Cristianofobia, el tabú

Es un tabú, los medios de comunicación y las personas bienpensantes no lo admiten, pero existe. Es la cristianofobia. En la India han quemado una cate…

Forum Libertas

Es un tabú, los medios de comunicación y las personas bienpensantes no lo admiten, pero existe. Es la cristianofobia.

En la India han quemado una catedral y miles de casas de cristianos, en la China post-olímpica hay tantos obispos encarcelados y/o desaparecidos como antes de los Juegos, en Vietnam vuelve la persecución contra las minorías cristianas, que suelen ser también minorías étnicas.

Ya ni nos extraña que la prensa occidental no dedique más que unos breves -en el mejor de los casos- a la persecución de los cristianos. Parece que no pueda ser de otra manera. Incluso aquí, en ForumLibertas, nos faltan los medios, el tiempo y la capacidad para denunciar estas persecuciones como merecerían, quizá porque estamos demasiado ocupados con la extraña realidad religiosa (o anti-religiosa) de España.

Una mención especial merece la cristianofobia en Europa. Incluso tiene su propia página web: www.christianophobia.eu  

Nos recuerda esta web que la cristianofobia sería el temor (irracional, se entiende) a los cristianos, el cristianismo, lo cristiano. Un prejuicio negativo contra los cristianos y su fe. Puede empezar con una visión estereotipada y grosera del cristianismo y llegar hasta la persecución física.

El primero en usar la expresión fue quizá el jurista y académico judío Joseph Weiler. En diciembre de 2004, cuando la acción de pasillos y prensa del lobby gay y la izquierda expulsó al católico Rocco Buttiglione de la Comisión Europea, simplemente por pensar que la práctica homosexual es un pecado -la enseñanza cristiana de siempre- hubo diplomáticos que protestaron por una discriminación clara contra un cristiano, simplemente por ser, definirse y pensar en cristiano.

Puesto que las Naciones Unidas han elaborado leyes contra la islamofobia y el antisemitismo, varios diplomáticos pidieron una acción contra la cristianofobia. La comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra en algún documento ya ha hablado de "antisemitismo, islamofobia y cristianofobia".


Así, "cristianofobia" parece un término más eficaz -al menos, más usado- que "cristofobia", que para algunos significaría lo mismo, y para otros debería limitarse a designar el "odio a Cristo y lo relacionado con Cristo".
Antiguamente, no hace mucho, había más cristianófobos que cristófobos, más enemigos de la Iglesia que del virtuoso sabio, heróico mártir, Jesús de Nazaret.
.
Desgraciadamente, parece que la incultura religiosa y la militancia de la transgresión, en busca de una dosis cada vez más fuerte de emociones, ya no sólo fomenta el desprecio e insulto a los cristianos, sino al mismo Cristo que los ateos del s.XIX y XX aún admiraban como hombre, filósofo, símbolo al menos de lo mejor que el ser humano puede dar. 
 
La cristianofobia existe, y es una actitud mental. También implica una formulación política: el laicismo de la exclusión. Y herramientas casi-religiosas, dogmáticas, como también el marxismo fue casi una religión con sus dogmas y clero. Ahí están la ideología de género, el homosexualismo político, y todo el paquete de aborto, eutanasia, miedo a los niños y la familia que Juan Pablo II llamaba "la Cultura de la Muerte".
 
Este es el panorama. En estas condiciones los cristianos y las personas de otros credos pero de buena voluntad han de hacer un esfuerzo por buscar el bien común.
Hazte socio

También te puede gustar