Definición de aborto, según un especialista: “la muerte intencionada de un individuo de la especie humana”

El pasado 31 de enero la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, presentaba su proyecto de ley para despenalizar el aborto en su país, una prop…

El pasado 31 de enero la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, presentaba su proyecto de ley para despenalizar el aborto en su país, una propuesta rechazada de plano por la Iglesia chilena y una gran parte de la sociedad. En cualquier caso, el debate sobre la conveniencia o no de aprobar esa ley sigue abierto entre los chilenos.

Sin embargo, ante los argumentos de la calle a favor y en contra de la despenalización del aborto libre en Chile, la voz de expertos y científicos tiene mucho que decir al respecto. Un ejemplo de ello es la autorizada opinión de Jorge Becker Valdivieso, cirujano, ginecólogo obstetra, especializado en Medicina Materno fetal, que hace la siguiente definición sobre lo que es un aborto: “la muerte intencionada de un individuo de la especie humana”.

Este reconocido experto en Terapia Fetal invasiva, actualmente Jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Regional de Talca (Chile), conoce de primera mano la verdadera situación del aborto en España y Chile (país donde hasta la fecha es ilegal provocar la muerte de seres humanos en gestación).

Sus conocimientos sobre la estrategia que se sigue en su país para imponer el aborto libre, si fueran considerados por las autoridades políticas con el objetivo de alcanzar el bien común, provocarían la inmediata retirada del proyecto de ley que quiere aprobar Bachelet.

“Un embrión de la especie humana”

En una entrevista concedida a la revista Credo de Chile, en su edición impresa especial “Los muertos no callan”, reproducida en Portaluz.org el pasado 20 de marzo, el doctor Becker analiza y deja en evidencia las que califica como mentiras de los promotores del aborto libre.

En esa entrevista, cuando se le pregunta sobre los proyectos de ley del aborto y lo que establecen los hechos biológicos, Becker recuerda a los lectores una cuestión fundamental, que “las leyes son creadas por el ser humano para regular las sociedades, y eso es bueno siempre y cuando ellas vayan de acuerdo al bien común”.

“Hay hechos biológicos que son indiscutibles y que actualmente están ampliamente estudiados por la ciencia. Uno de ellos es el inicio de la vida, que tiene especial relevancia cuando estamos hablando de una acción que va a terminar con la vida de individuos de nuestra especie”.

“Este hecho biológico no es un invento de alguna creencia religiosa ni de un partido político ni una corriente filosófica, es un evento que ocurre de manera natural día a día en las especies sexuadas, por eso llama profundamente la atención que algunos no reconozcan que en la fecundación se inicia la vida de un individuo de una especie sexuada, en nuestro caso un embrión humano, que no es una cosa, no es un perro, no es un gato, repito: es un embrión de la especie humana”, señala.

El doctor Becker insiste de forma taxativa sobre esta cuestión diciendo que “no se debe olvidar que lo único cierto en un aborto provocado, legal o ilegal, porque debemos tener claro que el aborto por muy legal que sea sigue siendo algo provocado y premeditado, es que ocurrirá la muerte intencionada de un individuo de la especie humana y eso no tiene discusión”.

Juegos de palabras abortistas

A continuación advierte de que “la interrupción legal del embarazo (ILE en España), interrupción voluntaria del embarazo (IVE en Francia), o como en el caso de los países ingleses, Termination of pregnacy, cuya abreviatura es TOP, sonando casi elegante, son juegos de palabras que están asociados a la implementación de la ley de aborto para no hacerlo tan duro, el punto está en que nadie habla de matar ni del inicio de la vida, porque eso dificulta conseguir una Ley de Aborto y suena terrible ante la opinión pública”.

La cuestión de fondo sobre los supuestos argumentos científicos que plantean los defensores del aborto libre es que “en realidad no existen argumentos científicos, existen sólo mitos que han sido repetidos hasta el cansancio para convencer a las sociedades que el aborto es algo necesario y bueno, en los cuales se apoyan los proyectos abortistas”.


