¿Cuántas armas existen en Centroamérica?

El planteamiento de esta pregunta parece un tanto banal, pero cuando uno conoce que el 95% de las muertes proviene de armas de fuego, verá que …

El planteamiento de esta pregunta parece un tanto banal, pero cuando uno conoce que el 95% de las muertes proviene de armas de fuego, verá que hay una correlación clara entre número de armas y asesinatos.

Hagamos una somera y solamente aproximada revisión. Comenzamos por algo bastante desconocido. Se trata de la vigilancia o cuerpos de seguridad privados. No hay un banco, farmacia e incluso abarrotería que no tenga un vigilante armado, igualmente sucede con trozos de calle que cierran con portones de entrada y una garita del vigilante. También en todo tipo de urbanizaciones. Estimo que en Centroamérica existen unos 300.000 vigilantes, especialmente en el triángulo de violencia de Honduras, Guatemala y El Salvador. Aunque la extensión es constante, países calificados como sin violencia hace tiempo se pasaron ya a situaciones donde sí existe, especialmente en las urbanizaciones. Hay que señalar que estas personas son contratadas en su inmensa mayoría por compañías de seguridad, tienen unos niveles de educación absolutamente básicos y una casi nula formación en términos de uso de armas, leyes o conducta en casos de riesgo. Aunque sí tiene conceptos básicos de comportamiento, uno de ellos me decía una vez “si me enfrento a un mañoso pido ayuda a mis compañeros de otras calles y matamos al mañoso, después lo recogemos en una pick up y lo botamos en una quebrada. No lo podemos dejar herido pues sus compañeros regresarían y me matarían a mí”. Es casi lo mismo que me decía la presidenta de una asociación de propietarios: “los vigilantes tienen órdenes de matar a cualquier mañoso que se meta en una casa y después llevarlo a una quebrada, una solución media no sirve”. Algunos de estos son ex policías, por ejemplo cuando en El Salvador por los acuerdos de paz se disolvió la Policía Nacional. Los salarios de estos vigilantes son bajos, normalmente algo por encima del salario mínimo, podríamos decir 300$/mes. Sus condiciones de trabajo no son muy buenas, por ejemplo muchas veces no tienen ni sanitarios en sus garitas, hacen jornadas de 24 horas día sí día no.

Policía Nacional. En Costa Rica es la principal fuerza armada al carecer de ejército, pero los recursos de que dispone no son mucho mayores que en otros países. Las fuerzas de policía tiene en la región unos 80.000 efectivos, con una preparación media en sus respectivas academias de policía de unos tres meses. Existen grupos de fuerzas especiales antidisturbios UMO. El nivel de retribución, formación y entrenamiento es muy superior a los vigilantes pero aún es muy insatisfactorio respecto a las situaciones a las que se enfrentan. El nivel de policía científica es bajo, faltan manejo de archivos de historias delictivas por sistemas computarizados, falta movilidad e instalaciones adecuadas e incluso a veces les falta la gasolina.

Armas en manos privadas. Muchas personas cuentan con armas para defenderse de asaltos especialmente en sus casas. Las armas no siempre están registradas ni tienen permisos. Incluyendo las provenientes de las antiguas guerrillas que nunca fueron entregadas es fácil que nos encontremos con unas 1.200.000 (unos 900.000 legales) armas cortas fundamentalmente. La capacitación no es muy buena y se han dado casos en los que por defenderse, pero no saber usarlo con suficiente eficacia, han servido más para perder la vida que no para protegerse.

Delincuentes, maras, principalmente en Honduras, Guatemala y El Salvador, los países más violentos donde han llegado a amenazar directamente al propio presidente de la República. Las armas controladas por estos grupos pueden ser unas 500.000. Piénsese que solo en El Salvador el Ministro de Seguridad y justicia señalaba que los mareros podrían ser unos 100.000 y las personas directamente vinculadas a ellos al menos otras 400.000. Dado que muchos de ellos se dedican al sicariato tienen gran práctica, lo que los hace más preparados que otros grupos. Tienen armas de casi todos los tipos fusiles AK, pistolas, revólveres, granadas. Muchas veces son entrenados por militares.

Policía municipal. Es muy escasa, poco preparada, tienen pocas competencias y no pasan de 8.000 en toda la región. Un director de policía municipal me decía que ellos nunca han hecho prácticas de tiro pues no tienen dinero para balas, los demás directores asistentes a la reunión de trabajo asintieron.

Ejército. Aunque sus funciones no son las de perseguir el delito lo cierto es que cada vez más se están involucrando en labores de apoyo a la policía. Sus efectivos no están más allá de los 250.000 incluyendo reservistas, contando que Costa Rica no tiene ejército. Obviamente son los mejores armados de todos.

Privados legales y no: 1.200.000

Vigilantes: 300.000

Policía Nacional: 80.000

Maras, delincuentes: 500.000

Policía Municipal: 8.000

Ejército, incluyendo reservistas: 250.000

Total de armas, del orden de 2.500.000 en la región. No incluyen armamento militar como tanques, aviones, helicópteros; si armas cortas, fusiles y ametralladoras. Ello representa un arma por cada 18 habitantes en promedio en la Región.

Regulación poca y con gran cantidad en manos de delincuentes. Y encima está todo el tema del narcotráfico. Total, un gran reto a enfrentar y uno de los muchísimos aspectos para pacificar la región. Se terminaron las guerras de guerrillas, pero lo que ha quedado es de una violencia aun superior.

Se ha utilizado como fuentes de información el observatorio de seguridad de la OEA, el Balance Militar de América 2008 y diversas fuentes propias.

Evidentemente, en el camino hacia la paz debe reducirse totalmente la cantidad de armas existentes. Una tarea básica a la que se le presta poca atención.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>