De Numancia a Trafalgar, de José Luis Olaizola

En varias ocasiones he participado en conversaciones con profesores de secundaria interesados en qué lecturas podrían abrir a los alumnos el interés p…

En varias ocasiones he participado en conversaciones con profesores de secundaria interesados en qué lecturas podrían abrir a los alumnos el interés por la historia. Desde hace días estoy deseando provocar una en la que pueda presentar este libro de José Luis Olaizola.

 

De Numancia Trafalgar narra nueve batallas de la historia de España, porque se inicia con la de Numancia, que es más bien entre íberos, que ya se habían enamorado de las mujeres celtas, y romanos. Pero hay que reconocer que aunque aún faltaba mucho para que cuajara la España que conocemos, aquella gesta aunque derrota, siempre la hemos sentido nuestra.

Olaizola no es historiador, pero sí un buen escritor. Por eso no hay que esperar de él la precisión de los libros de historia (por cierto no siempre tan precisos) y en cambio se le debe reconocer el buen hacer de su pluma que aporta a este libro una prosa limpia y elegante de la que también empieza a estar escasa la literatura castellana de nuestro tiempo. Es un gozo tener, de vez en cuando, que acudir al diccionario para celebrar que una palabra está convenientemente usada y no introducida con calzador apelando a un sexto o séptimo sentido y aún entendido metafóricamente. Y este es un valor añadido del libro.

 

Olaizola recorre algunas batallas, todas importantes y que han marcado hitos en la historia de España: Numancia, Guadalete, El Cuarte, Toro, Otumba, Cajamarca, Lepanto y Trafalgar. Se combinan victorias y derrotas y se prima el papel de los que intervienen por encima de los meros acontecimientos. De ahí que se despierte el interés por el Cid, Hernán Cortés, Juan de Austria o Gravina, por citar algunos.

Es la preocupación por lo humano la que atrae y dota a la narración de un atractivo. De tal manera que estas nueve batallas (cómo me hubiera gustado algún apunte de la guerra contra el francés), se hacen cortas en el libro y nos gustaría que Olaizola las hubiera alargado un poquito para mayor deleite. Lograr entretener con un libro que habla de guerra sin despertar sentimientos hostiles, ni siquiera contra quienes en otro tiempo nos derrotaron, es otro de sus logros. Lo que sí consigue es reconciliarnos con nuestra historia. Y por fin alguien habla con orgullo de una batalla como la de Lepanto que salvó a Europa, si bien, como apunta el autor: “Quizá la lucha contra el musulmán, aunque de manera distinta, sigue hasta nuestros días”.

 

Este libro, corto de páginas pero lleno de conocimiento y bien aderezado, rinde homenaje a la gran historia de España que no tuvo más remedio que abrirse camino a través del tiempo en el campo de batalla. Ojalá en el mundo no tuvieran que haber guerras, pero si son inevitables que no falten en ellas los grandes personajes de los que nos habla este libro. Personas que, por encima de su estrategia militar o de la necesidad del olor a pólvora, tenían grandes ideales por los que valía la pena empuñar la espada. Quito de esta lista a Pizarro cuyo comportamiento al ajusticiar a Atahualpa desagradó profundamente a Carlos V.

 

De Numancia a Trafalgar puede leerlo todo el mundo porque no es un libro para la polémica sino para levantar el estúpido velo que, por intereses políticos e ideológicos, se ha cernido sobre lo que debemos llamar “nuestra historia”. No defrauda pero abre el apetito para desear saber más.

 

 

DE NUMANCIA A TRAFALGAR

Victorias y derrotas de nuestra historia

José Luis Olaizola

Temas de hoy

218 págs.

19 €

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>