Cristianismo: vigoroso en EEUU, anémico en Europa; el análisis de un ex-sacerdote anglicano

Si hay alguien que puede hablar con una vivencia desde dentro a ambos lados del Atlántico y tras pasar por varias denominaciones, ése es Dwight Longen…

Forum Libertas

Si hay alguien que puede hablar con una vivencia desde dentro a ambos lados del Atlántico y tras pasar por varias denominaciones, ése es Dwight Longenecker. Escribe regularmente en unas 25 publicaciones del Reino Unido, Irlanda y EEUU y es autor de siete libros de espiritualidad y diálogo entre evangélicos y católicos. Se educó en el protestantismo fundamentalista en EEUU, después abrazaría la doctrina episcopaliana (el anglicanismo de EEUU); finalmente, ya en Inglaterra y siendo sacerdote anglicano, él y su familia entraron en la Iglesia católica en 1995.

 

A ambos lados del Atlántico le suelen pedir que explique cómo se vive la religión en América o en Europa. A la vuelta de una gira de conferencias por EEUU, Longenecker fue entrevistado por IgnatiusInsight.com , la revista digital de la editora católica americana Ignatius Press, que le pregunta por la fe en Inglaterra y Europa.

 

La Iglesia católica inglesa lo está haciendo mejor que muchas de sus vecinas europeas”, explica Longenecker. “Debido a la mentalidad histórica de gueto de los católicos ingleses, han mantenido una lealtad mayor, más asistencia a misa y mayor número de sacerdotes que el resto de Europa. Sin embargo, decir esto no es decir mucho. La asistencia a misa y el número de sacerdotes y religiosos declinan también aquí. Aquí en Inglaterra y en Europa es muy difícil conseguir que la gente se comprometa en nada extra y casi imposible conseguir que financien una idea nueva. Como persona con ideas y entusiasmo americanos, disfruté estando en casa y me ha costado volver a este campo de misión más bien estéril”.

 

"En contraste, la Iglesia católica en EEUU es como el pueblo americano: llena de entusiasmo, de iniciativas emocionantes y de espíritu emprendedor. Pensemos en un adolescente comparado con un viejo cansado. El viejo está cansado, es pesimista e incluso cínico. El adolescente piensa que todo es posible. En mi visita impartí dos charlas y un taller en Detroit, un retiro en la parroquia de St. Mary’s Greenville y dos conferencias en la Universidad Ave Maria de Naples, Florida. En todas partes encontré un amor ferviente por la iglesia, un entusiasmo sonriente y una iglesia vibrante llena de ideas y energía".

 

"Yo estoy más bien en el lado conservador de la Iglesia, pero estoy dispuesto a aceptar que la iglesia liberal en EEUU es igualmente enérgica en comparación con Inglaterra y Europa. Creo que esto tiene más que ver con un rasgo nacional que con un convencimiento teológico".

 

IgnatiusInsight.com: ¿Cuáles son las diferencias entre EEUU e Inglaterra (y Europa) en lo que se refiere a religión y cristianismo?

 

“Creo que la mayor diferencia es que el cristianismo en Europa está aún asociado con el viejo stablishment. Para muchos europeos, el cristianismo pertenece a la historia, a la aristocracia y la élite educada. Simplemente, no conecta con el mundo moderno. En EEUU, debido a que la iglesia y el estado están separados, la religión pertenece al pueblo. Si quieres religión en América tienes que levantarte y defenderla, pertenecer y pagar por ella, porque nadie más va a hacerlo.

 

En partes de Europa hay un “impuesto eclesial” que tienes que pagar. El Estado en realidad recoge dinero según tu denominación y hace el donativo por ti. Esto debilita el compromiso de la persona ordinaria. Como resultado, la gente piensa que la iglesia es simplemente otro brazo del establishment. Sospechan que los poderes del establishment son corruptos, vanos e interesados sólo en proteger su propio poder, y asumen que la iglesia es parte de esto.

 

En EEUU hay aún un relación sana de crítica, profética, entre muchos grupos cristianos y el estado secular. En Europa, el estado, ahora secular, mantiene la iglesia establecida por razones culturales e históricas, pero ahora esto da la sensación de que la iglesia es parte del estado secular. Como resultado, las iglesias históricas le parecen a la gente ser un museo gestionado por el estado. Precisamente esto es lo que el comunismo intentaba hacer por la fuerza, pero en Europa Occidental el mismo efecto se está consiguiendo con sigilo de forma mucho más eficaz.

 

Es interesante ver que las únicas iglesias en Europa que realmente están creciendo son las iglesia evangélicas marginales. Estas iglesias son claramente no-seculares, proféticas, radicales al asumir un cristianismo real. Estas iglesias crecen mientras que la establecidas se marchitan rápido.

 

IgnatiusInsight.com: ¿En tu opinión, qué reserva el futuro para las comunidades anglicanas y episcopalianas? ¿Habrá un aumento en las conversiones al catolicismo o sólo un fluir regular?

 

Habrá un número estable de conversiones a la Iglesia Católica provenientes de la Comunión Anglicana [anglicanos y episcopalianos de todo el mundo]. Será entre los anglicanos que se toman su fe en serio y se toman la molestia de pensar las cosas. La mayoría de estos anglicanos conversos probablemente será gente que no nació anglicana, que había llegado de otras denominaciones protestantes al anglicanismo antes de llegar a Roma.

 

La triste verdad sobre las preocupantes tendencias actuales en la Iglesia Anglicana es que al crecer la apostasía y herejía en esa iglesia mucha gente no irá a la Iglesia Católica sino que se irá a jugar al golf. Su desencanto con el anglicanismo en realidad les hace dejar la iglesia, no necesariamente echarlos en brazos de Roma. Estos anglicanos culturales no se molestarán en hacerse católicos, simplemente se irán.

 

IgnatiusInsight.com: ¿Por qué dejaste la Iglesia Anglicana –y el sacerdocio- y te hiciste católico?

 

Cuando la Iglesia de Inglaterra decidió ordenar mujeres al sacerdocio a principios de los años 90, me hizo pensar más seriamente en la naturaleza de la autoridad en la Iglesia. La Iglesia Anglicana decía ser una rama de la Iglesia Católica, como una especie de Iglesia Ortodoxa más tardía. Muchos como yo sentimos que si esta afirmación era válida entonces los anglicanos no tenían autoridad para romper unilateralmente la antigua tradición y ordenar mujeres como sacerdotes.

 

Si hacían esto, no sólo tomaban una decisión sobre la ordenación de mujeres; también hacían una afirmación sobre qué tipo de Iglesia eran. Es decir, se afirmaba que la Iglesia Anglicana no era una rama de la Iglesia Católica sino simplemente otra secta protestante que decidía hacer lo que quería en su propio patio trasero.

 

Pensé que esta forma de tomar decisiones llevaría sólo a una agenda más secularizada. Recuerdo que les dije a mis parroquianos cuando se debatía el tema: “apuntad mis palabras, ahora las mujeres sacerdotes, dentro de diez años el matrimonio homosexual”. Y tuve razón. Aunque los dos temas no están en sí mismos necesariamente relacionados, la forma en que se toman las decisiones es idéntica: si haces campaña tiempo suficiente, consigues suficientes votos y gritas lo suficientemente alto puedes cambiar la norma histórica de la Iglesia. Si bien parece democrático, en realidad ignora a la que G. K. Chesterton llamaba la mayor mayoría: los muertos. En otras palabras, ignora la tradición.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar