Diario de campaña (5): hay debates y debates

He revisado con calma el Cara a Cara entre Rajoy y Rubalcaba organizado por la Academia de TV, y los debates a cinco de TVE y TV3 celebrados estos &ua…

Forum Libertas

He revisado con calma el Cara a Cara entre Rajoy y Rubalcaba organizado por la Academia de TV, y los debates a cinco de TVE y TV3 celebrados estos últimos días. Entre ellos hay diferencias sustanciales. El primero fue encorsetado, antiguo, afectado de una carencia de inicio: que era un debate sólo entre dos, dejando fuera el resto de fuerzas con representación parlamentaria. Un moderador de piedra, y cualquier espacio para la sorpresa desterrado, como consecuencia del pacto entre ambos partidos para evitar el mínimo riesgo para sus candidatos.

Un segundo debate, en TVE, entre representantes de los cinco partidos con grupo parlamentario. Otro escenario, mucho más moderno, más agilidad, más intervenciones y un papel más activo de la moderadora, pero también un condicionante previo: la ausencia de los dos candidatos principales, Rajoy y Rubalcaba, que provoca que el resto de formaciones inviten a sus segundos o terceros espadas, y eso hace perder interés de la audiencia. Sin embargo, un buen balance y buenas intervenciones de los participantes.

Y, finalmente, el debate en TV3, ya consolidado después de muchos precedentes en las anteriores convocatorias electorales. También un debate ágil, ahora sí con los números uno de cada partido en Cataluña. Intervenciones breves, puesta en escena y realización impecable, una moderadora siempre atenta, propuestas, ideas, respeto, discusión, una fiesta para la democracia parlamentaria.

Ya sé que es difícil, quizás no lo harán, pero los dos grandes partidos deberían hacer un esfuerzo por defender la pluralidad de nuestra sociedad y los medios de comunicación, especialmente los públicos, deben combatir el bipartidismo que invade todas las campañas. Los debates entre candidatos deben ser abiertos a todas las fuerzas con representación, se debe partir de las mismas condiciones y que después sean los ciudadanos los que decidan. En esto, Cataluña hace años que da lecciones de diversidad con debates con todos los candidatos y debería ser un modelo a imitar.

Hazte socio

También te puede gustar