El ejemplo de Nathanson y la táctica abortista

Para ilustrar esta cuestión, Becker recuerda en la entrevista la historia de Bernard Nathanson, conocido como “el rey del aborto”, que desarrolló una táctica que ha sido implementada en todos los países para lograr su legalización. “Él se reconoce como responsable de 75.000 abortos legales en EEUU, de los cuales 5.000 los hizo él personalmente, incluyendo a uno de sus hijos (le hizo un aborto a una mujer que era su pareja y estaba embarazada de él). Bernard Nathanson cuenta toda su historia en un libro, Abortando en Estados Unidos (Aborting America)”.

En ese libro, “narra que en la década de los ochenta, cuando se masificó la ecografía a nivel mundial se dio cuenta de que estaba matando seres humanos, es decir, cuando realizaba ecografías advirtió que ese niño se movía, que estaba vivo, que tenía latidos, algo que hoy parece obvio pero que era más desconocido antes de la irrupción de la ecografía”.

“Fue así como entendió qué era realmente lo que estaba haciendo y se transformó en uno de los grandes detractores del aborto, dedicando el resto de su vida a ello, algo sobre lo que informábamos en ForumLibertas.com el 31 de enero de 2013, con La Mano de Dios, el ejemplo provida del doctor Bernard Nathanson, quien falleció el 21 de febrero de 2011, dedicando sus últimos días a realizar campañas contra el aborto.


Los tres pasos

“Él explicó cómo lo hizo en EEUU, para lograr tener una ley de aborto. Para aprobarla no se necesita más que seguir una táctica, que se ha hecho sistemáticamente en todos los países hasta lograr la legalización”, explica Becker en la entrevista.

“Y esta táctica consiste en:

1. Apoderarse de los medios de comunicación para mentir descarada y repetidamente, aumentando las cifras del aborto clandestino y de mortalidad materna por esta causa. Este primer paso ocurre hace años en Chile. Es totalmente obvio que nadie puede saber cuántos abortos clandestinos hay en un país, porque son ilegales y es imposible que alguna institución lleve cuenta de abortos clandestinos, pero los partidarios de la ley de aborto se han dedicado a inventar una cifra que habla de 100.000 a 150.000 abortos al años en Chile. Estas cifras son un invento, obtenido de una forma absolutamente subjetiva, no tienen ningún sustento real y obviamente impactan si consideramos que en nuestro país hay 250.000 partos al año, es decir, de acuerdo a esos números abortarían al menos un 30% de las mujeres que se embarazan.

2. En un segundo paso, Nathanson indicó que para concientizar a un país a favor del aborto, se debe ridiculizar a la Iglesia Católica, que es el gran obstáculo contra la aprobación del aborto, y aprovechar para esto el haberse apoderado de los medios de comunicación, diciendo que los católicos quieren el aborto, pero la jerarquía católica lo impide. Para ello, según el mismo Nathanson, se deben manejar las encuestas y así los católicos pensarán que ellos mismos están a favor del aborto y terminarán aceptándolo como una verdad. Esto también ocurre en Chile, cuando uno habla con católicos ya justifican el aborto bajo ciertas circunstancias y atacan a su jerarquía por ‘retrógrados’ sin entender que el problema de fondo es que estamos hablando de matar seres humanos.

3. El último paso es ignorar cualquier estudio científico que diga que la vida se inicia con la concepción y ridiculizar a los investigadores que afirmen esto, situación que hoy es imposible desconocer porque hay evidencia médica clara al respecto”.

“Una vez que los abortistas consiguen convencer a la sociedad de los puntos anteriores, la consecuencia fatal es obtener la ley de aborto, y así es como se ha hecho en todos los países del mundo, y también en Chile”, añade el experto, que, en referencia a su país sobre esta cuestión, concluye que “aquí estamos con anestesia total. Las autoridades repiten que hay que legislar porque éste es un problema gravísimo de salud pública, en base a mentiras reiteradas”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>