Consumir mucha electricidad está penado… ¡pero en casa somos 15!

Un día de la pasada semana me disponía a abrir el correo. Facturas y más facturas, lo de siempre, luz, gas, agua, teléfono, impuestos, comisiones de b…

Forum Libertas

Un día de la pasada semana me disponía a abrir el correo. Facturas y más facturas, lo de siempre, luz, gas, agua, teléfono, impuestos, comisiones de bancos y cajas, lo que digo, más de lo mismo.

Pero cuando abro el sobre de la factura de la luz, en éste caso da igual el nombre de mi distribuidor, contemplo asombrado el siguiente epígrafe en el listado de los cargos que engloban la interminable “púa”: “recargo exceso de consumo” , con su consiguiente aclaración: “se aplica recargo exceso de consumo según Real Decreto 1556/2005 DE 13-12-2005”.

Esta situación, ante los ojos de cualquiera y ante este ritmo estresante de vida que llevamos, pasa totalmente inadvertida, pero ante los míos, un padre de familia de 15 hijos, (sí, quince, no es un error de imprenta) la palabra RECARGO parece una persecución y mis ojos se clavan como dos huevos fritos en ella.

Yo comprendo que ante la situación mundial de crisis energética que hay, eso dicen, se penalice el consumo excesivo de esta fuente controlable, pero que no se tenga en cuenta a la hora de juzgar ese consumo el número de miembros computables de una familia, cosa a la que no acabo de acostumbrarme, me parece no solo injusto sino anticonstitucional.

No basta con la lucha diaria de “fulanito apaga esa luz”, “menganita no tengas la puerta del frigo abierta”, “fulanitos bañaros de dos en dos para aprovechar el agua”, “menganitas encended sólo un radiador”, no basta porque consumir más de 1300 Kwh bimensuales está penado por REAL DECRETO. Publicado en el B.O.E. de 28 de Diciembre (menuda inocentada) de 2005, en su anexo 1, apartado 1, nota 1, parte 2 (manda romana encontrarlo) dice: cuando el consumo de un bimestre sea superior a 1300 Kwh se aplicará a la energía consumida por encima de dicha cuantía un recargo de…….

Yo invito a los que lean ésta carta, da igual el número de hijos o familiares que convivan con ellos, a mirar el consumo de Kwh. que se refleja en su recibo de luz, les aseguro que el consumo “per cápita” de mi casa es menor que el de la suya. De cualquier modo y como estamos en un estado constitucional y de derecho, en mi casa a partir de hoy se respetarán las siguientes normas:

1) En vez de siete lavadoras, que pone mi mujer cada día, se pondrá una sola con la ropa blanca y de color mezclada, media carga de agua y en frío.

2) Queda suprimida la secadora, tendiendo los diecisiete pares de calcetines mojados con cuidado de no molestar a los vecinos de abajo.

3) Los menores de siete años se bañarán semanalmente de tres en tres y sólo se cambiará el agua si no se ve el fondo de la bañera.

4) Una sola ducha semanal por miembro computable de la familia mayor de ocho años, no superior a dos minutos y por supuesto en frío.

5) Todos estudiarán juntos en una sola habitación con dos lámparas de bajo consumo (o una de mayor potencia, según los P.V.P.).

6) El frigorífico permanecerá cerrado y desenchufado de 11 de la noche a 7 de la mañana.

7) Si alguno se levanta por la noche a hacer pipí o caca, no podrá encender la luz y pobre de él como manche por fuera la taza del inodoro, quedará castigado un día sin hacer sus necesidades.

8) La televisión que estaba restringida sólo a los fines de semana queda prohibida también el viernes tarde, sábado por la mañana y domingo por la tarde. Quedan precintados videojuegos y ordenador.

9) Quedan prohibidos los secadores y planchas del pelo, porque hijas, la belleza está en el interior.

10) Al que no le guste que se vaya de casa, con un poco de suerte gastaremos menos de 1300 Kwh.

Hazte socio

También te puede gustar