Despilfarro en la BBC: indemniza al director general cesado por el ‘caso Savile’ con 560.000 euros por sus 54 días en el cargo

Tras los recientes escándalos que han sacudido a la BBC, primero el de la ocultación del ‘caso Savile’, el fallecido present…

Tras los recientes escándalos que han sacudido a la BBC, primero el de la ocultación del ‘caso Savile’, el fallecido presentador estrella de la cadena pública de televisión británica acusado de pederastia, y a los pocos días el de falsear una información sobre pedofilia al acusar injustificadamente a un político conservador de abusar de quinceañeros, una nueva ‘arbitrariedad’ de sus dirigentes vuelve a minar la ya maltrecha credibilidad de la BBC.

En esta ocasión se trata de la indemnización que percibirá su dimitido director general, George Entwistle, que asciende a 560.000 euros por los 54 días que llevaba en el cargo, en los que ha tenido que hacer frente a los dos escándalos mencionados, es decir algo más de 10.000 euros por día trabajado.

Así, su salida de la BBC, más que justificada, ha generado una nueva polémica ante la opinión pública, que critica el despilfarro de la BBC al ver cómo dilapida el dinero público con esa indemnización millonaria.

“Difícil de justificar”

El asunto ha saltado hasta las altas esferas políticas y a la cadena pública de televisión británica le llueven las críticas, a pesar de la tradición de independencia de la que presume la BBC como su propia señal de identidad.

Incluso el primer ministro, David Cameron, se ha referido al dispendio que supone esa indemnización, y el viceprimer ministro, Nick Clegg, ha afirmado que la cifra que percibirá Entwistle “es difícil de justificar”.

Otro blanco de las críticas por este affaire es Chris Patten, que preside el organismo BBC Trust, supuestamente encargado del control del grupo audiovisual. Precisamente, Patten es el encargado de buscar un sustituto para el puesto de director general de la cadena pública.

Por otra parte, la BBC ha abierto un proceso disciplinario por el reportaje de investigación del programa Newsnight, que acusaba al tesorero de los conservadores en los tiempos de Margaret Tatcher, lord Alistair McAlpine, de estar implicado en casos de actividades sexuales con menores.

Las medidas podrían derivar en nuevas sanciones, después de la salida de la cadena de la directora de informativos de la BBC, Helen Boaden, y su ‘número dos’, Steve Mitchell.

Tras los errores periodísticos “inaceptables” que se produjeron en ese reportaje, la BBC ha iniciado así la apertura inmediata de “procesos disciplinarios” que apuntan al director de la BBC en Irlanda del Norte, Peter Johnston, “implicado en las decisiones relativas al reportaje”.

El documento que está siendo analizado se basaba en el testimonio de un hombre que posteriormente se retractó.

Todo este embrollo, así como el nuevo escándalo por la indemnización que cobrará Entwistle, ponen de manifiesto el tremendo error que supone que tras el supuesto control de un ente público como la BBC estén los propios profesionales del mismo.

Una situación que acaba generando ciertos privilegios que, antes o después, acaban por salpicar al propio organismo público de comunicación.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>