Desalar el agua del mar: caro para regantes y consumidores

El mapa de las desalinizadoras que el Gobierno español tiene previsto para la costa mediterránea, como solución para paliar el problema del agua, pued…

El mapa de las desalinizadoras que el Gobierno español tiene previsto para la costa mediterránea, como solución para paliar el problema del agua, puede ser insostenible a medio plazo debido al incremento del coste energético.

 

El agua obtenida de las desaladoras saldrá cara a los agricultores y a los consumidores, ya que la crisis del petróleo a nivel internacional y el inevitable incremento de las tarifas eléctricas en España incidirán en el precio final a pagar por esa agua.

 

Así lo ha manifestado ya la Federación Nacional de Regantes, que ve inviable la captación de agua a través de este sistema y advierte del freno que supone para la modernización de los regadíos.

 

Cabe preguntarse por qué el Gobierno de Zapatero mantiene la elección de este modelo de obtención de agua precisamente cuando el precio del petróleo sigue escalando posiciones y el de la electricidad en España está condenado a incrementarse todavía más, antes o después.

 

Sube el petróleo, sube la luz

 

De hecho, el precio del barril de petróleo está ya por encima de los 139 dólares y el director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Khan, ya ha vaticinado que, de seguir así, podría alcanzar los 200 dólares el barril a finales del presente año.

 

Otras voces más pesimistas, como la del director general de la petrolera estatal rusa Gazprom, Alexey Millar, pronostican que el oro negro llegará a pagarse en el mercado a cerca de 250 dólares el barril.

 

De ser así, el coste de la electricidad se disparará de forma espectacular y en España se notará especialmente, por la gran dependencia que tenemos del petróleo.

 

Cabe recordar que el recibo de la luz español, que aumentará entre un 5 y un 6% a partir de julio, pero previsiblemente subirá aún más antes de final de año, acabará por rendirse a la dinámica que marca el precio del petróleo.

 

Por todo ello, el coste de desalar agua se verá incrementado de forma considerable, ya que se trata de un proceso de conversión que requiere de un gran gasto de energía eléctrica.

 

Lo saben los regantes

 

Así lo han expresado los regantes, que advierten de que el mapa de desaladoras previsto por el Gobierno no es la solución para un sector que consume siete de cada diez litros de agua que circula por nuestro país.

 

Tras el aumento de las tarifas eléctricas anunciado por el Ejecutivo, la Federación Nacional de Regantes afirma que “la agricultura se puede convertir en inviable debido al coste energético”.

 

También lo constata la Asociación Tecnológica para el Tratamiento del Agua, que engloba a las principales empresas españolas en el campo de la desalación: “Se puede afirmar que hay una relación directa entre consumo energético y coste del agua producida, y entre éste y la producción de agua desalada”.

 

¿Y el consumidor?

 

Pero, no sólo para el agricultor resultará caro el proceso de desalar el agua. Nadie explica, por ejemplo, qué tendrá que pagar el ciudadano por el agua que beberá en los próximos años en el área de Barcelona.

 

Si se considera que Barcelona y su región consumirán agua procedente de cuatro desalinizadoras y que dos tercios de los nuevos recursos para esta zona proceden de la misma fuente, las perspectivas no son alentadoras.

 

Se calcula que en 2012 el área de Barcelona recibirá un 42% más de agua, o sea unos 300 hm3 más cada año sobre los 700 hm3 anuales actuales. De ellos, aproximadamente un 27% se obtendrán de las cuatro plantas desalinizadoras previstas.

 

Teniendo en cuenta que el coste energético juega un papel importante en el proceso de dasalar agua, ¿cómo repercutirán las desalinizadoras en el precio final del agua que pagarán los ciudadanos?

 

Artículos relacionados:

 

El camelo de la tarifa eléctrica: lo que no pagamos en el recibo lo hacemos con los Presupuestos

 

La izquierda decide con su voto subir el recibo de la luz un 11,3%

 

El precio de la luz y honestidad política

 

Guerra del agua: La Vanguardia y El Periódico, a la greña

 

Congelar la tarifa eléctrica no es ningún regalo: Las familias pagarán la deuda acumulada

 

Dudas sobre el plan que sustituye al trasvase del Ebro

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>