Contundente plan del Gobierno francés contra la inmigración ilegal

El ministro francés del Interior, Dominique de Villepin, presenta este miércoles ante el Consejo de Ministros un plan de lucha contra la inmigración i…

Forum Libertas

El ministro francés del Interior, Dominique de Villepin, presenta este miércoles ante el Consejo de Ministros un plan de lucha contra la inmigración ilegal que fue entregado el martes al presidente Jaques Chirac y al primer ministro Jean Pierre Raffarin. En una entrevista publicada por el diario LE FIGARO, De Villepin revela los principales detalles del proyecto, que para él “debe basarse en la firmeza como norma principal”. La creación de un servicio público de control de la inmigración, reforzar los efectivos policiales en las fronteras, la modificación del Código Civil para luchar contra los matrimonios de conveniencia, la puesta en marcha de un fichero nacional de acogida y el establecimiento de una lista de países seguros con los que puede acelerar la tramitación de solicitudes de asilo son algunas de las propuestas que incluye el plan.

 

A dos semanas del referéndum sobre el Tratado Constitucional europeo, ante una previsión de posible victoria del “no” y cuando la inmigración sigue figurando entre los principales motivos de preocupación para la opinión pública francesa, el ministro del Interior hace ahora pública la intención gubernamental de dar al problema de la inmigración clandestina “una respuesta rápida y eficaz”. Recuerda concretamente que, a pesar de que su predecesor, Nicolas Sarkozy, ya endureció en 2003 las condiciones de entrada de extranjeros, es momento de volver a afrontar esta cuestión. “Se estima que la inmigración irregular está entre 200.000 y 400.000 personas. En mis viajes, he podido comprobar que esta situación es inaceptable para nuestros compatriotas y, por tanto, he decidido responder dentro del respeto a nuestros principios republicanos”, explica. De todas formas, y como sucede en España incluso tras el reciente proceso de regularización, algunas ONG y colectivos cívicos hablan de 1 millón de inmigrantes ilegales en Francia.

 

Dominique de Villepin, tras recordar que su plan “se apoya en el reforzamiento de la cooperación europea sobre el control de fronteras”, niega algunas acusaciones que le llegan estos días en el sentido de que se trata de un proyecto de su Ministerio que no contaría con el consenso de todo el ejecutivo. “Todos dispondrán cada día de los principales indicadores de la inmigración, con el objetivo de reaccionar a tiempo real: número de peticiones de asilo, regularizaciones, expulsados en la frontera, etc.”, destaca. En la misma línea, revela que ha propuesto “crear una policía de inmigración en la que estará integrada la Policía de Fronteras y que se dedicará exclusivamente a desmantelar los grupos masivos de extranjeros que intentan entrar al país de forma clandestina”. Finalmente, también anuncia que se creará “una oficina de lucha contra la explotación laboral de extranjeros confiada a la Gendarmería”.

 

Una vez más, la inmigración salta a la arena política francesa en un momento especialmente importante para el futuro de la construcción europea. El actual Gobierno anuncia ahora un plan cuando la incertidumbre sobre el resultado del referéndum del 29 de mayo ha puesto numerosos elementos de tensión en el debate social. Parece que los defensores del “sí”, entre los que se encuentran la totalidad de los ministros del Gobierno, van a recurrir en los próximos días al discurso de la preocupación sobre la realidad de la inmigración, con el objetivo de captar votos de ciudadanos indecisos que se muestran especialmente críticos con la acción del ejecutivo en esta cuestión.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar