Contradicción de ZP sobre el referéndum: Critica a la Iglesia mientras asume el “no” de sus socios

La campaña del referéndum sobre la Constitución europea, convocado en España para el 20 de febrero, ha destapado una nueva contradicción del president…

Forum Libertas

La campaña del referéndum sobre la Constitución europea, convocado en España para el 20 de febrero, ha destapado una nueva contradicción del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Después de que la Conferencia Episcopal hiciese pública el pasado viernes una nota en la que argumentaba que moralmente pueden ser igualmente válidos el “si”, el “no” y la abstención, el jefe del ejecutivo criticó el mismo sábado a los obispos, en un mitin en Valencia, por no alinearse con las tesis gubernamentales por el voto afirmativo. Mientras tanto, no reprocha a sus socios de Esquerra Republicana (ERC) e Izquierda Unida-Iniciativa (IU) los respectivos posicionamientos claramente decantados por el “no”.

Gaspar Llamazares, coordinador general de Izquierda Unida, afirmaba al empezar la campaña que el Tratado “consolida los errores del pasado de la Unión Europea y no avanza en los aciertos del Estado y la sociedad del bienestar”. En esta línea, dio un mensaje claro: “No a esta Constitución que consolida hacia delante el mercado de la moneda única y militar de unos pocos mientras la mayoría va hacia atrás”. Por su parte, el otro socio de Zapatero en el Congreso, el republicano Joan Puigcercós, pidió el viernes el voto negativo porque, según él, la Carta Magna europea “deja fuera a los pueblos de Europa”, y la calificó de “freno para Europa”. También el líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, habló contra el Tratado diciendo que no contempla “la Europa diversa plural y democrática” que defiende su partido. “Queremos más Europa, y la de esta Constitución es insuficiente”, añadió.

Los obispos españoles, al avalar la legitimidad de las tres opciones para el referéndum (sí, no y abstención), simplemente han recogido la transversalidad de los católicos ante la Constitución europea. Según la nota presentada el viernes por la Conferencia Episcopal, el texto “presenta elementos positivos y negativos cuya valoración de conjunto no es fácil de precisar”, y reitera que su compromiso con el proyecto no obliga al organismo eclesial a indicar, en el ejercicio de su misión pastoral, un sentido determinado del voto. El mensaje, por otro lado, constata la “perplejidad” de muchos ciudadanos por la rapidez del proceso.

Y mientras los socios parlamentarios de Zapatero no reciben ninguna crítica pública del presidente, la Iglesia vuelve a ser atacada. Así se dirigió el líder socialista a los que le escuchaban el sábado en Valencia: “Respondo lo que aprendí de pequeño: ¿No habíamos quedado en que a quien madruga, Dios le ayuda?”. Ante la posibilidad de reaccionar después del mensaje de la Iglesia católica, el jefe del ejecutivo tenía esta vez una alternativa más fácil y menos comprometedora incluso para sus propios intereses electorales para el referéndum: la de saludar como una aportación los argumentos que los obispos exhiben a favor del “sí”, como “la integración de la Unión, la consolidación de la paz, el desarrollo socioeconómico y la cooperación más eficaz contra el terrorismo”. Pero la respuesta ha sido un nuevo reproche hacia la institución más representativa de los millones de católicos españoles.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar