alonso, aseguró que las cifras del paro de abril “acreditan objetivamente un frenazo importante” en la pérdida de puestos de trabajo que “da esperanza” en la lucha contra la crisis y coloca al Gobierno, gracias a sus medidas, en la “senda” de una “reducción paulatina” del desempleo.

Sin embargo, diez días antes los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), del Instituto Nacional de Estadística (INE) situaban el número total de desempleados en 4.010.700 personas y la tasa de paro en el 17,36%.

A pesar de que las dos fuentes proceden del Gobierno, ¿a qué se debe que la EPA registre casi 400.000 mil parados más que el INEM? La respuesta es que el INEM sólo contabiliza los parados inscritos y, mientras el Gobierno recurre a estas cifras para hablar del paro en España, las instituciones europeas tienen en cuenta las de la EPA.

¿Y el paro desestacionalizado?

Pero, esto es sólo una pequeña muestra de cómo el Gobierno manipula las cifras de desempleados para ocultar un buen porcentaje de ellos a la opinión pública.

Para empezar, cuando se compara el incremento de parados con el mes anterior se está partiendo de una premisa errónea al no contemplar el paro desestacionalizado, que tiene en cuenta todo el año anterior al del mes en que se dan los datos.

El propio Gobierno ha reconocido que el paro desestacionalizado ascendió en abril a 118.200 personas, es decir prácticamente el triple de lo que recoge la nota del Ministerio de Trabajo sobre los parados registrados en el INEM.

Además, otro indicador evidencia que el optimismo del Gobierno con respecto al paro de abril no está justificado. Se trata de los datos que ofrece la Seguridad Social sobre el número de afiliados.

La caída de afiliados en alta con respecto al mes anterior fue del 5,1% en enero, del 5,9% en febrero y del 6,5% en marzo, mientras que la del mes de abril fue del 6,8%, con lo que queda claro el perfil cada vez más acelerado de destrucción de empleo. De hecho, en el primer trimestre de este año la Seguridad Social perdió 473.200 afiliados.

Al mismo tiempo, en las cifras del INEM tampoco se tiene en cuenta el medio millón de extranjeros que se han quedado en la calle sin empleo.

Las sesiones de ‘maquillaje’

La cuestión es que el Ministerio de Trabajo ha hecho tantos cambios para definir conceptualmente qué es un parado que cada día se hace más difícil entender las estadísticas que facilitan.

¿Cómo ‘maquilla’ Trabajo el paro registrado en el INEM? Según José Barea, Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, éstas son algunos de los colectivos de parados ‘maquillados’ en las listas:

Perceptores de prestaciones por desempleo que participen en trabajos de colaboración social.

– Demandantes de un trabajo cuya jornada laboral semanal sea inferior a las 20 horas.

– Demandantes de empleo coyuntural por un periodo inferior a tres meses.

– Demandantes que estén cursando estudios de enseñanza oficial y que sean demandantes de primer empleo.

– Trabajadores beneficiarios del subsidio agrario que estén percibiendo el subsidio por desempleo.

– Personas que estén apuntadas a cursos de formación de los Servicios Públicos de Empleo.

Empezó Caldera y sigue Corbacho

Todo empezó con la llegada de Jesús Caldera al Ministerio de Trabajo. A menos de un mes de las elecciones del 9 de marzo de 2008, Caldera ‘maquilló’ las cifras del paro de febrero modificando el sistema de cálculo del INEM, con lo que hizo desaparecer entonces entre 50.000 y 100.000 parados.

Lo hizo sacando de los registros del paro a las personas que acuden a cursillos de formación para poder buscar trabajo en otro sector diferente al que les ha dejado en la calle, catalogándolos como demandantes de empleo no ocupados (DENOS). Y lo mismo hizo con los desempleados que calificó “con disponibilidad limitada”, o sea aquellos que, sin empleo, indican en su solicitud condiciones especiales de trabajo.

El actual ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha seguido con las sesiones de ‘maquillaje’ y, tal como informábamos el pasado 9 de marzo, los DENOS ya sumaban hace dos meses 252.953 personas, mientras que los desempleados con ‘disponibilidad limitada’ eran 167.615. En total, 420.568 personas que están fuera de las listas del desempleo pero están paradas.

De esta manera, si sumamos a las cifras oficiales del INEM estos parados no contabilizados, nos da un total de 4.065.448, lo que ya se aproxima a las cifras facilitadas por la EPA.

Si además le añadimos los alrededor de 500.000 extranjeros que se han quedado sin empleo, a los que nos referíamos anteriormente, nos encontramos con una cifra aproximada de casi 4,6 millones de parados, lo que equivaldría casi al 20% de paro.

Por si todo esto no fuera suficiente, Trabajo tiene la intención de incluir a los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) dentro de una ‘clasificación específica’ en las listas del paro.

Otro aspecto a tener en cuenta es el que hace referencia al plan de ayuda del Gobierno a los ayuntamientos. Cabe resaltar que, en cuanto se acaben las obras concretas emprendidas por los ayuntamientos con las ayudas del Gobierno, muchos de esos trabajadores contratados volverán a ir a la cola del paro. Hasta ahora, el ‘Plan E’ de Zapatero ha generado en este sentido alrededor de cien mil puestos de trabajo.

Los más pesimistas

Así las cosas, llegar a los cinco millones de parados no va a resultar difícil si se tienen en cuenta todos los aspectos reseñados. Incluso hay analistas que ya hablan del 22% de paro.

El economista colaborador de la escuela de negocios ESADE Marc Vidal asegura en su blog que “vamos camino de cinco millones de parados reales, de un 22% largo de la población activa y en un escenario en el que casi dos millones de ellos, a diferencia de lo que pasó en 1993, no tendrá ningún tipo de cobertura familiar. Dos millones de personas desesperadas”.

En la misma línea se pronuncia el ingeniero de telecomunicaciones y columnista Fernando Solera, quien augura que “acabaremos 2009 con unos cinco millones y medio de parados. Esto significa que, desgraciadamente, la tasa real de paro dentro de un año ya no será del 18 o del 19%, sino del 22%”.

Noticias relacionadas:

La caída del PIB y la morosidad de la banca son más graves de lo que dice el Gobierno

Zapatero: el paro entrará en fase de “desaceleración” en abril; pero, ¿cuándo se generará empleo?

Ayudas a los ayuntamientos: endeudarse más no es la solución

Recesión hasta 2011: El FMI da la razón al Banco de España y se la quita al Gobierno

Rondamos los cuatro millones de parados

La previsión económica más negativa hasta la fecha: el paro alcanzará el 22% en 2010

Corbacho también maquilla las cifras del desempleo: ‘desaparecen’ más de 420.000 parados

Caldera ‘maquillará’ las cifras del paro de febrero

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>