Crece aún más el divorcio conflictivo, pese a tres años de divorcio exprés

Ha habido un cierto descenso en las rupturas matrimoniales en España durante el año 2007: de casi 146.000 rupturas en el 2006, se ha pasado a  137.510…

Ha habido un cierto descenso en las rupturas matrimoniales en España durante el año 2007: de casi 146.000 rupturas en el 2006, se ha pasado a  137.510. Son los datos recientes de la Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios del año 2007 del Instituto Nacional de Estadística (http://www.ine.es/prensa/np516.pdf ).

Sigue siendo mucho: el doble que en 1991 y más que en 2004, último año sin divorcio exprés. Pero es algo inédito en la historia del divorcio español: nunca había descendido la cantidad de rupturas.

 

Además, si comparamos el primer trimestre de 2008 con el mismo periodo de 2007 se consolida esta disminución: de 40.579 rupturas a 32.909 en 2008.

 

Estos datos han precipitado la búsqueda de posibles causas.

 

1)     Algunos expertos opinan que la causa es la crisis económica. Ésta obliga a los cónyuges hastiados de su matrimonio a mantener la convivencia; encontrar otra vivienda se hace casi imposible.

2)     Otros expertos dicen que las cifras del 2005 y 2006 eran altas por reflejar un stock de separaciones y situaciones conflictivas que se convirtieron en divorcio con la facilidad aportada por el “divorcio exprés” de 2005.

3)     También hay quien atribuye el descenso de disoluciones  al freno del número de inmigrantes que llegan a España, ya que muchas rupturas matrimoniales afectaban a personas extranjeras (en el 2007, casi un 3% de las disoluciones matrimoniales eran de matrimonios extranjeros, y otro 6,4% de rupturas afectaban a un cónyuges extranjero).

 

La Confederación de Asociaciones de Madres y Padres Separados  considera necesario un estudio más profundo de los datos y ha hecho notar que los divorcios contenciosos, sin acuerdo entre los cónyuges, continúan aumentando, a pesar de que uno de los objetivos de la actual ley del divorcio exprés era precisamente hacer descender los divorcios conflictivos para evitar sufrimientos.

 

Con las cifras en la mano, se ve claramente que el divorcio exprés no disminuye el divorcio conflictivo, sino que éste crece en números absolutos y en porcentaje:

 

Año 2004 (sin divorcio exprés): 50.974 divorcios, 19.500 divorcios conflictivos

Año 2006: 126.952 divorcios; el 34,7% conflictivos: 43.163 divorcios conflictivos

Año 2007: 125.777 divorcios; el 36,4% conflictivos: 45.782 divorcios conflictivos

 

La mitad de estas nuevas 137.510 rupturas afecta a niños. Un tercio de las rupturas afectan a matrimonios con un hijo único.

 


Año 1980: "un millón de parejas esperan divorciarse…"; fueron 16.000
 

El divorcio se aprobó en España en 1981. El ministro Fernández Ordóñez hablaba de que había "un millón de parejas en una situación insostenible", poco menos que matándose, que necesitaban el divorcio. Pero las cifras demostraron que no era cierto, que la demanda de divorcio era poca… pero que, como otros negocios, fue generando su propio mercado.

Año 1981: 16.000 rupturas (entre divorcios y separaciones)
Año 1986: 47.000 rupturas
Año 1991: 67. 000 rupturas
Año 2004: (último antes del divorcio exprés): 135.000 rupturas familiares (82.000 separaciones + 53.000 divorcios), una cada 4 minutos.
Año 2005: 139.000 rupturas (87.000 divorcios, 52.000 separaciones)
Año 2006: 145.919 rupturas
Año 2007: 137.510 rupturas (125.777 divorcios, 11.583 separaciones)

 

 

 

Año 2006: España, primera potencia europea en divorcios

 

España en el 2006 fue la "campeona" en la "Eurocopa del divorcio": el país con más divorcio de la UE-27, es decir, incluyendo los muy divorcistas países del Este), medido por "indicador coyuntural". Es decir, en 2006, por cada nueva boda en España había 0,6 divorcios (según cifras de Eurostat, el INE daría 0,7). Ningún otro país de la UE registraba este índice.

 

Incluso países muy divorcistas como los del Este (tras décadas de comunismo y descristianización forzada) se quedaban en un 0,5: Chequia, Letonia, Lituania. También en 0,5 divorcios por boda se quedaban Alemania, Austria, Finlandia y Suiza.

 

España triplicó, por ejemplo, a Italia, por decir otro país mediterráneo y latino de cultura católica: apenas tiene 0,2 divorcios por cada nuevo matrimonio.

 

Otra forma de medir los datos es comparar la cifra de divorcios por cada 1000 habitantes. En esta categoría, España volvía a ser el país con más divorcios de Europa Occidental (la UE-15), y sólo le ganan en divorcialidad por cada mil habitantes tres países del Este: Chequia, Lituania y Letonia.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>