El Congreso pide reclamar los bienes inmatriculados por la Iglesia

Con 19 votos a favor, 17 en contra –de PP y Ciudadanos– y una abstención, la Comisión de Justicia sacó adelante un texto del PSOE que solicita que estudie los bienes inmatriculados por la Iglesia

El Congreso aprobó la pasada semana una proposición no de ley que urge al Gobierno que, en seis meses, aporte la relación de los 4.000 bienes inmatriculados por la Iglesia desde 1998 y que se reclamen los que se hayan inscrito de forma supuestamente fraudulenta.

Con 19 votos a favor, 17 en contra –de PP y Ciudadanos– y una abstención, la Comisión de Justicia sacó adelante un texto del PSOE en el que se solicita al Ejecutivo que estudie los bienes inmatriculados por la Iglesia en el Registro de la Propiedad desde 1998, año en que se realizó la primera inscripción tras la reforma de la Ley Hipotecaria.

En concreto, se pide al Gobierno que analice los documentos acreditativos de la propiedad utilizados por la Iglesia y, que en caso de no ser suficientes ni válidos, reclame la propiedad de estos bienes y de aquellos considerados de dominio público que también hayan sido inmatriculados como, por ejemplo, la Catedral de Córdoba. Esta iniciativa está encuadrada en la campaña iniciada hace meses que pretende desprestigiar a la Iglesia y a sus bienes.

“La Iglesia se ha adueñado de la Mezquita de Córdoba por 30 euros y además, la ha inscrito como Santa Iglesia Catedral de Córdoba, lo que resulta insultante e indignante para gran parte de la ciudadanía”, apuntó el diputado del PSOE, Antonio Hurtado. Durante su intervención, el diputado socialista subrayó que el Real Decreto aprobado en 1998 por el PP “dio a la Iglesia la potestad de inmatriculación de bienes como si fuera una institución pública”, una norma que consideró “claramente inconstitucional”. La Iglesia, cabe aclarar, no se adueñó de nada sino que hizo valer el Real Decreto para normalizar la situación oficial de algunos centros que pertenecen a la Iglesia desde hace siglos.

Por su parte, Ricardo Iglesias, diputado de Podemos, destacó la necesidad de “recuperar lo que históricamente ha defendido el Estado español durante varias décadas”, mientras que Enric Bataller del Grupo Mixto calificó las inmatriculaciones de “pastiche jurídico”.

Frente a esto, Isabel Cabezas, diputada del PP, recordó que la Iglesia inmatriculó la Catedral de Córdoba cuando gobernaba el PSOE y que “sus opiniones y críticas no se corresponden con sus actos”.

Finalmente, el diputado de Ciudadanos Marcial Gómez fue más allá y reprochó al PSOE que lo que verdaderamente “le preocupa es tener un trozo de pastel de las entradas pagadas por los turistas”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>