Cristianos venidos del Islam‘, de G. Paolucci y C. Eid

Cristianos venidos del Islam es un libro importante e incómodo. Importante porque hace referencia a una de las cuestiones claves de nuestro tiempo: la…

Cristianos venidos del Islam es un libro importante e incómodo. Importante porque hace referencia a una de las cuestiones claves de nuestro tiempo: las relaciones entre cristianos y musulmanes, entre el mundo cristiano y el Islam. Pero es al mismo tiempo incómodo, porque nos plantea la cuestión de nuestro afán evangelizador.

De todos es sabido que el Islam no es sólo un fenómeno religioso, sino que es una unidad de vida en la que fusionan íntimamente religión, política, derecho, vida social…
 
Es por ello que la conversión desde el Islam es un fenómeno altamente infrecuente y heroico: el musulmán que decide convertirse a la fe cristiana no abandona sólo la fe musulmana, abandona la Umma, la comunidad formada por los creyentes, lo que significa convertirse en un paria, ser rechazado por amigos y familiares, probablemente perder el empleo y en algunos lugares incluso la muerte.
 
En esta situación no es de extrañar que la mayor parte de las conversiones se mantengan en secreto. Pero esto cambia entre los musulmanes que inmigran a Europa: la pertenencia a la Umma se debilita y el musulmán puede gozar de una libertad inimaginable en los países de mayoría islámica, una libertad que le permitirá (aunque nunca desparecerá del todo la amenaza al ostracismo social e incluso a la agresión violenta) abandonar el Islam y abrazar la fe en Jesucristo. Eso siempre, claro está, que encuentre quien le hable de Cristo.
Y precisamente aquí radica uno de los grandes retos que debemos afrontar los cristianos en estos inicios del tercer milenio. Nunca como antes los musulmanes son nuestros vecinos y la oportunidad de anunciarles a Cristo sin temor a represalias es única. Ahora bien, parece que estamos más interesados en convencerles de que el principio de tolerancia es el único absoluto en este mundo de relativismo multicultural (un mensaje que, comprensiblemente, les deja bastante indiferentes).
Pero no todo es así de “políticamente correcto”, como bien documentan estas “historias de musulmanes convertidos al catolicismo”. La gracia sigue actuando y lo cierto es que las conversiones de musulmanes residentes en Europa no paran de crecer. Las historias concretas que recoge este libro ponen cara a este fenómeno que, de paso, nos confirma en la fe a quienes la hemos recibido de niños.
El libro se completa con un interesante y valiosísimo repaso al estado de la legislación en los diferentes países islámicos a la hora de enfrentarse a la posibilidad de una conversión a la fe cristiana. Resulta aleccionador, cuando vivimos rodeados de un permanente discurso de autoflagelación, enterarse de que, por ejemplo, en Sudán el apóstata es crucificado.
 
La exigencia de reciprocidad cobra aquí nueva importancia y se hace cada vez más perentoria el exigirla.
Libro, en conclusión, importante para vivificar nuestra fe y recordarnos cómo debemos afrontar la llegada de tantos musulmanes que, quizás la Providencia, ha traído a nuestras tierras con el objeto de que puedan conocer al verdadero Mesías. Y también para conocer la realidad que se vive en tierras del Islam, una realidad cruda pero que no podemos escamotear.
 
CRISTIANOS VENIDOS DEL ISLAM
G. Paolucci y C. Eid
Libros Libres
Madrid, 2007
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>