¿Cuándo acabará la crisis? Zapatero dice que en 2009; hay expertos que hablan de 2017

En los últimos meses, el alud de noticias con indicadores negativos relativos a la actual crisis económica española es de tal calibre que los ciudadan…

En los últimos meses, el alud de noticias con indicadores negativos relativos a la actual crisis económica española es de tal calibre que los ciudadanos, sin tiempo a digerirlo, o se alarman o lo relativizan.

 

En cualquier caso, hay una pregunta que todos ellos se hacen ante la preocupante situación por la que atravesamos: ¿cuánto tiempo durará la crisis?

 

A esta pregunta, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, responde que habrá recuperación económica en el segundo semestre de 2009. Una previsión que, como tantas otras que han hecho en los últimos tiempos los miembros del Ejecutivo español y, especialmente, su ministro de Economía, Pedro Solbes, acabará por no ajustarse a la realidad.

 

Así lo constata un informe de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que alarga las expectativas de Zapatero como mínimo un año más; y añade: “las perspectivas para 2010 son, ahora mismo, una incógnita”.

 

Esta ‘fecha de caducidad’ para la crisis económica aún se queda muy corta si la contrastamos con las previsiones que hace el profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Valencia Manuel Sanchís i Marco, quien pronostica una duración de nueve años o más si no se adoptan medidas drásticas.

 

“Sin problemas en el sistema financiero”

 

Cabe señalar que la duración de la crisis no es un hecho inexorable con fecha fija, sino que depende de la evolución de la economía internacional y, en España en concreto, de las políticas que el Gobierno ponga en marcha para acabar con ella.

 

Hasta ahora no parece que las últimas medidas anunciadas por ZP para garantizar los depósitos y la financiación vayan a atajar el problema, tal como explicábamos en una anterior información.

 

En el primer caso, quedan ‘fuera de juego’ los depósitos de las grandes empresas y los fondos de pensiones; en el segundo, nada garantiza que sean las pymes y los ciudadanos los grandes beneficiados de la compra de “activos seguros” por parte del Tesoro.

 

Ahora, el presidente del Gobierno, en una entrevista al diario Público, vuelve a manifestar que “a día de hoy no hay ninguna previsión de problemas en nuestro sistema financiero”, como ya hizo recientemente, cuando presumía en Nueva York de que “somos el sistema financiero más sólido de la comunidad internacional”.

 

Al mismo tiempo, ZP asegura al diario Público que “va a haber una recuperación del crecimiento económico. […] Yo creo que el segundo semestre del año que viene estaremos ya con una actividad económica de crecimiento intertrimestral”.

 

Todas las previsiones que tenemos dicen que, a partir del tercer trimestre y cuarto trimestre (2009), la actividad volverá a tener una cierta fuerza”, añade en la entrevista.

 

La CEOE añade un año

 

Sin embargo, la CEOE suma un año más a las expectativas de Zapatero y califica de “pesimistas” las perspectivas para el año próximo. “No existen factores de peso” que avalen el inicio de la recuperación en la segunda mitad de 2009.

 

En el documento que el pasado 15 de octubre hizo público con el título Propuestas Empresariales para Salir de la Crisis, la patronal española añade que “las perspectivas para 2010 son, ahora mismo, una incógnita”.

 

El informe distribuido a la Junta Directiva de la CEOE propone, entre otras medidas, aumentar los apoyos a la exportación e insiste en abaratar el despido y en ligar la subida de los salarios a la mejora de la productividad.

 

Sin Pactos, crisis hasta 2017

 

Por otra parte, el profesor de Economía Manuel Sanchís, autor del libro La peseta ante el Sistema Monetario Europeo, en un artículo de opinión publicado en el diario El País este domingo, 19 de octubre, argumenta que “necesitamos unos Pactos de la Moncloa II”, con un amplio consenso de todas las fuerzas políticas y de los agentes sociales.

 

“Para que, por un lado, los partidos acuerden las medidas fiscales y asuman los costes políticos del ajuste, y, por otro, los interlocutores sociales pacten salarios, productividad y otros aspectos del mercado laboral”, añade.

 

Sin esos pactos, la crisis se podría alargar hasta 2017, como mínimo: “La ausencia de pacto sería suicida, pues prolongaría la duración de la crisis hasta los nueve años o más, justo el tiempo que necesite el planeador para terminar su vuelo sin motor”, concluye el economista en alusión al título de su artículo, Economía de vuelo sin motor.

 

Manuel Sanchís también hace una referencia a que la actual situación económica “ya la conocimos durante 1986-1992, cuando España entró en la Unión Europea y en el SME”.

 

El ‘chivato’ de una crisis larga

 

En ese sentido, los augurios del profesor de Economía vienen a coincidir con la situación que provocó la última gran crisis económica de los ochenta.

En 1980, la tasa de paro del cuarto trimestre era del 12,43%, o sea la misma que prevén para España a finales de este año diversos analistas financieros, entre ellos los de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

 

En los ocho años siguientes, esa tasa del cuarto trimestre mostraba los siguientes datos: 14,99% (1981), 16,61% (1982), 17,97% (1983), 21,08% (1984), 21,48% (1985), 20,64% (1986), 19,75% (1987), y 18,31% (1988).

 

A partir de esa fecha, hubo un ligero descenso de dos años y volvió a dispararse por encima del 20% en los primeros años de los noventa. El paro, pues, actúa como un ‘chivato’ que enciende las alarmas y deja constancia de la duración de una crisis.

 

Así las cosas, no es arriesgado vaticinar que las cifras del paro se dispararán en los próximos años como reflejo de la delicada situación durante un ciclo cercano a la década.

 

A esto hay que añadir que, antes del 2015 y si no se hace nada por remediarlo, puede estallar otra más que previsible crisis, la del sistema de pensiones.

 

Según informaba ya en febrero de 2007 la Fundación de las Cajas de Ahorros Españolas (FUNCAS, si nadie lo remedia, el primer déficit del sistema de pensiones se podría producir entre 2011 y 2015. Este hecho se verá acelerado precisamente por la reducción de ingresos debida a las altas tasas de paro previstas en los próximos años.

 

 

Noticias relacionadas:

 

Por unos nuevos Pactos de la Moncloa

 

La desconfianza en la economía crece un 135% en un año; el desempleo la disparará en 2009

 

Los Presupuestos de Solbes para 2009, fuera de la realidad

 

Fondo de 50.000 millones de euros: de acuerdo, pero ¿para quién?

 

ZP presume de que crecemos más que Italia, pero acabaremos doblando su tasa de paro

 

Zapatero en Nueva York: “Somos el sistema financiero más sólido”; los inversores no se fían

 

El Banco de España ‘maquilla’ la crisis en sus previsiones para 2009

 

Crisis inmobiliaria: como mínimo, hasta 2010

 

La crisis del sistema de pensiones es inminente

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>