¿Cuánto tabaco y alcohol consumen los adolescentes españoles? Una radiografía entre los países de la OCDE

En España, a los 15 años se fuma como en Reino Unido, pero más que en Alemania, Francia e Italia; y ellas, en mayor porcentaje que ellos. Las adolescentes españolas que se emborrachan son menos que las alemanas o las británicas, pero más que las italianas o las francesas

Los riesgos que conlleva el consumo de tabaco y alcohol cobran una especial relevancia en el caso de los adolescentes Los riesgos que conlleva el consumo de tabaco y alcohol cobran una especial relevancia en el caso de los adolescentes

El consumo de tabaco y alcohol durante la adolescencia tiene consecuencias negativas para la salud de forma inmediata y a largo plazo, sobre todo si el consumo es excesivo.

Diferentes estudios constatan que fumar en exceso a edades tempranas aumenta los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares o respiratorias e incluso cáncer. Las consecuencias inmediatas incluyen la adicción, función pulmonar reducida, deterioro del crecimiento pulmonar y asma.

Por su parte, el consumo de alcohol y la embriaguez temprana se suele asociar con el deterioro psicológico y/o social y efectos perniciosos para el adolescente como el abandono escolar temprano, como no acabar la ESO.

En ambos casos, ese consumo adolescente está asociado a una mayor probabilidad de experimentar con otras drogas o participar en otro tipo de comportamientos que conllevan diferentes riesgos.

Siendo esto así, cabe preguntarse cuál es la radiografía del consumo de tabaco y alcohol de los adolescentes españoles en el contexto de los países de su entorno.

La respuesta a esta pregunta se puede deducir de las conclusiones del estudio ‘Salud de un vistazo 2017’, publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Según ese estudio, el consumo de tabaco y alcohol entre los adolescentes españoles está por debajo de la media del resto de países de la OCDE. Además, se constata que, en España, a los 15 años, el porcentaje de menores que “fuman al menos una vez a la semana” lo hacen en igual medida que en Reino Unido, pero más que en Alemania, Francia e Italia. Y en todos estos países ellas lo hacen en mayor porcentaje que ellos.

En España, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia las adolescentes fuman en mayor porcentaje que ellos

En España, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia las adolescentes fuman en mayor porcentaje que ellos

Al mismo tiempo, las conclusiones del informe indican que los adolescentes españoles que “se han emborrachado al menos dos veces” a lo largo de su vida lo han hecho en menor porcentaje que las alemanas o las británicas, pero más que las italianas o las francesas.

Las conclusiones del estudio sobre el comportamiento de los chicos en edad escolar en relación al tabaco y el alcohol se basan en encuestas que se llevaron a cabo entre 1993-94 y 2013-14 y que incluyen hasta 29 países de la OCDE, Lituania y la Federación de Rusia. Los datos provienen de 1.500 muestras escolares en cada grupo de edad (11,13 y 15 años) en la mayoría de países.

Italianos, los que más fuman; islandeses, los que menos

Del estudio se desprende que “más del 15% de los jóvenes de 15 años fuma al menos una vez a la semana en Francia, Hungría, Italia, Luxemburgo y República Eslovaca, así como en Lituania”, como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir de los datos del estudio.

Consumo de tabaco al menos una vez a la semana entre los menores de 15 años en los países de la OCDE

Consumo de tabaco al menos una vez a la semana entre los menores de 15 años en los países de la OCDE

En el otro extremo del gráfico, “menos del 5% fuma semanalmente en Islandia y Noruega. En toda la OCDE, el promedio es 12%”, añade el informe. España se sitúa en una posición intermedia en el grupo de países por debajo de esa media de la OCDE.

“En promedio, los niños fuman un poco más que las niñas, pero las niñas fuman más que los niños en doce países (Australia, la República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Luxemburgo, la República Eslovaca, España, Suecia y el Reino Unido). Las brechas de género son particularmente altas en Israel, así como en Lituania y la Federación de Rusia”, destaca el estudio.

