Crimea y la nueva política rusa

En un artículo de un periódico turco trataban ampliamente el caso de Crimea y es que los tártaros de Crimea son hermanos de los t…

En un artículo de un periódico turco trataban ampliamente el caso de Crimea y es que los tártaros de Crimea son hermanos de los turcos, por detrás está la pelea de varios siglos entre los imperios Otomano (turco) y Ruso. Al parecer, están contentos con la promesa rusa de respetar la autonomía cultural étnica tártara, que no fue respetada dentro de Ucrania (en la Constitución Rusa hay dos figuras de autonomía: territorial-étnica y cultural-étnica; por ejemplo, existe la Autonomía Cultural-Étnica de los Pueblos Curdos, que reúne culturalmente, pero no territorialmente, a los representantes de ese pueblo. Claro está que los tártaros de Crimea hubieron preferido la autonomía territorial, con la capital en Bajchisarái (antigua capital tartara al sur de Crimea). También hay que conocer que existe toda una República Autónoma de Tartaristán en los Montes Urales, de casi 4 millones de habitantes, hermanitos de estos tártaros, que forma parte de la Federación Rusa, es de una cultura musulmana (suni) bastante rebelde, pero, al fin, pro-rusa. Todos ellos (turcos y tártaros) se separaron territorialmente en los tiempos de los mongoles (son primos de los tártaros) de Genghis Kan, a quienes estos últimos acompañaron en sus conquistas de Europa del Este.

La autonomía no ha sido territorial pues no se conoce con detalle la situación de otras minorías como los godos, griegos, genoveses y algunos más que han pasado por la península. Los tártaros de Crimea son una etnia y un idioma específico. Después del genocidio de Stalin sobre ellos han ido regresando a Crimea donde se han instalado. Tiene su propias organizaciones, sus radios y televisiones, son unos 250.000, o sea un 12% de la población. Otros 250.000 se hallan repartidos en Polonia, Turquía, Rusia etc. Contrarios a la unión con Rusia, están siendo objeto de un trato especial. Putin ha reconocido sus organizaciones y el derecho a que su idioma sea también oficial en Crimea junto, con el ucraniano y el ruso. Además, está revisando la consideración de genocidio, que seguramente terminará reconociendo, lo cual les puede traer nuevas ayudas. Este pueblo ha sido fundador del organismo de la ONU sobre pueblos sin estado. Han sido reconocidos por el consejo mundial musulmán y otras organizaciones internacionales.

Putin está armando todos los recursos para promocionar Crimea. Así se espera que se promueva como zona de desarrollo especial, potenciando a la vez el desarrollo turístico. Además, ya se ha creado un nuevo Ministerio para Crimea. En conjunto se está realizando una política de conceder a todos los grupos garantías y derechos que Ucrania les había negado. Recientemente, el primer ministro ruso en persona se desplazó a Crimea con casi todos sus ministros para ver sobre el terreno la situación y aplicar las ayudas necesarias. Y, obviamente, producir un efecto de ¡aquí estamos nosotros!, frente a los habitantes de Crimea y la opinión pública mundial.

Un pequeño grupo ultranacionalista ucraniano está en la resistencia, es el mismo que estuvo en la lucha contra el poder anterior de Ucrania y que hoy la policía y el ejército están desarmando en Kiev.

Existe una opinión generalizada en Rusia donde se dice que ya está bien de aguantar a las potencias del dinero, principalmente Estados Unidos, y se cree que han sido humillados y maltratados y que se les ha reducido su espacio natural. De ahí la política con Bielorrusia, donde desde el año 2000 existe un tratado de colaboración que aproxima mucho el país a la Federación Rusa. La política hacia Ucrania ha seguido un ritmo parecido aunque no tan intenso. El caso de Crimea es especial y desde luego diferente del de Ucrania. De todas formas, hay que señalar que la zona este de Ucrania, la más industrial, se halla poblada mayoritariamente por ruso descendientes. La tensión entre la Unión Europea, que quiere “liberar” este territorio de la férula rusa e incorporarlo a la UE, es una batalla territorial donde la nueva política de Putin de recuperar a una Rusia potente está recibiendo todos los apoyos de una población que lo había criticado ampliamente por su carácter un tanto dictatorial. En esta nueva política incluirán la localización de bases militares en países anti Estados Unidos y la alianza tacita con China.

Efectivamente, ya en el Consejo de Seguridad se han encontrado la mayor parte de las veces votando igual y es que las posiciones de China y Rusia tienen intereses comunes. El bloque que se ira formando China-Rusia tiene a oponerse al dominio Estados Unidos-Unión Europea.

Curiosamente, Rusia está realizando posiciones mucho más democráticas que los EEUU–UE ,y es que se ha dado cuenta de que actuar como los buenos les trae réditos. Vean si no el papel en Siria, donde Kerry tubo que torcer su brazo hacia posiciones de entendimiento y acuerdo que protagonizaba el canciller ruso. Conversaciones lamentablemente hoy estancadas.

Entre los proyectos financieros chinos en América Latina y África y la posición política de Rusia nos encontramos en situaciones de peleas entre bloques. En muchos países, cuando se piensa en financiamiento, no se hace con el WB, BID, BCIE, si no en China. Ahora los salvadoreños, con un nuevo gobierno del FMLN, quieren buscar también ese apoyo y refinanciar toda la deuda con China .Antes han acudido a ellos Nicaragua, Chile, México, Guatemala y un largo etcétera.

En los problemas internacionales hay que pensar también como juegan los interés de las grandes potencias y no olvidemos que Rusia es un BRIC o sea que puede arrastrar a una parte de los nuevos.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>