Cuentos completos de Hans Christian Andersen

Quizás la publicación de este volumen de Cuentos completos de Hans Christian Andersen se deba a las celebraciones conmemorativas del segundo centenari…

Quizás la publicación de este volumen de Cuentos completos de Hans Christian Andersen se deba a las celebraciones conmemorativas del segundo centenario de su nacimiento. Si así fuera, el centenario ya habría valido la pena, pues nos deja esta joya que pueden disfrutar todos los amantes de la buena literatura.

 

Y digo todos porque, como siempre pasa con los escritores verdaderamente buenos, se pueden leer a cualquier edad. También Andersen. Hace bien el editor en reproducir en la contraportada del libro el testimonio de una carta de Dickens a Andersen en el que el primero le dice: “Haga usted lo que haga, no deje nunca de escribir porque no podemos permitirnos el lujo de perdernos un solo pensamiento suyo”. No seremos nosotros quienes le enmienden la plana al creador del club Pickwick.

 

El grueso de este volumen son las decenas de cuentos de Andersen. Los hay conocidos como La sirenita, El traje nuevo del emperador, Pulgarcita, El valiente soldadito de plomo o El patito feo. ¡Cuántos recuerdos y evocaciones nos traen estos títulos!

 

A estos clásicos se añaden numerosos cuentos menos conocidos pero no menos brillantes. Y cuidado, que nadie se salte aquellos que ya conoce, la lectura de la versión original le deparará sorpresas, pequeños detalles que o bien le habían pasado por alto o bien habían sido directamente eliminados por un adaptador poco escrupuloso.

 

Junto a estos relatos, perfectamente editados y acompañados por las bellas ilustraciones de época de Vihelm Pedersen y Lorenz Frolich, esta edición de los Cuentos completos nos regala una buena serie de “extras”. En primer lugar, el que quizás sea el texto más conocido de carácter autobiográfico del propio Andersen, El cuento de mi vida sin literatura, un texto no diremos esencial pero sí muy útil para comprender muchos de los aspectos de la obra de Andersen, una obra muy marcada por sus propias vivencias.

 

Sin desmerecer la brillante introducción de Enrique Bernárdez, querría ahora destacar dos de los anexos que se incluyen en este volumen. En primer lugar el mapa de localización de los cuentos, todos desarrollados en su Dinamarca natal. Si Napoleón afirmaba que la historia son hechos situados en un mapa, los cuentos también tienen geografía. Y en segundo lugar reseñar las abundantes notas y el índice onomástico, que nos hablan tanto del esfuerzo del editor como de la riqueza de referencias que encierra la obra del gran escritor danés.

 

Como decían antes, señores y señoras, niños y niñas, grandes y pequeños, preparaos para disfrutar de unas veladas inolvidables en compañía del gran Andersen. Y cuando acabéis, si alguno de vosotros duda de que un buen editor puede redondear una gran obra, leed con atención la nota de impresión del libro, una auténtica delicia. Que san Antonio Abad vele porque estos cuentos alcancen a muchos.

 

Cuentos completos

Hans Christian Andersen

Cátedra

Biblioteca Aurea

1.229 págs.

36 euros

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>