Confucio y Laotsé ya decían: más familias y menos funcionarios

Durante el pasado Siglo XX, los países con más índice de población, como Holanda o Japón, fueron los más ricos del mundo en renta per cápita. Mientras…

Forum Libertas

Durante el pasado Siglo XX, los países con más índice de población, como Holanda o Japón, fueron los más ricos del mundo en renta per cápita.

Mientras que los más despoblados, como Tanzania o Eritrea son los más pobres.

En la China de Mao se cometió el error de limitar la natalidad, con la pretensión de reducir las bocas a alimentar. Con la muerte de Mao, el Gigante Amarillo ha cambiado sus estrategias: Se decide a trabajar con bajos costos de producción y nos invade con su industria y su comercio. Hoy, cuantos más chinos , más riqueza producen. No hay quien los pare, pero no se debe luchar contra esa invasión, sino que debemos aprender de ellos.

Europa está dormida en sus laureles. Se limita a lamentarse de la crisis. Debe despertar y recuperar la hegemonía mundial, sin miedo. Sin mirar a los EEUU con admiración o temor.

Los comentaristas de actualidad, con alarmas sobre la demografía y sobre la emigración, son los principales culpables de la llamada "crisis"(?).. Porque, a través de todos los "Medios", difunden la idea de que los hijos son una carga o una desgracia y esa psicosis se extiende entre las jóvenes parejas, bombardeadas por las campañas estatales de distribución de preservativos, anticonceptivos, abortivos, Etc.

El pueblo chino ha vuelto a las premisas de Laotse y Confucio: Que un pueblo es feliz cuando son muchos los que trabajan y producen y son pocos los funcionarios que desparraman.

Hoy como entonces, la nación que tiene muchos ciudadanos produciendo riqueza es una nación rica, sin distinción del origen de esos seres humanos.

Pero si los puestos de trabajo que se crean son de funcionarios, esa nación será cada vez más pobre. Pero nuestros políticos no se quieren enterar: No quieren seguir el ejemplo de los viejos chinos: Más familias numerosas y menos funcionarios. Carlos Roces

Hazte socio

También te puede gustar