¿Cuáles son los salarios mínimos en Latinoamérica?

Argentina se ubica como el país con el mejor salario mínimo de América Latina (476 dólares), le siguen Uruguay (373 dólares), Chile (346), Colombia (307,9), Brasil (306,8), Perú (268) y en último lugar México (152)

La Red Latinoamericana de Investigaciones sobre Compañías Multinacionales (RedLat) elaboró un informe sobre el “Trabajo Decente en América Latina”. En el mismo analizaron siete países y midieron sus niveles de salario mínimo establecido por ley o decreto, qué porcentaje de la población percibe ingresos aun menores que eso y cuál es la brecha salarial de género.

En términos absolutos Argentina se ubica como el país con el mejor salario mínimo de América Latina, establecido en 476 dólares. Le siguen Uruguay (373 dólares), Chile (346), Colombia (307,9), Brasil (306,8), Perú (268) y en último lugar México (152).

No obstante, más allá de que en términos formales esos son los montos, no todos los trabajadores se encuentran registrados y por lo tanto no perciben ni siquiera el salario mínimo.

El estudio de RedLat señala que Perú es el país en peores condiciones en ese sentido: el 50,1% de los trabajadores percibe un ingreso por debajo de los 268 dólares. Le sigue Colombia con un 48,3% que gana menos de lo establecido. La lista se completa con Argentina (28,8%), Brasil (25,4%), México (20,2%) y Chile (21,1%). Se destaca Uruguay, que tiene apenas un 8,5% de trabajadores que no accede al mínimo.

Salario mínimo y neoliberalismo

Para el economista de la Universidad de Buenos Aires Pablo Wahren, “no es casual” que los dos países “donde se registra el menor cumplimiento del salario mínimo sean Colombia y Perú, y que el país con el menor salario mínimo sea México”. Según explicó a RT, “hay un factor común en estos países que es la continuidad de las políticas neoliberales que predominaron en toda América Latina durante la década de los ’90”.

Buhola-malcorra-pide-poner-riqueza-de-latinoamerica-al-servicio-de-la-gente

Wahren analizó que “la continuidad con el neoliberalismo” en los países mencionados se puede “observar con claridad en los acuerdos regionales que conforman, tales como la Alianza para el Pacífico y el Acuerdo Transpacífico con Estados Unidos”. El economista planteó que “para el neoliberalismo el mercado del trabajo debe ser flexible y en ese sentido el salario mínimo y los derechos laborales constituyen trabas para el libre funcionamiento del mercado“. Desde esta concepción, un mercado sin regulación permitiría a los empresarios más “libertad” para contratar gente y generar empleo.

“Sin embargo, lo que se observa es que este modelo perpetúa la desigualdad de los ingresos”, dando lugar a “trabajadores pobres que no alcanzan siquiera el bajo salario mínimo establecido, mientras que una élite nacional y extranjera goza de los beneficios de pagar menores costos”, añadió Wahren.

Finalmente analizó los dos extremos: Argentina y México. En particular en México, que cuenta con el peor salario mínimo “se estableció una economía de salarios bajos en función de los intereses de las empresas norteamericanas que trasladan su producción al sur de la frontera para pagar menores salarios de lo que tendrían que pagar en Estados Unidos”. Por su parte Argentina, que aparece en primer lugar, puede ver alterada esta situación en los próximos años “si el gobierno actual concreta, tal como ya manifestó, sus intenciones de ser parte de la Alianza del Pacifico y del Acuerdo Transpacífico”, completó el economista.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>