Del 11-S al 11-M

Con motivo del décimo aniversario, hemos podido ver el homenaje que los americanos han hecho a sus víctimas muertas en las Torres Gemela…

Forum Libertas

Con motivo del décimo aniversario, hemos podido ver el homenaje que los americanos han hecho a sus víctimas muertas en las Torres Gemelas. Al ver esto pensé en lo que pasamos en España el 11-M, por supuesto con menos muertos que en EEUU. En este homenaje quise ver que todas las víctimas son de primera categoría y no de varias categorías de 1ª,2ª,3ª, etc., como pasa en otros lugares. Nos decían que por las calles de Washington y Nueva York, cada día que duró este evento, se encontraban homenajes y tributos a los que ellos consideran héroes, recordando tanto a los bomberos, policías, etc., como a los pasajeros y trabajadores en las Torres, que dieron sus vidas por salvar la de otros.

Allí estaban los útiles de su trabajo, sus cascos quemados, sus herramientas maltrechas, etc., testigos del horror y de la dignidad y la entrega de los héroes del 11-S.

A la memoria y dignidad que EEUU ofrece a sus cerca de 3.000 asesinados, se suma la justicia, en la persecución a los culpables de la masacre desde el primer minuto hasta finalizar con la captura y ejecución del cabeza pensante de los atentados, Bin Laden. Ante estos hechos y las comparaciones con España me venía a la cabeza la exclamación que hacía una de mis muchas sobrinas cuando algo le gustaba: “¡me lo pido!”. En este caso digo lo mismo: “me lo pido”, me pido un país unido en la desgracia pero también en las alegrías.

Contrariamente, las víctimas y sus familiares de la acción terrorista del 11-M de nuestro país llevan años reclamando memoria, dignidad y justicia para quienes, sin comerlo ni beberlo, el terror segó sus vidas. También piden no olvidar lo inolvidable, porque aquí se hizo un maniobra de seguimiento que no convenció a casi nadie y después de tantos años aun no se sabe quien fue o quien dirigió algo tan cruel y tan triste como el asesinato de casi 200 personas y porque, si han pillado al culpable o si han capturado a quien se le ocurrió la matanza, que nos enteremos todos como hacen en otros países.

Personalmente, me cuesta creer la comedia judicial que nos vendieron, dar crédito a algo que aún no se sabe siquiera qué explosivos se utilizaron. En la Zona Cero de Nueva York, como testigos del horror y también de la dignidad y de la entrega de los héroes del 11-S, estaban los cascos quemados y sus herramientas maltrechas, además de las personas, para dar testimonio, pero al mismo tiempo como pruebas de lo que pasó. Aquí, de los restos de los trenes y los vagones, de las ropas y otros enseres, etc., que se encontraron en el lugar de los atentado de Madrid en el 11-M, no sabemos nada. Cabe preguntarse: ¿Dónde están?, o ¿por qué alguien los destruyó, si es que los destruyó? Por favor, más razones, mayor dignidad para las victimas y menos política, no creo que sea pedir demasiado.

Hazte socio

También te puede gustar