De la ‘Humanae vitae’… a las cuestiones tópicas

El pasado miércoles 27 de noviembre asistí a un debate televisivo donde, en un principio, se deberían haber tratado temas relacio…

El pasado miércoles 27 de noviembre asistí a un debate televisivo donde, en un principio, se deberían haber tratado temas relacionados con el documento enviado por el Vaticano a los obispos para ayudar a preparar el próximo Sínodo extraordinario de la familia, y que incluía un cuestionario relacionado con la mejora de la evangelización de la pastoral familiar.

Precisamente fue este cuestionario lo que levantó más polémica desde un primer momento. Desde mi punto de vista un revuelo excesivo y seguramente incentivado por medios no muy simpáticos a las propuestas papales.

Prácticamente se ha hablado solo del cuestionario, pero es necesario recordar que esta encuesta se encontraba dentro de un documento donde se analizaba que era para la Iglesia la familia y su importancia y funciones, este documento se basaba en diversos pasajes de la Biblia y sobre todo en dos encíclicas papales, una la Humanae vitae y la otra la Familiaris Consortio. Es decir, se trata de un documento poco sospechoso de alejarse de la propia doctrina católica. Es pues en este contexto que se encuentra el cuestionario.

Seguramente las dos temáticas que han causado más revuelo han sido sobre los divorciados y vueltos a casar, y las uniones homosexuales. En el caso de los primeros el cuestionario solo hace referencia a la posibilidad de flexibilizar la anulación matrimonial ya que, como dice el documento, el matrimonio es un sacramento indisoluble el cual la Iglesia no cuestionará. Por lo que hace referencia a las relaciones homosexuales, hay cuatro preguntas de 39 referidas a esta temática. La primera hace referencia a la legislación del país sobre las uniones homosexuales y la posible asimilación de esta como matrimonio en esta legislación, la segunda sobre la actitud de las iglesias particulares sobre estas leyes, la tercera sobre qué pastoral existe en la diócesis para atender a las personas que han decidido vivir este tipo de uniones y, finalmente, sobre cómo comportarse pastoralmente ante el caso de que estas uniones hayan adoptado hijos.

En conclusión, hay pocas dudas en que el Papa sigue la línea de la propia Iglesia que es la de mantener el mensaje de Jesús intacto, ahora bien, si es cierto que se harán modificaciones no doctrinales para adecuar mejor la Iglesia a nuestros tiempos.

A continuación, les dejo el video del debate en que participé sobre este tema, pero que finalmente derivó, o más bien ya desde el minuto cero empezó hablándose de los temas tópicos que parece sean los únicos que interesen a los medios.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>