Diario de precampaña (11): la candidata desaparecida

No se ha prodigado mucho Carme Chacón durante esta precampaña que ahora acaba. Fue proclamada candidata por el PSC y cabeza de lista por…

Forum Libertas

No se ha prodigado mucho Carme Chacón durante esta precampaña que ahora acaba. Fue proclamada candidata por el PSC y cabeza de lista por Barcelona en las elecciones al Congreso y sus apariciones en los últimos días se pueden contar con los dedos de las manos. No creo que sea fortuito, la todavía Ministra de Defensa tiene muy buenos asesores. Ella era la alternativa non nata a Rubalcaba.

Cuando ZP dijo que lo dejaba lo tenía todo preparado y la guardia pretoriana felipista volvió a sacar la cabeza para decir que no era el momento para experimentos con primarias, tal como estaba el patio. Y ella, que nunca había manifestado formalmente que quería ser candidata del PSOE, compareció para decir que renunciaba como sacrificio en beneficio del partido y del país. Ahora se encuentra en una contradicción. Su futuro en política pasa necesariamente por el fracaso de su adversario Rubalcaba. Un buen resultado de don Alfredo, aunque todo el mundo dé por supuesto que no será el ganador de las elecciones, la dejaría muy mal situada para alcanzar el poder en el PSOE y poder aspirar a presentarse dentro de 4 años. Sin embargo, ella debe conseguir un buen resultado en Cataluña para mostrar una hoja de servicios que la avale ante su partido si la castaña de Rubalcaba es tan fuerte como pronostican las encuestas. O sea, que debe ganar en Cataluña y el PSC ser la fuerza más votada, pero el PSOE se ha de hundir en el resto de España para que ella pueda presentarse como la alternativa neozapaterista al próximo Congreso del PSOE.

Ya sé que es complicado, pero la política interna de los partidos funciona de esta manera. Por eso hasta ahora la estrategia de Chacón es la de mínimo riesgo y ver cómo se quema el candidato Rubalcaba. Ella puede justificar su ausencia porque todavía es ministra, no como el otro que dejó el gobierno para poder desmarcarse de las decisiones de Zapatero (aunque esto parezca un trabajo imposible para quien ha formado parte de todos los gobiernos socialistas que hemos tenido en España). Y ahora, cuando empiece la campaña, será el momento de salir de nuevo de los cuarteles de verano (nunca mejor dicho) para administrar, con prudencia, sin estridencias, sus apariciones, como compromiso ineludible para una cabeza de lista por Barcelona.

Pero estoy seguro de que la mirada y el pensamiento de Carme Chacón en los mítines del PSC no estarán allí mismo, en los locales donde se celebren, ni en los quince días de campaña, sino que estarán más lejos, en una fecha indefinida, después del 20-N y en un Congreso del PSOE donde ella, y sus referentes políticos y mediáticos, aspiran a recuperar los reinos perdidos de un partido dividido en dos.

¡Ah! Y este diario de precampaña llega al final de su trayecto y se transforma, a partir de ahora, en diario de campaña hasta el día de las elecciones. Quedan todavía un poco más de dos semanas para comprobar si, como parece, Mariano Rajoy será el próximo presidente del Gobierno del Estado.

Hazte socio

También te puede gustar