En cuanto al mayor consumo de tabaco en España por parte de las chicas, cabe recordar que la Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España 2016-2017 (Estudes), hecha pública el pasado 8 de marzo, ya advertía de que las adolescentes están más enganchadas al tabaco, alcohol, pastillas e internet que los chicos.

Otros estudios advierten de que las adolescentes están más enganchadas al tabaco, alcohol, pastillas e internet que los chicos

Otros estudios advierten de que las adolescentes están más enganchadas al tabaco, alcohol, pastillas e internet que los chicos

¿Qué adolescentes beben más?

Volviendo al informe de la OCDE, el país con mayor porcentaje de adolescentes quinceañeros que se han emborrachado al menos dos veces en su vida es Dinamarca, seguida de Hungría y Lituania, como se ve en este otro gráfico.

Los adolescentes que se han emborrachado al menos dos veces a lo largo de su vida

Los adolescentes que se han emborrachado al menos dos veces a lo largo de su vida

“Más del 30% de los jóvenes de 15 años han bebido al menos dos veces en la República Checa, Dinamarca, Hungría, Eslovenia y Reino Unido, así como en Lituania”, dice el informe.

“En Islandia, Israel, Luxemburgo, Suiza, así como en la Federación de Rusia, las tasas caen por debajo del 15%. En toda la OCDE, el promedio es 22.3%, con una pequeña brecha entre niños (23.5%) y niñas (21.2%)”, agrega.

“Disparidades de género, con niños más propensos para beber que las niñas, son especialmente altas en Austria, Hungría e Israel, así como en Lituania y la Federación de Rusia (más de 5 puntos). Solo en Canadá, Suecia y Estados Unidos, las chicas informan ebriedad repetida con más frecuencia que los chicos”, concluye en este apartado.

¿Cuál es la tendencia?

A continuación, los responsables del estudio dibujan algunas tendencias en cuanto al consumo repetido de tabaco y alcohol entre los adolescentes, que “muestran patrones similares”, como se ve en este tercer gráfico.

Tendencias en el tabaquismo regular y la embriaguez repetida entre los jóvenes de 15 años en países seleccionados de la OCDE

Tendencias en el tabaquismo regular y la embriaguez repetida entre los jóvenes de 15 años en países seleccionados de la OCDE

En cuanto a la tendencia, “ambos comportamientos de salud están ahora en su punto más bajo desde 1993-94. El tabaquismo regular muestra la disminución más fuerte, ya que las tasas en niños y niñas se redujo a menos de la mitad entre 1997-98 y 2013-14. La brecha de género para la embriaguez también se ha reducido desde la década de 1990”, señala el estudio.

“Todos los países presentan una disminución en el fumar desde 1997-98, superando el 60% tanto para niños como para chicas en Bélgica, Canadá, Dinamarca, Irlanda, Noruega, Suecia y el Reino Unido; y para niñas en Austria, Finlandia y Suiza”.

El excesivo consumo de tabaco y alcohol por parte de menores está asociado a una mayor probabilidad de experimentar con otras drogas

El excesivo consumo de tabaco y alcohol por parte de menores está asociado a una mayor probabilidad de experimentar con otras drogas

“Las disminuciones son más débiles para repetir embriaguez, y alcanzan el 60% solo para niños en Irlanda y Suecia. Las tasas han aumentado desde 1997-98 para las niñas en el República Checa, Estonia, Hungría, Letonia y Polonia”, señala.

Por otra parte, el informe también advierte de que, “en todo el mundo, un tercio de los jóvenes que experimentan con el tabaco lo hacen como resultado de la exposición a la publicidad, promoción y patrocinio” de cigarrillos.

“Para reducir el consumo de tabaco entre la juventud, su uso entre la población general debe desnormalizarse. Los fumadores jóvenes responden a las políticas que tienen el objetivo de reducir el consumo de tabaco, incluidos los impuestos especiales, impuestos para aumentar los precios, leyes para limpiar el aire en interiores, restricciones sobre el acceso de los jóvenes al tabaco, y una mayor educación sobre los efectos del tabaco”, concluye el estudio.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>