‘Diccionario de Teología Moral’, de Aurelio Fernández

Aurelio Fernández es un moralista reconocido en España que, además, ha dedicado un gran esfuerzo a compendiar la Doctrina Moral. Este trabajo exige un…

Aurelio Fernández es un moralista reconocido en España que, además, ha dedicado un gran esfuerzo a compendiar la Doctrina Moral. Este trabajo exige una visión de conjunto y un conocimiento profundo de todos los aspectos de la disciplina. Como gran fruto de esa dedicación surgió su Teología Moral en tres volúmenes que, en menos de diez años, ha alcanzado la cuarta edición. Un segundo gran fruto ha sido este monumental Diccionario de Teología Moral que no sólo oferta una amplia información estructurada en más de 600 entradas, sino que tiene una eminente finalidad pastoral.
 
En la presentación se refiere el autor a la llamada que hizo Juan Pablo II para que los sacerdotes estuvieran bien formados en teología moral. Este diccionario, que abarca los aspectos fundamentales de la moral y los temas más recurrentes, evita las polémicas y aporta al lector la enseñanza clara de la Iglesia cuando esta existe.
 
En los casos discutidos aporta las distintas enseñanzas de diversos autores, pero se mantiene siempre en los límites del magisterio eclesial. Es esta una característica importante a tener en cuenta porque servirá de manual de consulta inmediata.
 
Por otra parte, y aún con los límites propios de los diccionarios, permite un cierto estudio sistemático de la disciplina, aunque sea a un nivel introductorio. Un índice temático, muy bien estructurado, al final del libro, permite un recorrido por los fundamentos de la Teología Moral, su historia, y los grandes ámbitos de la disciplina.
 
Aurelio Fernández, que muestra un conocimiento muy actualizado de la bibliografía y se caracteriza por la reflexión comedida, hace una Teología Moral que tiene muy en cuenta las enseñanzas escriturísticas, además del Magisterio. Y, sin desconocer las aportaciones de la ética filosófica, sitúa esta disciplina en su ámbito correcto. Por ello dedica dos sugerentes entradas a tratar de “la especificidad de la moral cristiana” y a su “fundamentación”. De esa manera alcanza un equilibrio entre los peligros de la casuística y de la abstracción que se queda en planteamientos generales sin aportar ninguna respuesta.
 
El autor, en su planteamiento, no ha descuidado que la moral se ordena a la perfección del hombre en su seguimiento de Jesucristo. Es por ello que, oportunamente, se trata de la vocación, de los carismas, o de la virginidad, por ejemplo.
 
Aunque se recogen todos los grandes temas de la moral, el autor, por la finalidad pastoral ya indicada, presta atención singular a los nuevos retos que se plantean. En ese sentido son muy sugerentes, a la vez que útiles, todas las entradas dedicadas a la bioética, a la moral sexual y familiar y a temas candentes de ética social y política.
 
Se trata de un gran diccionario que, en algunos aspectos sobrepasa lo que cabría esperar de una obra de esta clase (por ejemplo en la gran cantidad de información que se da sobre autores clásicos). La falta de libros de esta clase -otros ya existentes en lengua castellana no cumplen totalmente los cometidos que cabría esperar de autores católicos-  lo hacen especialmente recomendable y, de manera especial, para los sacerdotes. Ciertamente muchos temas precisarían de un mayor desarrollo, pero todo cuanto se dice aquí está pero que muy bien dicho.
 
DICCIONARIO DE TEOLOGÍA MORAL
Aurelio Fernández
Monte Carmelo
1.477 págs.
71,00 €
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>