¿Cuanto vale el trabajar en casa?

La buena gestión del hogar incorpora aspectos muy distintos que sin duda poseen un coste de ser realizados desde fuera, pero que carecen de valor econ…

La buena gestión del hogar incorpora aspectos muy distintos que sin duda poseen un coste de ser realizados desde fuera, pero que carecen de valor económico. Para entendernos no están contabilizados en el PIB. Un bar de alterne incide en la contabilidad del PIB, la atención a los niños y personas discapacitadas, la compra y la buena gestión alimenticia, la limpieza de la ropa y su buen cuidado, todo esto y otras muchas cuestiones básicas no forman parte de la contabilidad nacional, a pesar de que tienen valor en el mercado.

No se trata solo del aspecto cuantitativo, es decir, su valor económico objetivo, sino también de la calidad de las tareas. Es difícil que una familia esté bien alimentada a costes razonables si no hay una persona que tenga una formación básica en este terreno que gestione la compra, programe los menús y los elabore. La sustitución de esto es las comidas preparadas, la compra rápida en el supermercado, la prioridad en la velocidad de preparación en lugar del equilibrio nutricional, etc.

Y lo mismo se puede decir de otros ámbitos, el más importante sin duda el cuidado de los hijos. Un reciente estudio que ponía de relieve la correlación entre la enfermedad de la obesidad infantil y el trabajo de la mujer fuera de casa, ha sido singularmente perseguido bajo la reaccionaria idea de que “criminaliza a la mujer que trabaja fuera del hogar”. Se niega la evidencia de los hechos en lugar de preocuparse de encontrar soluciones.

Pero el peso cuantitativo del trabajo doméstico es muy importante. Diversos estudios muestran en qué porcentaje aumentaría el PIB al incorporar la producción doméstica. No existen datos para España, pero un estudio realizado en Cataluña señalaba que en el año 2000, ¡el PIB de esta comunidad se aumentaría en un 66% si contásemos las tareas domésticas!

Las tablas adjuntas permiten comprobar la importancia económica del trabajo en casa y como se distribuye por funciones:

Cuadro comparativo del tanto por ciento de aumento del PIB al incorporarle la producción doméstica

 

Año

% aumento

Alemania

1992

68

Australia

1992

54

Canadá

1992

41

Cataluña

2000

66

Estados Unidos

1976

32

País Vasco

1998

40

Finlandia

1990

45

Francia

1975

31

Japón

1996

15

Noruega

1990

38

Suiza

1997

45

Valor añadido del trabajo doméstico por funciones

Funciones

%

Adquirir bienes y servicios

11,9

Proporcionar educación y cuidado de los niños y personas adultas

23,8

Proporcionar alimentación

18,1

Proporcionar limpieza

12,8

Proporcionar ropa

6,5

Atender el hogar

26.9

Ahora la cuestión básica es ¿por qué no se hace aflorar esta fuente de riqueza y se regulan legalmente dos puntos centrales? Primero, el tratamiento en el ámbito de la seguridad social de esta actividad profesional a cargo del régimen general; y, esencial, su puesta en valor generadora de derechos, de manera que en cada hogar existan dos flujos de aportaciones económicas con independencia de quien las genera, una monetaria, los ingresos que se obtiene por el trabajo externo, y otra que también debe expresarse en euros y que constituye el valor monetarizado de la tarea doméstica.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>